Archive for the ‘Economía y Finanzas’ Category

h1

El auge y caída de BlackBerry

10/21/2016

Moneydoc [Icon By Buuf]
 Economía y finanzas.

Yo uso un BlackBerry. Estoy tan atrasado en la tecnología de comunicación móvil, que creo que un smartwatch puede ser un salto demasiado lejos para mi.

Derek Blasberg (n. 1982). Escritor, autor fashionista y editor de origen norteamericano.

Para aquellos que desconozcan acerca de BlackBerry, ésta es (¿fue?) una extraordinariamente innovadora empresa canadiense de dispositivos electrónicos, que experimentó un auge entre los años 2010 y 2012, pero que en la actualidad, está a punto de desaparecer. Fundada como Research In Motion o RIM en 1995, los teléfonos celulares diseñados por esta compañía eran considerados el non-plus-ultra de la tecnología móvil, debido a su gran versatilidad y una serie de aplicaciones que, en su momento, fueron revolucionarias, como el correo electrónico, el navegador y la mensajería instantánea. De hecho, su principal característica era un teclado físico, cuyas teclas eran como las drupas de una zarzamora (Ingles: blackberry). Por ello, la compañía y sus productos tenían tal renombre, que no era poco común encontrar a los altos ejecutivos y políticos de la época – tales como la Secretaria de Estado norteamericana Hillary Clinton y el CEO de Google, Erick Schmidt – usando estos dispositivos.

Pic: BlackBerry Quark 6210 (2003)
El BlackBerry Quark 6210, lanzado a la venta en 2003, fue uno de los primeros teléfonos celulares que contenían las aplicaciones de un PDA (Personal Digital Assistant), incluyendo calendario, lista de contactos, bloc de notas y agenda electrónica: la era del smartphone había comenzado. (Fuente: ZEITmagazin Online)

Gracias a estas ideas, el gigante tecnológico pasó de tener 534,000 usuarios en 2003 hasta la impresionante suma de 80 millones en 2012, alcanzando una participación de poco más del 20% en el mercado global de celulares. Sin embargo, nada dura para siempre: hoy en día, BlackBerry se ha convertido en el sotanero de los fabricantes de teléfonos inteligentes, con un insignificante 0.1% del mercado, o no más de 4 millones de usuarios a nivel global. ¿Qué pasó? La organización dejó de innovar, mientras participaba en un mercado de tecnología de consumo que se mueve a pasos agigantados. Así, mientras los canadienses se dormían en sus laureles, sus principales competidores – Apple y Google – invertían enormes sumas de dinero en investigación y desarrollo para eventualmente, apropiarse del mercado de comunicación móvil: Apple se enfocó en la pantalla táctil, ergonomía y facilidad de uso, mientras Google perfeccionaba el núcleo de Linux hasta convertirlo en el poderoso sistema operativo Android, usado por casi todos los demás proveedores de telefonía celular, como Samsung, Huawei y HTC. Como referencia, hace algunas semanas fue lanzado a la venta el nuevo iPhone 7; durante el primer minuto que este dispositivo estuvo disponible al público, Apple ya había vendido un récord de 20,000 unidades.

Pic: The Rise and Fall of BlackBerry ~ Business Insider


Ventas de smartphones BlackBerry, en millones de dispositivos.
(Fuente de la imagen: Business Insider)
¿Qué mató a BlackBerry? De acuerdo al Time Magazine, la debacle se debió a una falta de visión y fallas en su estrategia corporativa:

En primer lugar, después de crecer hasta dominar el mercado corporativo, BlackBerry fue incapaz de entender que los consumidores finales – no los clientes de negocios – conducirían la revolución del teléfono inteligente.

En segundo lugar, BlackBerry se mostró indiferente ante la aparición de la “economía de las aplicaciones” (App Economy), la que habría llevado a la adopción masiva de los dispositivos basados en iOS y Android mediante sus respectivas app stores.

En tercer lugar, BlackBerry no se dio cuenta que los teléfonos inteligentes podrían evolucionar más allá de simples dispositivos de comunicación hasta convertirse en centros de entretenimiento móvil, que incluyen juegos, audio y video.

Finalmente, BlackBerry insistió en la producción de teléfonos con teclados, incluso después de que quedara claro que los usuarios prefieren las pantallas táctiles, las cuales permiten una mejor visualización de vídeo y navegación en la Web. Cuando BlackBerry se decidió a lanzar un dispositivo de pantalla táctil, ya era demasiado tarde, pues fue visto como una mala imitación del iPhone. El último clavo del ataúd consistió en el lanzamiento del Priv, un smartphone basado en Android, en vez de alguno de sus sistemas operativos propietarios (BlackBerry 10, BlackBerry OS).

Es así como el pasado 20 de Septiembre, John Chen, actual CEO de BlackBerry, anunció que esta compañía dejará de producir teléfonos celulares, dejando el desarrollo de hardware en manos de terceros. De ahora en adelante esta empresa, que alguna vez fue vista como uno de los iconos del mundo de los gadgets, se convertirá solamente en un vendedor de soluciones de software para movilidad empresarial. Aunque de momento a BlackBerry le está yendo muy bien en este nicho de mercado – con un ingreso de US$334 millones y un crecimiento de 89% anual – todavía está por verse qué tan competitiva es a largo plazo, ya que como bien sabemos aquellos que tenemos varios años en esta industria, a veces no importa qué tan capitalizada está una organización, un pequeño startup puede aplastarte si posee una idea lo suficientemente innovadora. Así que, la compañía tendrá que reinventarse, no olvidarse de los geeks y convencernos a todos de que sus productos siguen siendo buenos, bonitos y baratos. De lo contrario, BlackBerry seguirá el destino de empresas como Yahoo, otro gigante de la tecnología con un triste destino que ha alcanzado niveles de meme:

1998: Yahoo se niega a comprar Google por 1 millón de dólares.

2002: Yahoo se da cuenta de su error y trata de comprar a Google por 3 billones de dólares; Google dice “dame 5 billones”. Yahoo dice NO.

2008: Yahoo se niega a ser comprado por Microsoft en 40 billones de dólares.

2016: Yahoo es comprado por Verizon en 4.6 billones de dólares. Google vale US$82.5 billones.

h1

Mapas con la actividad económica de Estados Unidos y México, dividida a la mitad

02/28/2014

Moneydoc [Icon By Buuf]  Economía y finanzas.

La creencia perenne de que aquellos que trabajan duro y siguen las reglas del juego serán recompensados con un presente más cómodo y un futuro más sólido para sus hijos, enfrenta un asalto desde casi todas las direcciones. Ese gran enemigo del capitalismo democrático, la desigualdad económica, es real y creciente.

Jon Meacham (n. 1969). Escritor y reportero, editor ejecutivo y vicepresidente del grupo editorial Random House.

