Posts Tagged ‘salud’

h1

Sí, hay evidencia científica de una relación entre los embutidos y el cáncer, pero…

10/30/2015

Ecodoc [Icon By Buuf]  Salud y bienestar.

Acabas de cenar, y aunque escrupulosamente el matadero se halle oculto a millas de agraciada distancia, hay complicidad.

Ralph Waldo Emerson (1803 – 1882), escritor, filósofo y poeta estadounidense.

Tal parece que nacer puede conducir a la muerte. No podemos sentarnos; si trabajamos o vivimos en edificios, todos nosotros acabaremos con reacciones alérgicas y problemas respiratorios; tendremos un ataque al corazón si vivimos en la gran ciudad y según la Organización Mundial de la Salud (OMS), lo que comemos literalmente nos está matando: de acuerdo a un informe publicado por dicha organización, existen pruebas científicas de que el consumo de carne procesada causa cáncer. En particular, la OMS menciona los productos de cerdo procesados como el tocino, las salchichas y los hot dogs. Para aquellos que tienen algo de conciencia nutricional, esto no es una sorpresa: la comunidad de salud alternativa – particularmente los veganos – ha informado por décadas que la carne es la causa de un sinfín de problemas de salud. Pero para que la OMS diga estas cosas públicamente, es todo un acontecimiento. Del diario electrónico La Jornada:

El consumo excesivo de carnes es potencialmente cancerígeno, advirtió este lunes la agencia contra el cáncer de la OMS en un informe de alto impacto para consumidores y productores cárnicos en todo el mundo.

La Agencia Internacional para la Investigación del Cáncer (IARC, por sus siglas en inglés) dependiente de la Organización Mundial de la Salud, colocó al consumo excesivo de carnes procesadas como embutidos o fiambres en el Grupo 1 de riesgo de contraer cáncer, principalmente colorrectal.

A esa categoría pertenecen, por ejemplo, el tabaco o el asbesto. Pero aclaró que estar en el mismo grupo “no significa que sean igualmente peligrosos”.

“Para un individuo, el riesgo de desarrollar un cáncer colorrectal a causa de su consumo de carne procesada es débil, pero ese riesgo aumenta en función de la cantidad de carne consumida”, precisó Kurt Straif, otro responsable de la IARC. “Dada la gran cantidad de personas que consumen carnes procesadas, el impacto mundial sobre la incidencia del cáncer reviste una importancia de salud pública”, agregó.

AFP. (26 Oct 2015). Consumo excesivo de carne puede causar cáncer: OMS. La Jornada. Recuperado de jornada.unam.mx

Los números de los que la OMS está hablando son sorprendentes; por ejemplo, dice la OMS que la ingesta de un solo hot dog al día puede aumentar significativamente el riesgo de cáncer colorrectal, ya que “cada porción de 50 gramos de carne procesada consumida cotidianamente aumenta el riesgo de cáncer colorrectal en un 18%. Y cada porción diaria de 100 gramos de carne roja aumentaría el riesgo en un 17%.”

Sin embargo, nada de esto es realmente “nuevo”, debido a que desde hace algunos años, las organizaciones más destacadas en el mundo de la medicina han estado hablando sobre la relación entre las carnes procesadas y las enfermedades crónico-degenerativas:

“Este estudio ofrece evidencia clara de que el consumo regular de carne roja, especialmente la carne procesada, contribuye sustancialmente a una muerte prematura”, según el doctor Frank Hu, uno de los científicos de alto nivel involucrados en el estudio, y profesor de nutrición en la Escuela de Harvard de Salud Pública.

El estudio determinó que cada porción adicional diaria de carne roja aumenta el riesgo de muerte en un 13%. El impacto se elevó a 20% si la ración se procesó, como en alimentos como salchichas, tocino y embutidos.

Cutting red meat-for a longer life. Harvard Men’s Health Watch. (Harvard Medical School, June 12, 2012).

Así que la prueba de que la carne es particularmente mala para nosotros es innegable. Lo cómico del asunto es que casi de inmediato, los compinches de la industria cárnica desecharon dicho reporte debido a que estaba “amañado” y no estaba basado en hechos:

La Dra. Betsy Booren, Vicepresidenta de Asuntos Científicos del Instituto Norteamericano de la Carne dijo: ‘Ellos torturaron los datos para garantizar un resultado específico.

‘Los seguidores de la dieta mediterránea comen el doble de la cantidad recomendada de carnes procesadas.

‘La gente en los países donde se sigue la dieta mediterránea, como España, Italia y Francia, tienen algunas de las esperanzas de vida más largas del mundo y una excelente salud.

Sophie Borland. Just two rashers of bacon a day raises your risk of cancer: Health chiefs put processed meat at same level as cigarettes. Daily Mail. (October 26, 2015).

Ajá. Bueno, personalmente disfruté de dicha dieta de manera continua por tres meses, por lo que puedo atestiguar que si bien poseen carne en los menús, ésta no está procesada y viene en pequeñas porciones, invariablemente acompañadas de verduras y una excelente selección de vinos. Pero bueno, todo esto es parte del mismo circo mediático.

Derribando mitos

No me gusta ser aguafiestas, pero este es el problema de la probabilidad y estadística: los humanos no tenemos ni idea de cómo procesar estos números, a menos que usemos ejemplos explícitos; lo que no están incluyendo en ningún lado de la historia. Siendo concretos: un norteamericano promedio de 30 años de edad, tiene una probabilidad de 0.97% de ser diagnosticado con cáncer colorrectal dentro de los próximos 30 años – es decir, dentro de 30 años, uno de cada cien hombres que hoy tienen 30 años de edad, padecerá cáncer colorrectal. Si esta persona come una porción de carne al día (50 gramos) durante esos 30 años, su probabilidad se incrementa en 0.97% x 1.18 = 1.14%. Para que sea “muy probable” tener cáncer colorrectal dentro de 30 años (una probabilidad de más del 50%), una persona tendría que comer 35 porciones diarias de hot dogs (1.7 kg de embutidos al día), algo que honestamente, significaría desayunar, comer y cenar poco más de medio kilo de éstos por sentada. ¿Posible? Tal vez, pero si alguien come más de 500 gramos al día de embutidos, seguramente es un obeso mórbido que también vive digiriendo alimentos llenos de sal, azúcar refinada y harina, así como los conservadores que contienen, incluyendo el glutamato monosódico, nitritos y nitratos: los verdaderos asesinos en los países de desarrollo medio y alto.

Siendo así las cosas, la clave es la moderación: estos estudios usualmente se vuelven sensacionalistas una vez que los medios de comunicación los ven como una manera de atraer público. Esto no es necesariamente malo, ya que nos fuerza a hacer un poco de consciencia. Sin embargo, lo importante es recordar que con mayor frecuencia de la que creemos, las soluciones son bastante simples: no es conveniente comer 400 gramos al día de mamífero peludo, ni estar sentado seis horas frente al televisor; tampoco deberíamos vivir con demasiado estrés o comer donas y papas fritas sin restricción. Si vivimos vidas poco saludables, los pequeños cambios pueden hacer la diferencia: caminar 5 minutos cada 30 para “estirar tus piernas”; comer una ensalada de vez en cuando y dejar el azúcar sólo para los postres. Así, viviremos vidas más largas y felices sin amargarnos la existencia, evitando el efecto “rebote” que resulta de seguir medidas extremas, que acaban por aburrirnos y hacernos regresar a nuestros insalubres pero reconfortantes – mmmm… ¡tocino! – estilos de vida.

h1

Cómo sobrevivir a la caída de un rayo

10/17/2014

Ecodoc [Icon By Buuf]  Salud y bienestar.

Sólo hay una cosa que se puede ver y escuchar que es bella y aterradora al mismo tiempo, y ésta es una tormenta eléctrica.

— R.K. Kowles (n. 1968), escritor y poeta estadounidense.

En un mundo en el que vivimos aterrados por posibles pandemias de ébola, violencia y hambruna, es posible que al hablar acerca de los peligros asociados a las tormentas eléctricas, generemos más de una sonrisa entre nuestros escuchas. Sin embargo, la realidad es que cada año se reportan alrededor de 24,000 muertos y cerca de 240,000 heridos debido a la caída de rayos en todo el mundo. Es más, de acuerdo a la Organización Mundial de la Salud, México es el país con mayor número de muertes debido a este fenómeno meteorológico, contabilizando unos 223 decesos y cerca de 2,000 heridos al año.

Lo peor de todo, es que muchos de estos muertos y heridos pudieron haber sido fácilmente evitados, pues mientras la mayoría sabe que “cuando el cielo truena, es hora de correr bajo techo”, existen regiones donde debido a carencia de infraestructura o educación, así como una alta densidad demográfica, la caída de un rayo puede desembocar en una tragedia. Por ejemplo, el año pasado, 32 personas murieron en la India durante un fin de semana debido a una tormenta eléctrica; el peor suceso de este tipo en la historia reciente ocurrió en 2007 cuando un solo rayo fulminó a 25-30 personas y destruyó una docena de casas en el norte de Paquistán.

De entre numerosos tips encontrados en la web, que incluyen no salir cuando se escuchan truenos, o si nos topamos con una tormenta debemos evitar guarecernos debajo de un árbol, el consejo más importante consiste en poner atención a nuestro alrededor: si sentimos un “golpe” de estática que nos eriza el cabello o vemos objetos de metal emitiendo un ligero resplandor blanco-azulado, cuidado: la caída de un rayo cerca de nosotros es algo seguro. Pero, ¿qué hacer para sobrevivir y contárselo a los nietos? La siguiente infografía, extraída del sitio The art of manliness (Literalmente, el arte de la masculinidad) nos proporciona una excelente guía visual de lo que debemos y no debemos hacer cuando nos damos cuenta que un rayo está a punto de caernos encima:

Pic: How to survive a lightning strike: an illustrated guide ~ Ted Slampyak (The Art of Manliness)

Tips para sobrevivir a la caída de un rayo:

• Ponte de cuclillas, como un cátcher de béisbol. Mantente tan abajo como sea posible. Mientras más cerca estemos del suelo, menor será la probabilidad de ser golpeados por un rayo. ¡Pero nunca debemos acostarnos en el suelo!

• Si nuestro cabello empieza a sentirse con estática o la piel empieza a erizarse, la caída de un rayo es inminente. Inmediatamente ponte de cuclillas. Sin embargo, un rayo puede caer sin advertencia alguna.

• Cubre tus oídos con tus manos para minimizar la pérdida de la audición, debido al fuerte estruendo del rayo que caerá cerca de ti.

• Lo único que debería estar tocando el suelo deben ser las puntas de tus pies. Existe la posibilidad de que el rayo caiga al suelo primero, luego rebote y entre por tu cuerpo. Mientras menos contacto tengamos con el suelo, menor la probabilidad de que la electricidad entre a nuestro cuerpo.

• Haz que los tacones de tus zapatos se toquen entre sí. Si la electricidad de un rayo ascendente entra a través de tus pies, esta posición incrementa la posibilidad de que la energía eléctrica entre por un pie y salga por el otro, evitando que pase por el resto de tu cuerpo.

• No toques ningún objeto que sea un posible conductor de la electricidad.

(Fuente: artofmanliness.com)

Estos consejos son muy útiles para quienes frecuentemente se encuentran realizando actividades al aire libre; especialmente aquellos que se dedican a la pesca, navegación, camping y jueguen al golf. En estos casos es muy importante saber cómo actuar, ya que si bien el índice de mortandad debido al contacto directo con un rayo es del 10-30% (relativamente bajo), el 80% de aquellos que han estado involucrados en un incidente de esta índole sufren de lesiones a largo plazo: quemaduras, daño a órganos internos, explosiones de tejido y hueso, así como sordera y daños al sistema nervioso. También porque así evitamos quedar inconscientes debido a la onda de choque… y es que la caída de un rayo usualmente está acompañada de otros efectos que pueden poner nuestra vida en riesgo, incluyendo cortos circuitos, fuegos y hasta explosiones. En fin, todo sea por hacer de nuestras vidas un poco más seguras.

h1

Sentarse es morir

10/18/2013

Ecodoc [Icon By Buuf]  Salud y bienestar.

Una vida sedentaria… constituye el auténtico pecado contra el Espíritu Santo.

Friedrich Nietzsche (1844 – 1900), filósofo, poeta, músico y filólogo alemán.

Ser un empleado de oficina es una profesión de alto riesgo. Esto no se debe a la posibilidad de sufrir un accidente o a que algún compañero de trabajo pierda la cordura y se vuelva violento contra nosotros. No, el simple hecho de estar sentados detrás de nuestros escritorios nos está matando. Y no importa si pasamos nuestras tardes haciendo ejercicio: está comprobado que quienes pasamos mucho tiempo sentados sufrimos un mayor riesgo de contraer alguna enfermedad coronaria, diabetes o cáncer que aquellos que ni siquiera hacen ejercicio, pero permanecen de pie la mayor parte del día. Y esto se complica aún más porque no sólo permanecemos sentados en la oficina: durante el transporte diario, así como el tiempo que tomamos para descansar después de una jornada laboral – cenando, viendo la TV, jugando con el PlayStation o navegando en Internet – pasamos un promedio de 9.3 horas al día sentados, más tiempo incluso que las 7.7 horas en promedio que tomamos para dormir. El incremento en riesgos para la salud se debe a que al permanecer sentados, quemamos una cantidad mínima de calorías, apenas un poco más de las que consumimos durante el sueño. De acuerdo a algunos estudios, al tomar asiento, aumentan nuestros niveles de presión arterial y azúcar en la sangre, mientras disminuyen ciertas sustancias producidas por los músculos, necesarias para metabolizar la grasa y el colesterol:

• En el instante en que nos sentamos, la actividad eléctrica en los músculos de las piernas se apaga casi por completo. La quema de calorías disminuye a 1.2 por minuto y las enzimas necesarias para metabolizar la grasa corporal disminuyen un 90%

• Después de 2 horas de permanecer sentados, el colesterol bueno (lipoproteína de alta densidad o HDL) disminuye un 20%. Incluso hasta un día después de haber permanecido por más de 2 horas sentados, la efectividad de la insulina en nuestros cuerpos disminuye en 24%, incrementando el riesgo de contraer diabetes.

• Después de tres horas sentados, el riesgo de contraer alguna enfermedad crónica de los riñones aumenta en 15% para los hombres y hasta en 30% para las mujeres.