Primero, una pregunta capciosa: Siendo la nación más rica del planeta, los Estados Unidos son uno de los países con mejor distribución del ingreso, ¿cierto? Falso. De acuerdo al difunto Occupy Wall Street e información estadística proporcionada por las Naciones Unidas, los E.E.U.U. son uno de los países con mayor desigualdad del mundo, localizándose en el lugar 121 de 160 naciones evaluadas, casi a la par de economías como Malasia y Ecuador, y apenas un poco mejor que otros países como México, China y la República del Congo. En términos generales, los gringos no prestaban atención a la corrupción y enorme desigualdad porque no importaba si un CEO se hacía obscenamente rico a través de tráfico de influencias y fraude bursátil, siempre y cuando ellos pudiesen vivir el “sueño Americano” – una casa en los suburbios con carro en el garaje y una barbacoa en el jardín. Pero ahora que hasta los recién egresados de universidades de prestigio no encuentran trabajo y están sumidos en deudas impagables debido a sus estudios, muchos estadounidenses están empezando a preguntarse: ¿en qué momento perdimos el rumbo?

Es así como el usuario de Reddit, atrubetskoy generó un mapa de los Estados Unidos donde presenta geográficamente dónde se genera el 50% del Producto Interno Bruto de aquél país:

Pic: US GDP Split in half

La mitad de las actividades económicas en los Estados Unidos se concentran en tan sólo 20 áreas urbanas. Así, ciudades como Nueva York, Atlanta, Phoenix y San Francisco, que albergan a 110 millones de personas, o el 34% de la población de aquél país, generan el 50% del ingreso nacional. (Fuente: expertmarket.us)

El mapa también muestra lo complicada que puede ser la política interna estadounidense, ya que un importante centro económico como Chicago tiene “la última palabra” en decisiones que conciernen al estado de Illinois, pues sus actividades económicas subsidian al resto de su territorio. De igual manera, casi toda la región conocida como el Medio Oeste está dominado por las economías de Illinois, Michigan y Minnesota. Por ejemplo, Michigan y su deteriorado Detroit tiene mucho más peso que Idaho, Montana, Wyoming y las dos Dakotas (ese espacio vacío en el cuadrante superior izquierdo del mapa).

México

En las últimas semanas me ha tocado definir parte de la estrategia de negocios para la empresa donde laboro. Mi jefe no es Mexicano, por lo que él se ha quedado con la falsa impresión de que nuestra economía está concentrada en la Ciudad de México, Monterrey y Guadalajara, mientras el resto es “desierto o jungla”. Sin embargo, y como he venido proclamando últimamente, México no sólo somos chilangos, regios y tapatíos; también hay muchas ciudades a lo largo y ancho de la república cuya contribución debería reconocerse:

Pic: Mexico GDP Split in half

En México, el 50% de las actividades económicas del país se concentran en 50 municipios o delegaciones políticas, habitadas por el 36.86% de la población nacional. Dar click en imagen para ver en mayor escala. (Fuentes: datos: inafed.gob.mx, cartografía: numeroslocos.com)

Aunque están algo oxidados (2005), los datos pertenecen a la última versión disponible para este rubro. Los resultados son muy interesantes, pues la actividad económica en México es un poco menos centralizada que la estadounidense, llevándose a cabo en exactamente cincuenta municipios o delegaciones políticas del distrito federal, los cuales albergan el 36.86% de la población, o cerca de 38.06 millones durante 2005. Si bien es cierto que la Ciudad de México, Guadalajara y Monterrey concentran la tercera parte del ingreso nacional (33%), esto se debe a que estas metrópolis son habitadas por casi la cuarta parte (22.17%) de la población del país.

Por otro lado, a diferencia de los Estados Unidos, 23 entidades Mexicanas (de 32) entran en este cincuenta por ciento. Y lo más interesante, es que los municipios con mayor volumen económico NO son aquellos que tradicionalmente creeríamos:

Estado Municipio Población PIB (USD, PPC) PIB per cápita (USD, PPC)
Jalisco Guadalajara 1,600,940 22,862,455,054 14,281
Baja California Tijuana 1,410,700 22,779,544,054 16,148
Puebla Puebla 1,485,941 21,609,970,603 14,543
Nuevo León Monterrey 1,133,814 19,110,302,001 16,855
Distrito Federal Iztapalapa 1,820,888 19,085,568,667 10,481
Jalisco Zapopan 1,155,790 18,904,466,921 16,356
México Ecatepec de Morelos 1,688,258 18,256,402,327 10,814
Chihuahua Juárez 1,313,338 17,815,360,607 13,565
Guanajuato León 1,278,087 16,191,394,636 12,668
Distrito Federal Gustavo A. Madero 1,193,161 15,415,469,952 12,920

10 municipios de México con PIB más alto, 2005. (Fuente: inafed.gob.mx)

Claro que, esto también se debe a que estos municipios son algunos de los más poblados en el país. Para éstos, el ingreso per cápita promedio en 2005 era de aproximadamente US$13,638, lo que pone a estas regiones a la par de un país que raya el primer mundo, tal como Lituania, o una región de un “país recientemente industrializado” tal como Corea del Sur; en este caso, de la provincia de Daegu.

Por otro lado, vale la pena mencionar que estos municipios no son los más ricos en el país. El top 10 de municipios más adinerados de México derriba incluso más mitos que la tabla anterior:

Estado Municipio Población PIB (USD, PPC) PIB Per Cápita (USD, PPC)
Nuevo León San Pedro Garza García 122,009 4,125,466,612 33,813
Distrito Federal Benito Juárez 355,017 9,877,989,995 27,824
Quintana Roo Solidaridad 135,589 3,517,885,946 25,945
Distrito Federal Cuajimalpa de Morelos 173,625 4,411,374,175 25,407
Distrito Federal Miguel Hidalgo 353,534 7,618,361,184 21,549
Baja California Tecate 91,021 1,938,523,360 21,298
Baja California Sur Los Cabos 164,162 3,416,343,951 20,811
Distrito Federal Coyoacán 628,063 12,387,668,847 19,724
Querétaro Corregidora 104,218 2,045,311,733 19,625
Baja California Sur La Paz 219,596 4,112,192,709 18,726

10 municipios de México con PIB per cápita más alto, 2005. (Fuente: inafed.gob.mx)

Nos damos cuenta que la capital económica del país es San Pedro, dentro del área metropolitana de Monterrey. Y no es para menos, ya que es la zona más acaudalada de la capital nuevoleonesa. Guadalajara no aparece sino hasta el lugar 26, ya que se ha quedado rezagada en estos últimos años. La sorpresa proviene de regiones como el municipio de Solidaridad en Quintana Roo (también conocido como la Riviera Maya), así como Tecate, Los Cabos y La Paz en las Baja Californias. Finalmente, el municipio de Corregidora también tiene su propio lugar en el top 10, ya que es un suburbio importante de la ciudad de Querétaro. Los habitantes de estos municipios contaban con un promedio de ingreso de US$22,776 en 2005: mayor que el de Grecia (US$22,200) o en un nivel regional, un poco más que el departamento de Corrèze, Francia (US$22,762). Por otro lado, esto también tiene implicaciones muy sombrías: en un país de más de 100 millones de habitantes, tan sólo el 2.27% de la población disfruta de un estilo de vida equivalente al de una economía desarrollada, mientras en el otro extremo de la balanza, el 10% de la población sobrevive como si estuvieran en la India (US$3,346).