• Finalmente, después de seis horas sentados, el riesgo de contraer cáncer colorrectal aumenta hasta un 36%

Independientemente del sexo, edad o masa corporal, aquellos que se la pasan sentados más de 11 horas al día tienen un 40% adicional de probabilidad de morir durante los próximos 3 años que el resto de la población. El riesgo disminuye para aquellos que hacen 5 horas o más de ejercicio a la semana, pero éste nunca se elimina por completo. Así que definitivamente, estar sentado es incluso más peligroso que fumar varios cigarrillos al día: al establecer un límite máximo de cinco horas por día sentados, aumentaríamos nuestra esperanza de vida en 3.4 años. Comparativamente hablando, si un fumador dejara el cigarrillo para siempre, su esperanza de vida aumentaría en tan sólo 2.5 años para los hombres, 1.5 para las mujeres.

pic: Frieka Janssens’ Smoking Kids

Es trágico en verdad: permaneciendo sentados por más de 6 horas al día, corremos un mayor riesgo de morir prematuramente que haciendo esto. (Fuente: Revista digital Pas Un Autre)

¿Qué hacer al respecto?

La mejor opción son aquellos escritorios especialmente diseñados para mantenernos de pie. El problema reside en que es poco común encontrar algo así en el ambiente corporativo moderno, a menos que podamos argumentar un tema de salud o nuestro empleador pertenezca al selecto grupo de empresas con pensamiento del “primer mundo”. Y aun así, hay disciplinas específicas – contabilidad, consultoría, desarrollo de software onsite – donde esto se dificulta aún más por la naturaleza propia del trabajo. Sin embargo, existen algunos tips para evitar permanecer sentados por más de una hora seguida:

• Si desempeñamos home office, podríamos dedicar unos diez minutos por cada hora de trabajo haciendo labores del hogar como lavar los platos, sacar la basura o tender las camas.

• En caso de trabajar en un edificio de oficinas, sólo utilizar los baños de otros pisos: mientras más pisos debamos caminar, mucho mejor.

• Organizar la oficina para que las cosas no sean demasiado accesibles. Así tendremos que levantarnos para obtener folders, fotocopias, engrapadoras y de ser posible, hasta atender el teléfono.

• En vez de enviar correos, usar mensajería instantánea o hablar por teléfono con nuestros colegas de oficina, mejor buscarlos y hablar con ellos frente a frente. Esto no sólo nos obliga a levantarnos de nuestro lugar, sino que también permite mejorar nuestras habilidades de comunicación y facilita hacernos más visibles ante el resto de la organización: cuando alguien va de arriba a abajo en la oficina, es común decir “¡guau! cuanto trabajo debe tener asignado fulanito“.

• Tomar mucha agua. La hidratación constante es un hábito saludable que adicionalmente a sus conocidos beneficios, nos obliga a levantarnos a rellenar el envase o a tapar una fuga. En su defecto, el café o té pueden ser una buena opción, siempre y cuando no incluyamos leche, crema, azúcar o algún otro condimento en la bebida.

• Usar la Técnica Pomodoro, designando una pausa de 5 minutos por cada 25 minutos de esfuerzo. Esta técnica se utiliza mucho en el desarrollo ágil, donde establecemos un time box con el afán de incrementar la concentración y productividad sobre una actividad particular. Por si fuera poco, existe un sinfín de aplicaciones que permiten hacer uso de esta técnica e incluso algunas de estas pueden usarse desde el celular.

Conclusiones

De acuerdo a las estadísticas, el mexicano promedio ingiere más de 3,300 calorías al día – 800 más de las que deberíamos consumir – dejando al pan y las bebidas gaseosas como nuestras peores elecciones a la hora de comer. Al mismo tiempo, pasamos casi cinco horas viendo televisión. Esto explica por qué nos hemos convertido en el segundo país más obeso del mundo después de los Estados Unidos. Y lo más terrible del asunto es que como resultado, el 85% de la población mexicana desarrollará una enfermedad crónica degenerativa debido a esta razón durante los próximos 30 años. Así que, esta es una situación de vida o muerte: sentarse nueve horas al día es de por sí una actividad peligrosa; agregando 5 horas vegetando frente al televisor la vuelve mortal.

Así que aunque nos cueste un duro esfuerzo (yo me incluyo), debemos aumentar el ejercicio y bajarle al pan. Más caminatas y menos televisión. Es hora de terminar con nuestros malos hábitos, antes de que ellos terminen con nosotros.

h1

La Paradoja de Stockdale

09/13/2013

Wizdoc [Icon By Buuf]  Reflexiones.

No hay diferencia alguna entre un pesimista que dice: “Oh, no hay esperanza, no te molestes en hacer nada”, y un optimista que dice: “No te molestes en hacer nada, que todo saldrá bien de todos modos.” De cualquier forma, nada pasará.

Yvon Chouinard (n. 1938), montañista, ambientalista y empresario canadiense-estadounidense.

Estos días han sido un poco difíciles en la oficina, porque como en cualquier portafolio de proyectos, algunos de los que llevamos se han vuelto críticos, con fuerte presión por parte del cliente y high management para que cumplan con sus objetivos. Puesto que usamos una metodología ágil en la que respetamos más la parte humana con el afán de motivar y quitar estorbos innecesarios en la productividad de nuestra gente, he llegado a conocer de forma relativamente íntima a algunos de mis colaboradores. Ciertamente, somos un microcosmos de la condición humana, como aquella compañera que está en medio de un difícil divorcio debido a que el marido la cambió por “un modelo más reciente”; o aquél compañero que justo después de tener a su bebé en Gringolandia, fue deportado sin esperanza de regresar a los Estates y cuya pareja decidió quedarse por allá. En fin, duro en verdad.

Siempre se nos ha dicho que el optimismo es una de las emociones más fuertes con las que podemos contar como seres humanos, para salir adelante ante cualquier eventualidad, contratiempo o frustración. Sin embargo, la realidad es que el enfoque con el que tomemos la adversidad puede variar entre dos opciones: una consiste en un escapismo irracional mediante el cual suponemos que todo pasa por algo y que al final, se resolverá por sí mismo; la otra hace que la gente sienta que sin importar cuán terrible sea su situación, ellos pueden seguir hasta el final. Esta forma de pensar puede marcar la diferencia entre literalmente, la vida y la muerte.

Es así como me topé con el blog de Niall Doherty, con valiosa información motivacional. De entre varias entradas, hubo una que me llamó mucho la atención, ya que justamente detalla cómo un optimismo desmedido puede ser mortal. El mismo Doherty aprendió acerca de esta paradoja a partir del libro Good to Great: Why Some Companies Make the Leap… and Others Don’t, titulado en Español como Empresas que sobresalen: por qué unas sí pueden mejorar la rentabilidad y otras no, de James Collins:

La Paradoja de Stockdale debe su nombre al almirante Jim Stockdale, un oficial militar de los Estados Unidos cautivo por ocho años durante la Guerra de Vietnam.

Stockdale fue torturado en más de veinte ocasiones por sus captores, y nunca tuvo muchas razones para creer que sobreviviría al campo de prisioneros para volver a ver a su esposa. Y sin embargo, como Stockdale señaló a Collins, nunca perdió la fe durante su terrible experiencia: “Nunca dudé no sólo de que saldría, sino de que al final prevalecería y convertiría de éste en un acontecimiento decisivo en mi vida, que, en retrospectiva, no cambiaría por nada”.