Conclusiones

Hace algún tiempo escuché que uno de los principales problemas que tenemos en Latinoamérica es que nuestros países contienen pequeñas regiones con la educación, ingreso y salud encontrados en los Países Bajos, rodeados por enormes regiones con la calidad de vida de un país como la India. Y esto es más aparente en aquellas ciudades donde las zonas chic se encuentran a escasos pasos de muladares sucios donde la violencia es la ocurrencia diaria. Hoy por hoy, México promete mucho, pero tenemos que poner los pies en la tierra: una conocida revista internacional ha publicado que cierto personaje “Salvará a México“; la realidad es que se necesita mucho más que algunos cambios cosméticos para salir de la trampa del ingreso medio en la que nos encontramos actualmente. No quiero sonar pesimista, pero desde hace más de 30 años hemos escuchado gastadas frases como “Sólo debemos preocuparnos por aprender a administrar la abundancia” o “Compatriotas, México ya es un país del primer mundo”


h1

Por qué China y México no pueden ser amigos

01/31/2013

Moneydoc [Icon By Buuf]  Economía y finanzas.

Cuando yo era pequeño, mis padres me decían: “Termina tu cena. Hay niños en China y la India que están muriendo de hambre.” Hoy, yo les digo a mis hijas: “Termina tu tarea. La gente de la India y China se mueren por tener tu trabajo.”

Thomas Friedman (n. 1953), periodista y escritor estadounidense, tres veces ganador del Premio Pulitzer.

Por principio de cuentas, es necesario considerar que cuando de diplomacia y política internacional se trata, no existe la verdadera amistad entre las naciones, sino diferentes países con intereses comunes o divergentes que más temprano que tarde, terminan en “rivalidades amistosas”, desprecio mutuo o conflictos que resultan en enfrentamientos bélicos.

Habiendo aclarado este punto, la semana pasada me topé con un artículo publicado en el diario electrónico Asia Times Online, titulado China-Mexico ties hitting ‘all-time low’ (traducción: lazos China-México han tocado nuevo fondo), donde el columnista mexicano Emilio Godoy menciona que la falta de una estrategia diplomática tangible entre México y China se refleja en una escasa colaboración y muy poca inversión entre ambos países; algo que resulta contradictorio si consideramos que China es el segundo socio comercial más importante para México después de los Estados Unidos. Según el autor, el problema se ilustra claramente con el polémico Dragon Mart, un proyecto que busca construir una expo de productos chinos en la Riviera Maya, que ha causado un gran rechazo por amplios sectores de la sociedad mexicana.

Sin embargo, el problema no es que haya falta de disposición por parte del gobierno Mexicano, sino que los intereses de ambos países son muy divergentes y al menos en el ámbito económico, chocan por completo:

• En el área diplomática, China ha incrementado los lazos diplomáticos con muchos países durante los últimos años, principalmente para abrir nuevos mercados y encontrar más proveedores de materias primas que alimenten su extensa industria energética y manufacturera. Así pues, a China poco le interesa entablar pláticas con México como las ha llevado con el sureste de Asia, el resto de Latinoamérica o África: a diferencia de estas regiones, con la única excepción del petróleo, México no exporta muchos recursos naturales. Y aún así, los pocos recursos que exportamos van a parar a los Estados Unidos, quienes primero usarían contra nosotros el Complejo Industrial-Militar antes de ver recursos estratégicos como nuestro petróleo en manos de aquella potencia asiática. Por otro lado, México siempre ha tenido buenas relaciones con los países desarrollados de América del Norte, Europa y Asia y en menor medida, con el resto de Latinoamérica. Debido a diferencias culturales y pocas o nulas relaciones económicas con el resto de los países en desarrollo – tan sólo el 11.47% de las exportaciones mexicanas van dirigidas a países del denominado “tercer mundo” – México tiene una escasa presencia diplomática más allá de las tradicionales potencias occidentales.

• En el tema económico, el principal socio comercial de México siempre serán los Estados Unidos – de hecho, sólo Texas y California lo son – debido a su cercanía, así como razones históricas y demográficas. Cuando China ingresó a la Organización Mundial de Comercio en 2001, México se vio perdido debido a que desde entonces, los productos mexicanos tuvieron que competir de frente contra las importaciones chinas. Aunque tuvo seis años para reorganizarse, la industria mexicana nunca estuvo lo suficientemente preparada para tal evento, traduciéndose en cientos de miles de empleos perdidos. De hecho, las industrias del calzado, textil y de juguetes prácticamente desaparecieron porque nunca pudieron competir con sus contrapartes del Gran Dragón. En cuanto a China, ellos no ven a México como una amenaza, ya que su economía y poderío militar son de diez a quince veces mayor que el nuestro. Sin embargo, ellos han empezado a darse cuenta que algunas áreas donde dominaban mundialmente se han visto afectadas más por nuestra ineficiencia que por una buena gestión de nuestra economía. Por ejemplo, durante los últimos diez años, el salario de un trabajador chino se ha incrementado de US$0.60 a US$2.50 la hora, mientras que el de un trabajador Mexicano ha permanecido casi estancado en alrededor de US$2.25 desde el 2000. Esto ha significado para China una merma en mercados tales como vehículos automotores o electrodomésticos.

pic: China vs. Mexico: wage comparison (2005-2012)


La triste realidad de la economía mexicana: mientras China ha logrado un crecimiento exponencial en los salarios de sus trabajadores, México ha sido víctima de otra década perdida. En la gráfica, los sueldos promedio de trabajadores en la industria manufacturera tanto en China como en México. (Fuente: The Offshore Group)

Así las cosas, China no está dispuesta a invertir en México, ya que de hacerlo estaría incurriendo en el mismo error que actualmente están cometiendo los Estados Unidos al hacer outsourcing de su capacidad industrial. Por otro lado, las empresas mexicanas tampoco quieren invertir en China pues saben bien que el modelo económico los hará a la larga perder negocios, incluso en México: si uno quiere invertir en aquél país, debe 1) asociarse con una empresa china y 2) dejar el know-how de su manufactura en manos de aquél socio. Esto, para un fabricante Mexicano significa el equivalente a entregar las llaves de la casa a un extraño, ya que China no se distingue por cuidar la propiedad intelectual, lo que permite prácticas de piratería sin casi ninguna consecuencia. Uno de los casos más curiosos de este tipo es el logotipo del Instituto Mexicano del Seguro Social (fundado en 1943), copiado por una empresa de seguridad china hace algunos años.