Y aquí viene la paradoja: mientras Stockdale tenía una fe extraordinaria en lo desconocido, se dio cuenta de que eran los más optimistas de sus compañeros de prisión los que no consiguieron salir de allí con vida. “Fueron los que dijeron, ‘Estaremos fuera para Navidad’. Y la Navidad llegaría, y la Navidad pasaría. Entonces dijeron, ‘Estaremos fuera para Pascua’. Y Pascua llegaría, y Pascua pasaría. Y entonces Acción de Gracias y luego sería Navidad de nuevo. Y ellos murieron de un corazón roto”.

Lo que los optimistas no hicieron fue afrontar la realidad de su situación. Prefirieron el enfoque del avestruz, escondiendo la cabeza debajo de la tierra, esperando que las dificultades desaparecieran. El auto-engaño pudo haberles facilitado las cosas a corto plazo, pero cuando tuvieron que afrontar la realidad, fue demasiado y no pudieron asimilarla.

Stockdale aborda la adversidad con una mentalidad muy diferente. Aceptó la realidad de su situación. Sabía que estaba en un infierno, pero en vez de esconder la cabeza bajo tierra, asumió la situación e hizo todo lo que pudo por subir la moral de sus compañeros prisioneros. Creó un código secreto para que pudieran comunicarse entre ellos. Desarrolló un sistema de hitos que les ayudó a lidiar con la tortura. Y envió información de inteligencia a su esposa, escondida en las aparentemente inocentes cartas que escribía.

Collins y su equipo observaron una mentalidad similar en las empresas sobresalientes. La etiquetaron como la Paradoja de Stockdale y la describieron así:


    Debes conservar la fe en que al final prevalecerás pese a las dificultades.

    Y al mismo tiempo…

    Debes confrontar los hechos más brutales de tu realidad actual, sean los que sean.

Para mí, la Paradoja de Stockdale es portadora de una importante lección de desarrollo personal; una lección de fe y honestidad. No dudes nunca que puedes alcanzar tus objetivos, sin importar lo elevados que sean y sin importarte cuántos críticos y detractores puedas tener. Pero al mismo tiempo, siempre evalúa honestamente tu situación actual. No te mientas a ti mismo por miedo a la vergüenza o incomodidad a corto plazo, porque tal engaño volverá finalmente para derrotarte.

En pocas palabras, espera lo mejor, pero prepárate para lo peor, ya que aferrarse a la esperanza nos dará una posibilidad de éxito, sin importar cuán remota ésta sea; aferrarse al fracaso simplemente lo asegurará. Y esto es algo que debemos tomar en cuenta diariamente, porque si bien podemos tener miles de problemas y muy probablemente algunos no tengan solución fácil o de plano no la tengan, siempre es necesario tomar las cosas con estoicismo, porque en un peor escenario:

[Los hijos de Enrique II, los príncipes Ricardo Corazón de León y Geoffrey se encuentran prisioneros en el calabozo; creen escuchar a Enrique aproximarse]

Príncipe Ricardo: Él está aquí. No obtendrá ninguna satisfacción de mí. No me verá suplicando.

Príncipe Geoffrey: Mi necio caballero… como si importara la forma en que uno cae.

Príncipe Ricardo: Cuando la derrota es todo lo que queda, sí importa.

h1

Soylent: ¿el futuro de la alimentación?

08/30/2013

Scibook [Icon By Buuf]  Ciencia y Tecnología.

[últimas líneas]

Detective Thorn: Es gente. El Soylent Verde está hecho de gente. Están haciendo nuestra comida de gente. Después seremos criados como ganado de engorda. Debes decirles. ¡Debes decirles!

Hatcher: Te lo prometo, Tigre. Notificaré a la central.

Detective Thorn: Diles a todos. Escúchame Hatcher. ¡Debes decirles! ¡El Soylent Verde es gente! ¡Debemos detenerlos de alguna manera!

Como hemos venido alertando desde hace algún tiempo, los recursos y procesos de regeneración de nuestro planeta se están agotando. A este paso, cada día que pasa se vuelve más critico buscar alternativas, incluyendo soluciones de alta tecnología tan espeluznantes como “árboles de pollos” para una producción masiva de alto rendimiento, o Googleburguers sintéticas, generadas mediante cultivos in vitro en el laboratorio. Sin embargo, esto no soluciona el problema por completo, ya que seguimos cortando árboles para construir estacionamientos, criar animales o plantar vegetales: de acuerdo a algunos estudios, el 22% de las emisiones globales son causadas por la agricultura, silvicultura y crecimiento urbano.

Es así como presentamos a Rob Rhinehart, un ingeniero de software norteamericano que, harto de “perder el tiempo” al comprar, preparar y consumir sus alimentos, comenzó a buscar la manera de reemplazar una dieta basada en carnes, cereales, frutas y verduras, por los elementos químicos que los componen, con el afán de prepararse una malteada energética con la que cumpla todas sus necesidades nutricionales. Y es que en sus propias palabras, “No creo que necesitemos fruta y verdura. Sólo necesitamos vitaminas y minerales. Necesitamos hidratos de carbono, no pan. Aminoácidos en vez de leche. Está bien comerlos si quieres, pero no todos pueden pagarlos o tienen el deseo de comerlos. La comida debería ser optimizada y personalizada” Es más, en nuestra dieta regular, muchos de nosotros también incluimos suplementos como proteína de suero de leche y multivitamínicos, por lo que tomar pastillas, cápsulas y polvos de sabor que complementen o reemplacen los alimentos no debería sonar tan extraño.

Es así como este muchacho inició un experimento, donde él mismo fungió como conejillo de indias. En vez de alimentarse “normalmente”, Rhinehart mezcló y comenzó a tomar diferentes ingredientes bioquímicos como maltodextrina, carbonato de calcio y metilsulfonilmetano, utilizando aceite de oliva y sal de mesa como base para la malteada. Después de un par de meses, Rhinehart realizó algunos ajustes a la receta, logrando una fórmula de 37 ingredientes. Lo interesante es que de acuerdo a su blog personal, Rhinehart no sólo mejoró su condición física y mental, sino que también ahorró dinero, pues él pasó de gastar mensualmente US$470 (MXN 5,992.50) a US$154.82 (MXN 1,973.96) por una dieta de 2,629 calorías por día. De igual manera, Rhinehart dejó de generar tanta basura, gracias a una menor cantidad de envolturas, empaques y restos de comida.

pic: Soylent

El menjurje que ha dado tanto de qué hablar. (Fuente: Forbes)

Después de haber llevado a cabo el experimento por más de tres meses, la noticia se volvió viral, por lo que muchos seguidores de Rhinehart le solicitaron la receta y de ser posible, una muestra de este “elíxir mágico”. Es así como éste decidió bautizar su revoltijo como Soylent, basándose en un “sustituto de carne” descrito en la novela Make Room! Make Room!, por el autor norteamericano Harry Harrison. Personalmente, creo que éste fue un error de marketing bastante evidente, ya que el Soylent se asocia más a la película Soylent Green (1973) en la que dicho alimento estaba hecho de seres humanos. En fin, después de una inesperadamente exitosa campaña de crowdfunding, Rhinehart logró reunir un millón de dólares con los que comercializará el Soylent durante finales de Septiembre de 2013. Soylent Corporation, la compañía fundada por Rhineharth, ya tiene pedidos por más de 450,000 comidas individuales, comenzando las entregas en Canadá, Estados Unidos, Reino Unido y México en Diciembre de este mismo año.