Finalmente, México se está adhiriendo al Acuerdo Estratégico Trans-Pacífico de Asociación Económica (TPP) que veo prácticamente como el último clavo del ataúd en las relaciones de ambos países. Dicho acuerdo es básicamente un tratado de libre comercio con naciones como Singapur, Vietnam, Australia, Perú y Chile. El problema que yo personalmente veo es que éste es parte de la estrategia de contención que actualmente están promoviendo los Estados Unidos contra China, algo que para México es ciertamente peligroso, ya que no tiene nada que ganar de darse un enfrentamiento entre ambas naciones pero sí mucho qué perder, incluso si éste no fuese de índole militar.

Pero, ¿qué hacer para remediar la situación? Como dijera un empresario Mexicano viviendo en Hong Kong, “la clave es perderle el miedo a China”. Y la tarea número uno debería ser atacar a la desinformación que predomina en los medios tradicionales. La periodista Gabriela Rubio de la revista Fortuna menciona: “… Para que esta relación rinda frutos en el desarrollo económico mexicano, es imperativo que México aproveche, potencialice y capitalice sus ventajas competitivas y aprenda a atraer inversores chinos.”

pic: China vs. Mexico: competitivity indexes (2010)


Si bien México tiene una economía más desarrollada que China, para atraer más inversión tendrá que hacer un gran esfuerzo, como mejorar su sistema educativo, disminuir sus índices de corrupción e inseguridad, así como mejorar el estado de derecho. De 142 países analizados, en 2010 México apenas alcanzaba el puesto 58 en competitividad, mientras China obtuvo el puesto 26. (Fuente: The Wall Street Journal Online)

Y es que en la actualidad, con un crecimiento económico tan vertiginoso y una población que envejece rápidamente, los sueldos del trabajador chino ya alcanzaron los del mexicano, provocando una moderada pero firme migración del capital extranjero desde China hacia México debido a los menores costos de transportación y cargas arancelarias. Con un escenario así, creo que es hora de que ambos países se pongan a trabajar en beneficio mutuo, antes de que el destino nos alcance – o peor aún, nos rebase y deje en el olvido.

h1

40 artículos para trueque en caso de un peor escenario

10/11/2012

Moneydoc [Icon By Buuf]  Economía y finanzas.

La suerte favorece a la mente preparada.

Louis Pasteur (1822 – 1895), químico y científico francés.

Seamos realistas: el próximo 21 de Diciembre de 2012 NO significará el fin el mundo. Simplemente, a los mayas se les acabó la “tinta” para su calendario. Y esas “profecías” que están presentando en el National Geographic y el History Channel son solamente basura pseudocientífica que no tiene nada que ver con la realidad.

Sin embargo, muchos de nosotros sí vivimos en zonas propensas a desastres tanto naturales como “provocados por el hombre”, incluyendo terremotos, huracanes, inundaciones, crisis económicas o violencia que pueden interrumpir el día a día de una comunidad en un dos por tres. Incluso situaciones poco ordinarias como un apagón o simples rumores de violencia callejera pueden provocar la completa paralización de la sociedad: hace apenas tres meses ocurrieron varios apagones en la India, que dejaron a oscuras a más de 620 millones de personas, o el 9% de la población mundial. Aunque el apagón no tuvo consecuencias graves, ¿qué habría pasado si hubiese durado 4 o 5 días en vez de las 15 horas durante las que se sucedieron? No quiero ni imaginarme las escenas de comida pudriéndose por falta de refrigeración, o los mega-embotellamientos causados por falta de semáforos.

En caso de un trastorno prolongado, nos conviene tener una reserva de suministros y materiales de emergencia, incluso para intercambio en forma de trueque. ¿Cómo es eso? En muchos casos, puede que tengamos mucho dinero en el banco o bajo el colchón, pero bajo las condiciones correctas, puede volverse completamente inútil. Por ejemplo, el noreste de México es considerado como una de las regiones más prósperas del país, sin embargo en Julio de 2010 un huracán provocó una serie de inundaciones que dejaron sin agua potable, electricidad y servicios básicos a 160,000 personas por prácticamente un mes. Aunque el gobierno federal y organizaciones no gubernamentales entraron en acción, se descubrieron muchos abusos, tales como tiendas que cobraban hasta 150 pesos (US$12) por un garrafón de 19 litros de agua que normalmente cuesta 29 pesos (US$2.50), o de plano se dedicaron a especular con los alimentos. ¿Lo peor de todo? en algunas áreas no había luz eléctrica para pagar con tarjeta ni sacar dinero de los cajeros automáticos. En una situación así, lo más práctico es intercambiar con los vecinos lo que tenemos, que sea útil dadas las circunstancias, por algo que necesitemos.

Bartering in San Pedro Cholula, Mexico


Si no hubiera electricidad para sacar dinero del cajero automático, o el gobierno aplicara un corralito en periodos de crisis económica, tendríamos que volver a una práctica comercial muy efectiva con miles de años de existencia: el trueque. En la foto, la feria anual de San Pedro Cholula, Mexico, donde cada 7 y 8 de Septiembre se mantiene esta tradición. (Fuente: poblanerias.com)

Así es como me topé con una lista publicada por la survivalista y consultora Gaye Levy, en el sitio Activist Post, donde describen los productos con mayor demanda en caso de que todo se vaya al diablo:

1. Suministros de purificación de agua, incluyendo tabletas de cloro y filtros.
2. Herramientas manuales como sierras, hachas, machetes y herramientas generales de reparación.
3. Suministros para hacer fuego, incluyendo encendedores, fósforos, kits de pedernal de acero.
4. Suministros sanitarios como papel higiénico, productos de higiene femenina y pañales.
5. Maquinillas de afeitar desechables y hojas de afeitar.
6. Combustible de cualquier tipo (gas, diesel, propano, queroseno).
7. Medicamentos de receta, analgésicos y antibióticos.
8. Remedios de primeros auxilios, como jarabe para la tos, crema de cortisona, árnica, loción de calamina y analgésicos tópicos.
9. Bebidas alcohólicas como el whisky, ron, tequila y vodka.
10. Café y té (café instantáneo está bien).
11. Cargador de batería solar y pilas recargables.
12. Baterías estándar.
13. Lentes para leer.
14. Paracord.
15. Bolsas, incluyendo bolsas de basura grandes así como pequeñas bolsas ziploc.
16. Láminas de plástico.
17. Cinta adhesiva (duct tape).
18. Cintillos de plástico.
19. Lonas.
20. Artículos de aseo, incluyendo pasta de dientes, hilo dental, jabones, champú.
21. Condones.
22. Guantes de látex o nitrilo en diferentes tamaños.
23. Caramelos duros.
24. Suministros de pesca.
25. Cuchillos de varios tipos, incluyendo de cuchillas fijas, cuchillos de cocina y cortadores de cartón o cutters.
26. Condimentos y especias.
27. Libros sobre diferentes temas.
28. Tabaco, cigarros y papel de cigarrillo.
29. Juegos de mesa como cartas, libros de crucigramas, Sudoku.
30. Lápices y papel.
31. Espray de pimienta.
32. Semillas de jardín.
33. Linternas.
34. Vinagre y bicarbonato de sodio (para la limpieza).
35. Botellas con aspersor.
36. Bombas de mano, tanto para aire como para líquidos.
37. Mantas de mylar y tiendas de campaña.
38. Calentadores de manos.
39. Kits con agujas e hilo para coser.
40. Kits con agujas de gancho y estambre.