Aterrizando los hechos

Anteriormente ya existían “alimentos medicinales” de este tipo, como el Ensure o el Plumpy’Nut, los que son administrados a personas con problemas del tracto digestivo, incluyendo aquellos con operaciones recientes, alergias o desnutrición. Sin embargo, previamente nadie había considerado la posibilidad de eliminar completamente los alimentos por el resto de nuestras vidas. Para ser honestos, Rhinehart nunca ha argumentado que las personas sólo consuman Soylent. Más bien es un biohack cuyo objetivo consiste en optimizar las funciones biológicas con pequeños ajustes aquí y allá, como aquella siesta de la cafeína publicada en este mismo blog. De hecho, no es posible ni deseable eliminar del todo el consumo de alimentos, ya que pueden existir problemas a largo plazo como desequilibrios en la flora intestinal, infecciones y problemas gástricos: por ejemplo, es bien sabido entre los veganos que si uno no ha comido carne por años, pasará por una muy mala experiencia al consumirla nuevamente.

Lo que nos lleva a la pregunta del millón: ¿es seguro? Al parecer, todos los ingredientes del Soylent han sido aprobados de forma individual por la Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA) de los Estados Unidos, así como por la Autoridad Europea de Seguridad Alimentaria (EFSA). Rhinehart razona que “Nadie realmente se preocupó por mi cuando tenía una terrible dieta de Doritos y comida rápida. Pero ahora que he inventado algo que es bueno para uno, todo el mundo está preocupado porque me mate a mí mismo”. Ciertamente, muy poca gente sabe o quiere enterarse de que los aditivos de los alimentos procesados, las hormonas encontradas en la carne y derivados de la leche, así como los organismos genéticamente modificados pueden tener serias repercusiones en nuestra salud si seguimos comiéndolos por años y años.

En la actualidad, ya hay algunos valientes pioneros que están dispuestos a experimentar los efectos, sabor y consistencia de este producto – un poco dulce pero prácticamente sin sabor; algo arenoso pero sin ser difícil de deglutir. Yo esperaría un poco a que pasen tanto el entusiasmo como la eventual desilusión por el Soylent, antes de adquirirlo. Siendo escépticos, puede que al final resulte en otro multivitamínico, o sólo en una moda pasajera. Pero, ¿y si no? tal vez estemos a punto de presenciar el futuro de la alimentación. En fin, hasta que no exista una señal clara de que el Soylent es seguro, sano y moderadamente barato, yo seguiré consumiendo mamíferos peludos, aves y seres acuáticos como plato fuerte.

h1

6 terribles verdades que los harán una mejor persona

12/19/2012

Wizdoc [Icon By Buuf]  Reflexiones.

[Pic: Gregory House, MD]

(Fuente: Google Images)

Todos cometemos errores, y todos pagamos un precio.

Dr. Gregory House, personaje de TV.

Estos últimos días del año han estado anormalmente atareados. Mientras en años pasados hemos tomado esta temporada navideña para bajar el ritmo de trabajo, cerrar los proyectos faltantes y depurar nuestro correo, ahora hemos estado del tingo al tango dejando todo listo para los proyectos que se vienen este próximo 2013 que en algunos casos, se ven bastante complicados.

En esta ocasión, en vez de mis acostumbrados “pensamientos para el levantamiento” de fin de año, he decidido reproducir un artículo escrito por el reconocido columnista y autor David Wong del sitio Cracked.com, quien me ha dejado atónito por lo brutalmente honesto, pero que ciertamente, nos presenta una de las grandes netas del planeta. Es más: ni el mismísimo Dr. Gregory House hubiese logrado este nivel de introspección. Para aquellos jóvenes púberes o adultos que todavía no alcanzan una independencia plena, o aquellos que sienten que deberían merecer algo más de la vida pero no saben cómo lograrlo, les recomiendo leer este artículo, que considero una de las lecturas más importantes que alguna vez leerán en su vida. Por ello, con traducción de mi parte y retoques aquí y allá, disfruten las 6 terribles verdades que los harán una mejor persona:

2013. ¡Siii! Vamos a hacer esto.

“¿Hacer qué?” preguntarás. NO LO SÉ, VAMOS A AVERIGUARLO JUNTOS.

Siéntete libre de dejar de leer esto si tu carrera va bien, estás encantado con tu vida y eres feliz con tus relaciones. Disfruta el resto del día mi amigo, porque este artículo no es para ti. Estás haciendo un buen trabajo; todos estamos orgullosos de ti.

Para el resto de ustedes, quiero que hagan algo: nombren cinco logros impresionantes alcanzados por ustedes. Escríbanlos o sólo grítenlos a viva voz. Pero aquí está el truco: no se les permite escribir nada acerca de lo que son (por ejemplo: Soy un buen chico, Soy honesto), sino que sólo deben listar algo que ustedes hayan hecho (por ejemplo: Acabo de ganar un torneo de ajedrez, Hago el mejor chile con carne del mundo). Si encuentran esto difícil, bueno, este artículo es para ustedes, y demonios, van a odiar cada palabra de él. Mi única defensa es que yo quisiera que alguien me lo hubiese dicho a mí desde 1995.

#6. El mundo sólo se preocupa por lo que puede obtener de ti.

Digamos que la persona a la que más amas acaba de recibir un disparo. Él o ella está tirado en la calle, sangrando y gritando. Un tipo se apresura a llegar y dice “Apártate.” Él mira de cerca la herida de bala y saca una navaja de bolsillo: va a operar ahí mismo.

“¿Eres un doctor?”, preguntas.

El tipo responde: “No.”

“Pero sabes lo que estás haciendo, ¿cierto? Eres un paramédico o…”

En este punto, el tipo se empieza a molestar. Te dice que es un buen muchacho, es honesto, siempre llega a tiempo. Te dice que es un hijo ejemplar y tiene una interesante vida llena de pasatiempos satisfactorios, mientras presume que jamás pronuncia malas palabras.

Confundido, reclamas “¿Pero qué carajos importa eso cuando mi (esposa/esposo/mejor amigo/padre) está tirado aquí en el piso sangrando? ¡Necesito alguien que sepa atender heridas de bala! ¿¡Puedes hacerlo o no!?”

El hombre se pone agitado – ¿por qué estás siendo superficial y egoísta? ¿No te importa ninguna de sus otras cualidades? ¿Acaso no acabas de escucharle decir que siempre se acuerda del cumpleaños de su novia? A la luz de todas las cosas buenas que hace, ¿realmente importa si sabe cómo hacer una cirugía?

En este momento de pánico, tomarás tus manos ensangrentadas y lo sacudirás de los hombros, exclamando “¡Sí! ¡Te estoy diciendo que nada de esa mierda importa, porque en esta situación específica, necesito alguien que pueda parar la hemorragia, pedazo de alcornoque!”

Así que aquí está mi terrible verdad acerca del mundo adulto: Tú estás justo en esa situación todos los días. Sólo que eres el tipo confundido con la navaja de bolsillo. Toda la sociedad es la víctima que yace en el suelo, sangrando.

Si quieres saber por qué la sociedad parece evitarte, o por qué parece que no obtienes respeto alguno, es porque la sociedad está llena de gente con necesidades. Necesitan casas donde vivir, alimentos para comer, entretenimiento, relaciones sexuales que los dejen satisfechos. Llegaste a la escena de esta emergencia, sosteniendo tu navaja de bolsillo, en virtud de tu nacimiento: en el momento en el que llegaste a este mundo, te hiciste parte de un sistema diseñado solamente para atender las necesidades de las personas.