Y es que siempre es conveniente tener un guardadito para una contingencia, pues como pueden atestiguar Haití o Fukushima, ningún país, rico ni pobre, está a salvo de la furia de la madre naturaleza. De hecho, crisis económicas como las de España o Grecia de estos momentos hacen pensar que es una buena idea tener una economía motivada por intercambio, descartando la necesidad de utilizar dinero, pues en algunas situaciones, los billetes de banco son más útiles como papel higiénico que como moneda corriente. Por citar un ejemplo, durante la crisis económica de Argentina del 2001 al 2002, el corralito bancario y sus terribles consecuencias provocaron el redescubrimiento de los clubes de trueque:

El corralito y la salida de la convertibilidad marcaron el ambiente económico y social del año 2002. El corralito impactó tanto a la economía formal como a la informal. Mientras la primera sufrió la interrupción de las cadenas de pago, lo que dañó el comercio y la producción, el corralito secó la plaza de liquidez para la economía informal generando problemas gravísimos en los niveles más pobres de la población, pues en este sector todas las transacciones se hacen en efectivo. A su vez, la clase media veía sus ahorros amenazados o ya perdidos por la reprogramación de los ahorros en dólares.

El Trueque en Argentina. Barbara Rossmeisel. (Autosuficiencia Económica – Revista Digital, 2010).

Con una crisis económica global, desastres naturales y hasta la posibilidad de una histeria colectiva al final de este año porque una de cada diez personas cree que el 2012 se acabará el mundo, es una buena idea esperar lo mejor, pero prepararse para lo peor. Además, una bolsa de 250 cintillos de plástico (US$6.50) y una botella extra de Don Julio (US$43) no implican demasiado gasto, son fáciles de almacenar y durante tiempos difíciles, pueden conseguirnos un tanque de 20 Kg semi-nuevo, incluyendo gas LP (US$48) o un costal de 50 Kg de arroz (US$40) y alrededor de 8 litros de leche (US$9). Sea como sea, de todas formas muchos de nosotros ya tenemos una buena parte de estos artículos, aunque sea en cantidades pequeñas: ¿por qué no deshacernos de esas cajas de cachivaches que nunca usamos y las reemplazamos con algunos suministros que pueden servirnos más tarde?

h1

El día en que China y la India conquistarán el mundo

03/12/2010

Moneydoc [Icon By Buuf]  Economía y finanzas.

Por demasiado tiempo, los estadounidenses han asumido que su país seguiría siendo siempre el más fuerte y que no necesitarían adaptarse al resto del mundo. Ya es hora de abandonar esa creencia. Los Estados Unidos no siempre serán excepcionales. De hecho, en algunos sentidos ya no lo son.

— Kishore Mahbubani. Make Way For The Rise Of Asia.
Newsweek Online. 19/12/2007.

La TED (Technology, Entertainment, Design) es una organización no lucrativa dedicada a la difusión de "ideas que vale la pena difundir" (ideas worth spreading, el lema de la organización). Lo interesante de ésta son sus pláticas, relacionadas a una gran multitud de ámbitos que incluyen política, economía, ciencias, arte, salud o entretenimiento. Estas conferencias son expuestas por algunos de los más importantes líderes de nuestros tiempos, como Bill Clinton, Steve Jobs, Bill Gates o Al Gore.

Pues bien, uno de estos expositores es el Doctor Hans Rosling, profesor de medicina en el instituto Karolinska en Suecia, e investigador y co-fundador de un software estadístico denominado Trendalizer, que permite visualizar de manera gráfica e interactiva tendencias en desarrollo, ecología y salud en el mundo. En Noviembre del año pasado, Rosling expuso una conferencia como parte de la TED, en la India. En dicha plática, titulada "El Ascenso de Asia: Cómo y Cuándo" (The rise of Asia: how and when – ver aquí el video, con subtítulos en varios idiomas) nos explica cómo es que durante los próximos 30 años China y la India se posicionarán como dos superpotencias mundiales. Comienza relatándonos que por allá de 1830-1850, tanto China como la India fueron sometidas por las potencias Europeas con las Guerras del Opio y Rebelión de los Cipayos, respectivamente. Como resultado de estos conflictos, ambas naciones se convirtieron en colonias imperiales y sus economías e influencia en el mundo se desvanecieron, estancándose por más de 100 años.

Luego, a partir de los 1940s, ambas naciones se independizaron, iniciando un importante cambio que seguimos atestiguando hasta nuestros días: estos países están igualando poco a poco los ingresos per cápita del "primer mundo". Rosling finaliza argumentando que de seguir las actuales tendencias, ya tiene una fecha específica en la que China y la India "conquistarán el mundo": el 27 de Julio de 2048. Para entonces, sus ingresos per cápita serán equivalentes a los de Estados Unidos y el mundo tal como lo conocemos, ya no será igual. De hecho, creo que mucho antes ellos ya habrán calificado como dueños del mundo, aunque compartiendo el poder con los Estates. Por otro lado, esto es sólo un estimado, y como dicen por ahí "al final, nada está escrito": con un aumento generalizado en el descontento de su población, causada por una mayor desigualdad social, China no la tiene fácil. Y qué decir de la India, con enormes retos qué enfrentar, como la necesidad de sacar de la pobreza a casi 300 millones de personas. Además, Estados Unidos no dejará el puesto del "perro alfa" tan fácilmente, usando cualquiera de sus medios de intimidación a la mano para conservar el statu quo: ya sea a través de sus bien conocidas "armas financieras de destrucción masiva" o del temido complejo industrial-militar.

Así entonces, recomiendo esta y otras conferencias del Dr. Rosling, pues nos ayudan a entender con números fríos cómo es que Asia se está convirtiendo en la capital económica de nuestro planeta, o que el concepto de "países del tercer mundo" es una farsa. Por dar un ejemplo de esto último, a México se le cataloga por la mayoría como un país subdesarrollado, y muchos nos definen como "ese país árido al sur de Estados Unidos, donde todos montan burritos, toman tequila y viven en casitas de adobe en medio del desierto". Bueno sí, México está bastante jodido, pero es un país de enormes contrastes pues lo mismo tenemos regiones con la calidad de vida de Norteamérica o Europa Occidental, que otras con educación, salud e ingresos del África Subsahariana. ¿Cómo es eso? El Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (UNDP) creó en 1990 un Índice de Desarrollo Humano (Human Development Index – HDI) donde evalúa el grado de desarrollo en países o regiones mediante tres parámetros de población: salud, educación e ingresos. De acuerdo a este índice, el país más avanzado del mundo es Noruega, con un HDI de 0.971, y el de Latinoamérica es Chile, con un índice de 0.878. México queda en el puesto 53 a nivel mundial y tercero en Latinoamérica con un HDI de 0.854. Sin embargo, si evaluamos cada uno de los municipios del país de manera individual, nos daremos cuenta que en México reina la desigualdad: La delegación Benito Juárez en la Ciudad de México, el municipio de San Pedro Garza García en Monterrey y el municipio de San Sebastián Tutla en Oaxaca, son los municipios con mayor desarrollo en el país – HDIs de 0.9509, 0.9500 y 0.9204 – con una calidad de vida equivalente a la de Estados Unidos, España y Corea del Sur. Por el contrario, Tehuipango en el estado de Veracruz, Coicoyán de las Flores en Oaxaca, Batopilas Chihuahua y Cochoapa el Grande en el estado de Guerrero – con HDIs de 0.4985, 0.4768, 0.4734 y 0.4354 – tienen un desarrollo equivalente al de Senegal, Eritrea, Nigeria y Tanzania.

El Resplandor by G. Emmanuel Hernandez

México, una tierra de contrastes: En primer plano, una de las múltiples colonias "populares" – y sus características casas de tabicón – cerca de la Avenida Centenario, en la Ciudad de México. Al fondo pueden verse los rascacielos del corporativo Santa Fe. (Fuente: Flickr)

Otro ejemplo de este tipo de contrastes, aunque a nivel más regional, la podemos ver en una tragedia que ocurrió hace poco: el pasado 27 de febrero se dio un terremoto de magnitud 8.8 Mw acompañado de un tsunami, en la región del Maule, cerca de Santiago de Chile. El terremoto es un monstruo en términos geológicos, pues de acuerdo a la escala fue ocho veces más poderoso que el de la Ciudad de México de 1985, y cerca de ochocientas veces más fuerte que el de Haití de enero pasado. Lo impresionante es la diferencia entre los efectos de estos sismos: mientras en Haití se manejan cifras de 230,000 muertos, 300,000 heridos y más de un millón de damnificados, en Chile apenas llegan a los 500 decesos. No se tienen los datos de heridos o desplazados, pero se sabe que unas 500,000 viviendas fueron dañadas en varios grados debido al sismo.

Así pues, queda bastante claro que entre las naciones del "tercer mundo" tenemos regiones y países que pueden competir contra el "primer mundo" por oportunidades y calidad de vida, aunque sean pequeñas Bélgicas rodeadas de enormes Indias; más cuando en Estados Unidos y otros países "industrializados" empezamos a ver "estados fallidos" (Failed States) – como el estado de California, que al parecer tiene el dudoso honor de ser el primer estado de este tipo en Norteamérica. Eso sí: como países en desarrollo nos queda mucho por hacer, pues es desgarrador toparnos con MacMansiones al lado de casitas de cartón, o tener 30 millones de pobres viviendo en el mismo país del hombre más rico del mundo.

h1

El ocaso del petróleo

09/15/2009

Moneydoc [Icon By Buuf]  Economía y finanzas.

PeakOilChevron

Una cosa es clara: la era del petróleo barato se ha terminado. Lo que hagamos a continuación determinará cómo cubriremos las necesidades energéticas del mundo entero para este siglo y los que siguen.

–David J O’Reilly, Presidente Ejecutivo de la Corporación Chevron.
Julio de 2005.
(Fuente: jamminangels.net)

Todos sabemos que el petróleo es un recurso no renovable y una vez que se termina, se finit. Tomando esto en cuenta, existe un efecto denominado Pico de Hubbert, Cénit del Petróleo o Peak Oil que predice que existirá un punto en el que ya no se descubrirán nuevos yacimientos de petróleo, que aunados al agotamiento de los pozos ya explotados y el constante incremento de su demanda por parte de los “mercados emergentes“, provocarán la rápida disminución del hidrocarburo.

Muchos políticos han negado que esto se dé en al menos 30 años; otros tantos alegan que ni siquiera se presentará en el transcurso de nuestras vidas. Sin embargo, el Peak Oil es real, habiéndose comprobado su advenimiento en el año 2005. Así, a partir de ese momento las reservas internacionales de crudo han venido descendiendo de manera constante. En el caso de México el pico ocurrió a mediados de 2004 y desde entonces nuestro país ha tenido una cada vez menor producción.

Ahora bien, no es por ser alarmistas, pero la mayoría cree que al terminarse el petróleo podremos fácilmente reemplazarlo por fuentes renovables. Esto no podría estar más alejado de la realidad: todo, con la posible excepción de algunos productos artesanales, requiere del petróleo y sus derivados en algún punto de su proceso de manufactura o distribución, ya sea en la forma de materias primas o como combustible para su fabricación y transporte.

Bueno, esto no significa el fin de la civilización como la conocemos pero sí llegarán tiempos difíciles durante la etapa de transición. Dicho lapso puede durar de 10 a 20 años dependiendo de qué tan preparado esté un país para enfrentar la situación, pero las cosas van a darse más o menos así:

• Primero, se correrá la voz de que ya existe una pronunciada caída en la producción internacional de petróleo, elevando los precios del mismo y sus derivados. Esto generará un boom para aquellos países que todavía cuenten con reservas suficientes para exportar, incluyendo naciones como Arabia Saudita, Rusia o Venezuela; en el caso de aquellos países que necesiten importarlo como Estados Unidos o China puede significar un enorme gasto para cubrir la demanda interna. Para los que tengan pero no cuenten con suficiente como para exportarlo como México o Indonesia, tendrán que lidiar con una enorme caída en sus ingresos y deberán controlar la inflación provocada por el incremento súbito de precios en combustibles y petroquímicos.

• Poco después, vendrá un fuerte crecimiento en las tecnologías alternativas, principalmente la nuclear y aquellas basadas en el carbón. Las renovables se mantendrán creciendo poco a poco, aunque a menos que el país afectado ya haya iniciado una vigorosa adopción desde hace algunos años, no bastarán para cambiarse a tiempo. En este post se indican cuáles son los países mejor preparados para el cambio. Nota: dicho artículo predice que los Estados Unidos serán los mejor preparados, pero eso son pendejadas: si consideramos su estilo de vida, para ellos dejar el petróleo es como decir que un cocainómano puede dejar su veneno a través de pura fuerza de voluntad. Es mas, en el mismo sitio existe otro artículo donde indican por qué no pueden hacer el switch de manera rápida ni eficiente.