Ya sea que cubras estas necesidades aprendiendo un conjunto único de habilidades, o el mundo te rechazará, sin importar cuán amable, generoso y educado seas. Serás pobre, solitario y te dejarán afuera en el frío.

¿Esto suena mezquino, grosero o materialista? ¿Qué hay acerca del amor y la bondad? ¿Acaso eso no importa? Por supuesto. Mientras resulte en algo para otras personas que no puedan obtener en otro lugar. Por ejemplo…

#5. Los hippies estaban equivocados.

Esta es la escena más grande en la historia del cine (ADVERTENCIA: LENGUAJE EXTREMADAMENTE SOEZ):


Para aquellos de ustedes que no pueden ver vídeos, es el famoso discurso que Alec Baldwin da en la obra maestra de la cinematografía Glengarry Glenn Ross (1992). El personaje de Baldwin – quien puedes asumir es el villano – se dirige a un cuarto lleno de vendedores, destrozándolos al decir que todos están a punto de ser despedidos a menos que “cierren” las ventas que les han sido asignadas:

“¿Buen tipo? Me importa una mierda. ¿Buen padre? ¡Jódete! Ve a casa a jugar con tus hijos. Si quieres trabajar aquí, cierra.”

Es brutal, grosero y raya en lo sociópata, pero ciertamente expresa precisa y honestamente lo que el mundo espera de ti. La diferencia es que, en el mundo real, la gente considera tan mal hablarte de esa manera, que han decidido como mejor opción dejarte seguir fallando.

La escena cambió mi vida. Me gustaría programar el despertador para que me recite esta expresión cada mañana si yo supiera cómo. Alec Baldwin fue nominado a un Oscar por aquella película y esa es la única escena en la que actúa. Como gente más inteligente ha señalado, la genialidad de este discurso consiste en que la mitad de las personas que lo ven, piensan que el punto de la escena es “¡Guau! lo que ha de ser tener un jefe así de idiota” mientras la otra mitad piensa: “¡Demonios, sí, vamos a salir a vender bienes raíces!”

O, como el blog El Último Psiquiatra expone:

Si estuvieran en esa habitación, algunos de ustedes lo entenderán como trabajo, alimentándose de la energía del mensaje y dando cabida a las maldiciones del coach, opinando “¡Este tipo es increíble!”; otros de ustedes lo tomarían de manera personal, pensando “este tipo es un idiota, no tiene derecho de hablarme así”, o – la maniobra estándar cuando el narcisismo se confronta ante una mayor autoridad – hervir de furia calladamente mientras fantaseas en una contestación que lo deje ver como un hipócrita. Qué satisfactorio.”

Este fragmento es parte de una crítica perspicaz hacia los “hipsters” y por qué parecen tener tanta dificultad para encontrar trabajo (esto ni siquiera le hace justicia; lee el documento completo). El punto es que la diferencia entre estas dos actitudes – amargado vs. motivado – determina en gran medida si tendrás o no éxito en el mundo. Por ejemplo, algunas personas pretenden responder a aquél discurso con la línea de Tyler Durden del Club de la Pelea (1999): “No eres tu trabajo”.

Pero, bueno, en realidad, tú lo eres. Totalmente. Por supuesto, tu “trabajo” y tus medios de sustento pueden no ser la misma cosa, pero en ambos casos no eres más que la suma total de todas tus habilidades. Por ejemplo, ser una buena madre es un trabajo que requiere cierta destreza. Es algo que una persona puede hacer que es útil para otros miembros de la sociedad. Pero no te equivoques: tu “trabajo” – aquello que haces que es útil para otras personas – es todo lo que eres.

Existe una razón por la que los cirujanos obtienen más respeto que los escritores de comedias. Hay una razón por la que los mecánicos obtienen más respeto que los hipsters desempleados. Existe una razón por la que tu trabajo será tu etiqueta si tu muerte llega al noticiero (“Linebacker de la NFL Muere en Asesinato/Suicidio”). Tyler dijo “Tú no eres tu trabajo,” pero también fundó y manejó una exitosa compañía de jabones y se convirtió en el jefe de un movimiento político y social internacional. Él era su trabajo completamente.

O piénsalo de esta manera: ¿Recuerdan cuando Chick-fil-A se pronunció en contra del matrimonio gay? ¿Y cómo sin importar las protestas, la compañía sigue vendiendo millones de sándwiches al día? No es porque el país esté de acuerdo con ellos; es porque hacen bien su trabajo al hacer deliciosos sándwiches. Y eso es todo lo que importa.

No te tiene que gustar. No me gusta cuando llueve en mi cumpleaños. Y sin embargo, llueve de todas formas. Las nubes se forman y ocurre una precipitación. La gente tiene necesidades por lo que le asigna un valor a aquellos que las proveen. Estos son simples mecanismos en el universo y no responden a nuestros deseos.

Si protestas diciendo que no eres un materialista superficial y capitalista, y que no estás de acuerdo en que el dinero lo es todo, sólo puedo decirte: ¿Quién dijo algo sobre dinero? Estás perdiendo la perspectiva.

#4. Lo que produces no tiene que hacer dinero, pero tiene que beneficiar a alguien.

Tratemos con un ejemplo no monetario para que no te quedes con esa idea. La demografía para la que Cracked escribe es una mayoría de varones en sus 20-y-tantos. Así que en nuestros foros y bandejas de correo he leído docenas de historias al año sobre tipos miserables y solitarios que insisten en que las mujeres no se les acercarán a ellos sin importar el hecho de que son los mejores chicos del mundo. Puedo explicar qué está mal con esta manera de pensar, pero probablemente será mejor si dejo que Alec Baldwin lo explique:


En este caso, Baldwin está interpretando el papel de las mujeres atractivas en tu vida. Ellas no serán tan terminantes como él – la sociedad nos ha enseñado a no ser tan honestos con las personas – pero la ecuación es la misma. “¿Buen tipo? Me importa una mierda. Si quieres trabajar aquí, cierra.”

Así que, ¿qué puedes traer a la mesa? Porque la chica parecida a Zooey Deschanel por la que suspiras todos los días se humecta el cutis por hasta una hora cada noche y se siente culpable cuando come algo más que una ensalada a la hora de la comida. Ella se va a convertir en un cirujano dentro de 10 años. ¿Y tú qué estás haciendo?

“¿Qué?, ¿Estás diciendo que no puedo tener chicas como esa a menos que tenga un buen trabajo y gane montañas de dinero?”

No, tu cerebro llegó a esa conclusión para que tengas una excusa a la hora de ser rechazado por otras personas al pensar que sólo son superficiales y egoístas. Lo que te estoy preguntando es ¿qué puedes ofrecer? ¿Eres inteligente? ¿Divertido? ¿Interesante? ¿Talentoso? ¿Ambicioso? ¿Creativo? Ok, ahora bien, ¿Qué haces para mostrarle esos atributos al mundo? No digas que eres un buen tipo: eso es lo mínimo indispensable. Las chicas bonitas tienen a muchachos siendo amables con ellas 36 veces al día. El paciente está sangrando en la calle. ¿Sabes cómo operar o no?