• Al mismo tiempo tendremos inestabilidad económica ya que los elevados precios del crudo generarán desequilibrios difíciles de resolver. Por ejemplo, con un aumento en los precios del diesel y fertilizantes e insecticidas derivados del petróleo, los agricultores se verán forzados a incrementar los precios de sus productos, incluyendo los cereales básicos. Al elevar el precio de estos cereales puede generarse desabasto y especulación. Esto a su vez desemboca en fuertes gastos sólo para importar comida o peor aún, en motines y hasta guerras civiles si los gobiernos no aseguran el abasto. En el caso de los productos de consumo la situación se vuelve aún más complicada: debido a la inflación y escasez muchas cosas dejarán de venderse e incluso de producirse. Esto significaría el inicio de una recesión aún más grave que la que estamos viviendo en estos momentos.

• Por aquellas fechas, debido a que muchas de las tecnologías alternativas dependen de recursos no renovables, pueden generarse conflictos internacionales que hoy sonarían ridículos. Por ejemplo, los automóviles híbridos requieren baterías de litio y dicho mineral se encuentra en prácticamente sólo cinco países: Chile, Argentina, China, Brasil y Canadá. Por ello la construcción de nuevas bases gringas en Colombia: los Estates tienen un pie en Sudamérica para asegurar fuentes de litio, agua y otros recursos naturales mientras el gobierno de Bogotá tiene a cambio protección de los planes “bolivarianos-marxistas-leninistas” de Hugo Chávez.

• Finalmente, la mayoría de los países habrán tenido que adaptarse o morir. Para economías avanzadas y diversificadas como Noruega, Islandia o Suecia esto se habrá resuelto sin problemas; naciones como Brasil o Rusia habrán tenido un auge económico sin precedentes, aprovechando estos sucesos para levantar aún más su estatus como potencias mundiales. Naciones como China o los Estados Unidos habrán realizado un enorme gasto con posibles conflictos regionales o mundiales con otros países por los recursos restantes. Para los uniexportadores como Arabia Saudita o Kuwait que dependen del petróleo para casi todo, ya habrán tenido que adquirir infraestructura para sobrevivir sin él, como plantas de generación, desalinizadoras e invernaderos basados en energía solar, pues de lo contrario se verán reducidos al estatus de países del cuarto mundo. La gran incógnita se la llevan los países que no han sabido aprovechar su petróleo para diversificar sus economías como México, Nigeria e Indonesia: puede que sobrevivan a este reto, pero también es posible que no logren soportar el duro golpe que significaría el fin de este recurso.

El caso mexicano

En nuestro país tenemos reservas de petróleo para poco menos de 10 años. Se supone que existe un poco más en la región de Chicontepec entre los estados de Puebla y Veracruz, pero no se tendrá la tecnología para extraerlo por lo menos durante los próximos 30 años. Así, en menos de una década seremos un importador neto de petróleo y sus derivados e inversiones como la nueva refinería en Hidalgo serán completamente inútiles. Aunque considerando las cosas ese será el menor de nuestros problemas:

• Sin petróleo se habrán agotado ingresos al presupuesto federal por un 40%. ¿De dónde saldrá esta cantidad de dinero? Obviamente de impuestos que le pegarán más duro a la de por sí fiscalmente sobrecargada población. Tal vez por lo desesperada de la situación el gobierno por fin tenga que recurrir a la legalización de las drogas, ya que cobrar impuestos a una industria que genera casi 39,000 millones de pesos al año (US$3,250 millones) puede sonar atractivo. Sin embargo, no creo que Washington permita esto tan fácilmente y menos cuando su anterior proveedor de petróleo barato ya no tiene nada más que ofrecer que cientos de miles de indocumentados tratando de cruzar sus fronteras diariamente.

• Muchos creen que podremos depender más del turismo y las remesas de los connacionales en Estados Unidos para reemplazar los ingresos perdidos. Sin embargo, esto es inviable porque los Estates tendrán su propia recesión derivada del fin de la producción petrolera mundial, existirá un mayor desempleo y consecuentemente nuestra gente tendrá menos oportunidades en aquellas tierras, lo que significará un menor ingreso en este sentido. Por otro lado, nuestro turismo depende enormemente del acceso hacia nuestro territorio a través del transporte aéreo. Con precios por encima de los US$400 por barril, las aerolíneas comerciales simplemente no pueden existir.

• Por desgracia, al haber seguido el modelo gringo de infraestructura de transporte, con muchas carreteras y aerolíneas patito a expensas de líneas férreas y transporte fluvial o marítimo, toda la producción nacional está a merced de los precios del petróleo. Empeora la situación cuando el parque vehicular que tenemos es energéticamente ineficiente (de nueva cuenta, basado en el modelo gringo). Es decir, si sube un poco el diesel o la gasolina, los precios de todo, desde la comida y los artículos básicos hasta el transporte público se van para arriba, cayendo en espirales inflacionarias y círculos viciosos de recesión económica.

• En México cerca del 68% de la capacidad de generación eléctrica durante 2009 provino de la quema de gas y petróleo. Aunque el gobierno absorbe cerca del 50% de los costos del recibo de la luz a manera de subsidios, para la mayoría de la población la electricidad sigue siendo cara. Sin subsidios o con un incremento de al menos 20% en las cuentas de luz, la situación puede volverse crítica.

Entonces, ¿qué nos depara el futuro como mexicanos? El gobierno actual está atado de manos con un congreso que busca detener cualquier iniciativa de reforma energética integral y desde hoy ya podemos contar ésta como otra década perdida. Los próximos tres años el país tendrá que gobernarse solo y cada quien sobrellevará la crisis como pueda. Sin embargo como es nuestra costumbre, no se planeará a futuro y sólo se tratarán de mitigar los problemas cuando ya los tengamos enfrente. Más gacho va a estar el asunto si el PRI regresa a Los Pinos en el 2012, pues los mismos changos que nos robaron durante 70 años y en gran medida nos metieron en el hoyo en el que estamos, vuelven al poder.

¿Qué hacer al respecto como individuos?

Todo se resume en una frase: prepararnos en la medida de lo posible. La bola de nieve que se nos está dejando venir puede hacer que las cosas se pongan bastante feas, por lo que conviene:

• Recordemos que durante los tiempos de crisis los pobres y la clase media somos siempre los primeros a los que nos carga el payaso. Entonces aplica muy bien el consejo “evita deudas o sal de ellas tan pronto como puedas”. En los Estados Unidos casi todos viven de prestado a través de tarjetas de crédito, pero ¿a dónde los ha llevado este comportamiento? a una de las crisis más graves de los últimos cien años.

• En vez de comprar ese Jetta que tal vez en 5 o 6 años será demasiado costoso llenarle el tanque, mejor podemos invertir en un sistema eléctrico residencial alimentado por renovables que nos permita desconectarnos de la red desde hoy antes de que los precios de la luz se empiecen a disparar.