“Bueno, ¡no soy sexista ni racista ni codicioso ni superficial o abusivo! ¡No como aquellos caraculos!”

Lo siento, sé que esto es difícil de escuchar, pero si todo lo que puedes hacer es listar un montón de defectos que no tienes, entonces apártate del paciente. Existe un ocurrente, guapo muchacho con una carrera prometedora que está listo para intervenir y operar.

¿Acaso esto te está rompiendo tu corazón? Ok, ¿ahora qué? ¿Te vas a deprimir por esto o vas a aprender a practicar una cirugía? Depende de ti, pero no te quejes sobre cómo las chicas bonitas se enamoran de los pelmazos; ellas caen por ellos porque esos pelmazos tienen otros atributos qué ofrecer. “¡Pero soy muy bueno escuchando!” ¿Lo eres? Porque estás dispuesto a cruzarte de brazos ante la oportunidad de estar cerca de una chica bonita (y pasar cada segundo imaginando cuán suave debe ser su piel). Bueno, adivina qué: hay otro tipo en su vida que hace justo eso, y puede tocar la guitarra. Decir que eres un buen chico es como un restaurant cuyo único eslogan es que la comida no te hace daño. Eres como una nueva película cuyo título es Esta película es en español, y su lema es “Los actores están claramente visibles”.

Creo que esto es por lo que puedes ser un “buen chico” y de todas formas sentirte terriblemente mal sobre ti mismo. Específicamente…

#3. Te odias a ti mismo porque no haces nada al respecto.

“Entonces, ¿estás diciendo que debería leer un libro sobre cómo atraer a las chicas?”

Sólo si el paso número uno del libro consiste en “Empezar a convertirte en el tipo de persona con el que las chicas quieren estar.”

Porque ese es el paso que normalmente se saltan: siempre es “¿Cómo puedo obtener un trabajo?” y no “¿Cómo puedo ser el tipo de persona que quieran los empleadores?” Es “¿Cómo puedo hacer que las chicas bonitas me miren?” en vez de “¿Cómo puedo convertirme en el tipo de persona que las chicas bonitas adoran?” Verás, porque en aquél segundo tendrás que abandonar tus pasatiempos favoritos y poner más atención en tu apariencia, y Dios sabe que más. Es posible que incluso tengas que cambiar tu personalidad.

“Pero, ¿por qué no puedo encontrar alguien que sólo me quiera por lo que soy?” te preguntarás. La respuesta es porque los humanos tenemos necesidades. La víctima se está desangrando, ¿y todo lo que puedes hacer es quejarte de que no hay suficientes heridas de bala que se curen por sí mismas?

Aquí está otro video no seguro de ver en el trabajo:


Todos los que vieron este video instantáneamente se sintieron un poco felices, aunque no por las mismas razones. ¿Puedes hacer eso para otras personas? ¿Por qué no? Ese tipo conoce el secreto de ganar en la vida: hacer… lo que eso era… fue mejor que no hacerlo en absoluto.

“¡Pero no soy bueno en nada!” Bueno, te tengo buenas noticias: alcanza suficientes horas de repetición en ello y te harás más o menos bueno en cualquier cosa. Yo era el peor escritor del mundo cuando era apenas un infante. Fui un poco mejor a los 25. Pero mientras fallaba miserablemente en mi carrera, escribí en mi tiempo libre por ocho años seguidos, un artículo por semana, antes de que llegara a hacer algún dinero por eso. Me tomaron 13 años ser lo suficientemente bueno como para formar parte de la lista de best-sellers del New York Times. Me tomaron alrededor de 20,000 horas de práctica limar las asperezas de mi propia mediocridad.

¿No te gusta la posibilidad de invertir todo ese tiempo en una habilidad? Bueno, tengo buenas y malas noticias. Las buenas noticias consisten en que el simple hecho de practicar te ayudará a salir de tu caparazón: yo mismo pasé por años de tedioso trabajo de oficina porque sabía que estaba aprendiendo una habilidad única fuera de mi horario laboral. La gente renuncia porque toma demasiado tiempo ver los resultados, y es que no pueden darse cuenta que el proceso es el resultado.

La mala noticia es que no tienes otra opción. Si quieres trabajar aquí, cierra.

Porque en mi opinión inexperta, no te odias a ti mismo porque tienes una autoestima baja, o porque otras personas fueron malas contigo. Te odias a ti mismo porque no estás haciendo nada al respecto. Ni siquiera puedes “amarte por lo que eres”: por ello te sientes tan miserable, enviándome mensajes privados preguntándome qué deberías hacer con tu vida.

Haz cuentas: ¿Cuánto de tu tiempo gastas consumiendo resultados de la labor de otras personas (TV, música, videojuegos, sitios web) contra lo que haces tú mismo? Sólo una de ellas te agrega valor como ser humano.

Y si odias escuchar esto y me respondes con algo que aprendiste de niño que suena a “¡Lo que importa es lo que tenemos dentro!” entonces sólo puedo decir…

#2. Lo que tienes dentro sólo importa por lo que te permite hacer.

Por estar en este negocio, conozco a docenas de aspirantes a escritor. Ellos piensan en sí mismos como escritores, se presentan a sí mismos como escritores en las fiestas y saben que muy adentro, tienen el corazón de un escritor. Lo único que les falta es el pequeño paso final, donde realmente escriban alguna jodida cosa.

Pero en realidad, ¿eso importa? ¿Acaso “escribir cosas” es tan importante cuando se decide quién es y quién no es un “escritor”?

Por el amor de Dios, .

Verás, existe una defensa común a todo lo que he dicho hasta ahora, y a cualquier voz crítica en tu vida. Es aquello que tu ego te está diciendo para prevenir que tengas que hacer el pesado trabajo de mejorarte a ti mismo: “Sé que soy una buena persona en el interior.” Puede que también haya sido re fraseado como “Yo sé quién soy” o “Sólo tengo que ser yo mismo”.

No me malinterpretes; quién eres por dentro lo es todo: el tipo que construyó una casa para su familia desde los cimientos lo hizo por quién era por dentro. Cada error que has cometido ha empezado con un mal impulso, algún pensamiento rebotando dentro de tu cabeza hasta que tuviste que actuar. Y todo acierto que has logrado consiste en lo mismo: “Quién eres por dentro” es la metafórica tierra sobre la que crecen los frutos.

Pero hay algo que todos deben saber, y que muchos de ustedes no pueden aceptar:

“Tú” no eres más que el fruto.

A nadie le importa tu tierra. “Quién eres por dentro” es irrelevante más allá de lo que genera para otras personas.

Por dentro, tienes una gran compasión por la gente pobre. Bien. ¿Esto ha resultado en que hagas algo al respecto? ¿Escuchaste sobre alguna terrible tragedia en tu comunidad y dijiste, “Oh, esos pobres niños. Hagámosles saber que están en mis plegarias”? Porque… vete a la mierda si así lo hiciste: ve, encuentra qué necesitan y ayuda a dárselos. Cientos de millones de personas vieron aquél video llamado Kony 2012, y virtualmente todos ellos mantuvieron a los niños africanos “en sus plegarias”. ¿Qué dio como resultado todo ese poder colectivo de buenas intenciones? Una mierda. Los niños mueren cada día porque millones de nosotros nos decimos a nosotros mismos que preocuparse es lo mismo que ocuparse. Es un mecanismo interno controlado por la parte perezosa de tu cerebro para prevenir que hagas algo de verdad.