• Si tenemos el espacio, armar un pequeño huerto que nos permita depender un poco menos del súper. No digo que instalemos un invernadero comercial en nuestras casas, pero un par de matas de jitomate o frijol y unas cuantas macetas de legumbres pueden hacer milagros.

• Nuestra economía se basa en “dinero de mentiritas” y para aquellos que nacieron después de las décadas del 70 y 80 puede parecerles gracioso, pero cuando llega a dispararse una espiral hiperinflacionaria, nuestros billetes son casi tan útiles como el papel higiénico. Así que siempre es bueno tener una pequeña reserva de commodities – oro, plata, joyas y antigüedades – que puedan ser intercambiados en el banco o casa de empeño cuando la moneda pierde su valor diariamente.

• Finalmente, empezar a conocer y hacer migas con los vecinos. Esto sirve de mucho pues a diferencia de países como gringolandia, aquí todavía conservamos cierto sentido de comunidad. Así podremos ayudarnos unos a los otros cuidando nuestras casas y pertenencias o en general “echándonos la mano” con productos que nos falten o tareas en las que necesitemos ayuda.

Pues bien, esperemos que todo esto sea innecesario y sólo nos estemos haciendo chaquetas mentales. Sin embargo, más vale que no nos agarren como al Tigre de Santa Julia y de todas formas, ¿que tiene de malo un pequeño huerto de legumbres en nuestro patio o conocer un poco mejor a nuestros vecinos de enfrente? Siempre hay que ser optimistas de cara al futuro, pero debemos ser proactivos si queremos disfrutar de nuestras vidas aunque se nos lleguen a presentar imprevistos. A final de cuentas, sin esa manera de pensar no tendríamos seguros de vida, de gastos médicos o de desempleo, ¿verdad?

h1

Manifiesto del Crecimiento Inteligente

05/08/2009

Moneydoc [Icon By Buuf]  Economía y finanzas.

Las economías inteligentes son impulsadas por el crecimiento inteligente. Los cuatro pilares del crecimiento inteligente son los principios de diseño para una próxima generación de economías. La economías del siglo XX se limitaban a lo insostenible, lo injusto, eran frágiles y crecían torpemente. El crecimiento inteligente es más sostenible, equitativo y resistente.

El capitalismo 2.0 no puede alimentarse por el crecimiento 1.0: por eso la carrera por el crecimiento inteligente es inevitable. La presión económica, el potencial de creación de un valor, en un mundo desgarrado por la destrucción de valores, es sencillamente, demasiado grande.

— Umair Haque, The Smart Growth Manifesto, Harvard Business Publisihing Blog, 30/01/2009

Así como la Segunda Guerra Mundial fue un parteaguas que definió el acontecer mundial a lo largo del siglo pasado, la actual crisis económica está funcionando como catalizador para la creación de nuevas ideas y modelos de pensamiento: Umair Haque, director del Havas Media Labs – una empresa de publicidad y consultoría de negocios – publicó en el blog del Harvard Business Publishing el Manifiesto del Crecimiento Inteligente (aquí el texto original y aquí el texto traducido al español). En dicho manifiesto se resumen los cambios que estamos viendo en la sociedad, economía y cultura, así como en la forma de llevar a cabo los negocios en las empresas en las que trabajamos.

Haque define al capitalismo salvaje que hemos vivido durante los últimos 64 años (1945-2009) como el Capitalismo 1.0, y deja en claro que el desastre en el que estamos metidos actualmente se puede curar mediante un "reboot". Dicho cambio requiere una nueva forma de pensar, revalorando los objetivos de nuestras empresas e instituciones mediante los llamados "cuatro pilares del crecimiento inteligente":

Resultados, no ingresos. El crecimiento inteligente se basa en la gente, y qué tan bien o mal se encuentran; no sólo en la cantidad de "chácharas" que una economía pueda producir masivamente. Viéndolo a nivel empresa, significa qué tan a gusto están los empleados y no sólo es cuestión de verles el signo de pesos estampado en la frente; en el aspecto de negocios, implica que ya no importa tanto la cantidad de ventas hacia los clientes, sino el nivel de partnership que se ha alcanzado con ellos.

Conexiones, no transacciones. Nuevamente, el éxito ya no puede medirse por el volumen de ventas, sino la calidad de las mismas: por ejemplo, en la empresa donde trabajo sería mejor desarrollar para nuestro cliente un sistema de alta criticidad por US$250,000 que vender cuatro servidores o "cajas" por el mismo precio.

Gente, no producto. Como explica Haque, "…el crecimiento inteligente no es impulsado al empujar un producto, sino por las habilidades, dedicación y creatividad de la gente." Retomando del ejemplo anterior, las "cajas" son una mercancía que siempre podrá conseguirse al mejor postor, pero el expertise de la gente… no tiene precio.

Creatividad, no productividad. Finalmente, la productividad es algo muy difícil de medir. Pero la creatividad puede marcar la diferencia: generar nuevos nichos de mercado, mejores negocios, más oportunidades. En su manifiesto, Haque le tupe duro a China: "¿Creen que China salvará al mundo? Piénsenlo bien: es económicamente productiva, pero está muy lejos de ser económicamente creativa" – en efecto, a los chinos no se les da crear, sino copiar.

Finalmente, el autor hace un comentario acerca de las empresas del futuro y lanza una pregunta existencial:

¿Se puede construir un negocio impulsado por el crecimiento inteligente? Estos cuatro pilares no son sólo los principios del diseño para la próxima generación de economías, sino también de la próxima generación de empresas. Los innovadores radicales de mañana no aceptarán los cansados y tóxicos parámetros de ayer. Los revolucionarios como Apple, Threadless, Etsy, Whole Foods, American Apparel y Google ya están reinventando los mejores caminos de crecimiento, desde la base hasta la punta.

¿Que quiere decir todo esto? Aquellas empresas que se siguen basando en los mismos paradigmas de hacer negocio ("explota a los empleados hasta que ya no puedan mas" o "vende a los clientes lo que sea, al fin no saben lo que quieren") poco a poco verán sus márgenes de ganancia erosionados por empresas que buscan formas innovadoras de hacer dinero. Ejemplo en mano: General Motors está quebrando, principalmente porque sus automóviles son caros e ineficientes, el servicio es malo y las autopartes cuestan una barbaridad; por el otro lado, los proveedores asiáticos (Toyota, Honda, Nissan) venden autos económicos de mayor eficiencia energética, poseen un mejor servicio y venden autopartes baratas para combatir el robo y consecuente mercado negro de éstas.

Así que, estos tiempos no dan para estar saltando de una empresa a otra a placer, pero deberíamos preguntarnos: ¿La empresa donde trabajo funciona a la "antigüita" o tiene la visión para salir adelante? Después de todo, la economía todavía no toca fondo, y muchos de nosotros deberíamos considerar alternativas, para que no nos pase lo que a los pasajeros del Titanic.