¿Cuántos de ustedes están diciendo en este preciso momento, “¡Ella/él me amaría si supiera lo interesante que soy!” ¿En serio? ¿Cómo se manifiestan todos tus interesantes pensamientos e ideas en el mundo real? ¿Qué te permiten hacer? Si la chica o chico de tus sueños tuviese una cámara escondida que te siguiera a todos lados por un mes, ¿estarían impresionados con lo que verían? Recuerda, no pueden leer tu mente: sólo pueden observar. ¿Les gustaría ser parte de esa vida?

Porque todo lo que te estoy pidiendo es aplicar a ti mismo el mismo estándar que aplicas a los demás. ¿No tienes ese molesto amigo Cristiano cuya única oferta de ayudar a alguien más consiste en “rezar por ellos”? ¿No te vuelve loco? Ni siquiera estoy argumentando si la oración funciona; no cambia el hecho de que ellos escogieron el tipo de ayuda que no requiere que se levanten del sofá. Se abstienen de todo vicio, tienen pensamientos limpios, su tierra interna es tan pura como lo puede ser, pero ¿qué fruto se dio de ella? Y ellos deberían saberlo mejor que nadie: robé la metáfora de la Biblia. Jesus dijo algo en el sentido de “un árbol es juzgado por su fruto” una y otra y otra vez. Por supuesto, Jesus nunca dijo, “Si quieres trabajar aquí, cierra.” No, el dijo, “Todo árbol que no da buen fruto es cortado y echado al fuego.”

La gente no reacciona bien cuando se les dice eso, así como los vendedores no reaccionaron bien ante Alec Baldwin diciéndoles que debían tener cojones o resignarse a lustrar sus zapatos. Lo que nos lleva al último punto…

#1. Todo dentro de ti luchará contra cualquier intento de mejorar.

La mente humana es un milagro, y nunca la verás entrar tan hermosamente en acción como cuando está luchando contra cualquier evidencia de que necesita cambiar. Tu psique está equipada con capa tras capa de mecanismos de defensa diseñados para derribar cualquier intento de cambiar las cosas – pregúntale a cualquier adicto.

Incluso ahora, algunos de ustedes leyendo esto están sintiendo cómo su cerebro los bombardea hasta la médula con razones para rechazarlo. De experiencia, puedo decir que estas vienen en la forma de…

• Intencionalmente interpretar cualquier crítica como un insulto: “¿¡Quién es él para decirme perezoso e insignificante!? ¡Una persona decente jamás me hablaría así! ¡Escribió todo esto para sentirse superior a mí y hacerme sentir mal! ¡Voy a pensar mi propio insulto para igualar el marcador!”

• Enfocarse en el mensajero para evitar escuchar el mensaje: “¿Quién se cree ESTE tipo para decirme A MI como vivir? ¡Oh, como si él fuera tan grande y poderoso! ¡Es tan sólo un torpe escritor en la Internet! ¡Voy a buscar algo acerca de él que me asegure que él es estúpido, y que todo lo que está diciendo es una estupidez! ¡Este tipo es tan pretencioso, que me hace vomitar! ¡Vi este viejo video de él rapeando en YouTube y pienso que sus rimas apestan!”

• Enfocarse en el tono para evitar escuchar el contenido: “¡Voy a buscar hasta que encuentre una broma que suene ofensiva cuando se diga fuera de contexto, y luego hablaré y pensaré sólo acerca de eso! ¡He escuchado que una sola palabra ofensiva puede hacer de todo un libro algo invisible!”

• Revisar tu propia historia: “¡Las cosas no están tan mal! ¡Sé que tuve una amenaza de suicidio el mes pasado, pero me siento mejor ahora! ¡Es enteramente posible que si sigo haciendo exactamente lo que he hecho hasta ahora, eventualmente las cosas funcionen! ¡Tendré mi gran oportunidad, y si sigo haciéndole favores a esa chica bonita, eventualmente vendrá hacia mí!”

• Pretender que cualquier intento de mejora de alguna forma implicará “vender” tu verdadero yo: “Ok, así que supongo que deberé deshacerme de toda mi colección de manga y en vez de eso ir al gimnasio por seis horas al día y tener un bronceado como el de esos pelmazos de Jersey Shore? Porque ESA ES LA ÚNICA OPCIÓN.”

Etcétera. Recuerda, sentirse miserable es reconfortante. Es por eso que mucha gente lo prefiere. La felicidad requiere un esfuerzo.

También coraje. Es increíblemente reconfortante saber que mientras no construyas nada en tu vida, nadie puede atacar lo que has creado.

Es mucho más fácil sentarse y criticar las creaciones de otras personas. Esta película es estúpida. Los niños de esa pareja son unos malcriados. La relación de aquella pareja es un desastre. Ese tipo rico es superficial. Este restaurant apesta. Este escritor de Internet es un idiota. Mejor dejo un comentario mezquino demandando que el sitio web lo despida. Mira, he creado algo.

Oh, espera: ¿olvidé mencionarte esa parte? Sí, lo que sea que trates de construir o crear – un poema, una habilidad, una nueva relación – te encontrarás inmediatamente rodeado por no-creadores que la harán polvo. Tal vez no en tu cara, pero lo harán. Tus amigos borrachos no quieren que te vuelvas sobrio. Tus amigos obesos no quieren que empieces un régimen de ejercicios. Tus amigos desempleados no quieren que inicies una carrera.

Sólo recuerda, que ellos están expresando sus propios miedos, ya que destrozar el trabajo de otras personas es otra excusa para no hacer nada. “¿Por qué debería crear algo cuando las cosas que otras personas crean, apestan? Yo ya habría escrito una novela en este momento, pero voy a esperar por algo bueno; ¡no quiero escribir la próxima Crepúsculo!” Mientras ellos no produzcan nada, todo será perfecto y sin reproches. O si llegan a producir algo, se asegurarán de hacerlo con desinterés. Lo harán intencionalmente malo para dejar en claro a todos que este no es su verdadero esfuerzo. El máximo esfuerzo habría sido algo impresionante. No como la basura que publicaste.

Asegúrate de leer los comentarios al artículo: cuando se vuelvan horribles, siempre será desde el mismo ángulo: Cracked necesita despedir a este columnista. Este imbécil debe dejar de escribir. Ya no hagas más videos. Siempre se reducen a “Deja de crear. Esto es diferente de lo que yo hubiese hecho, y la atención que estás obteniendo me hace sentir mal conmigo mismo.”

No seas esa persona. Si eres de esas personas, no lo seas más. Esto es lo que hace que la gente te odie. Esto es lo que hace que te odies a ti mismo.

Así que qué tal esto: un año. Al final del 2013, esa es nuestra fecha límite. O un año desde que leíste esto. Mientras otras personas te están diciendo que “¡Hagamos como propósito de año nuevo perder 10 kilos!” Diré que hagamos un juramento sobre lo que sea – agregar una habilidad, alguna mejora a tu set de herramientas como ser humano, y hazte lo suficientemente bueno como para impresionar a otras personas. No me preguntes qué – diablos, escoge lo que sea al azar si no tienes idea. Toma una clase de karate, o baile de salón, o alfarería. Aprende a hornear pasteles. Aprende a dar masajes. Aprende un lenguaje de programación. Filma una porno. Adopta un personaje de superhéroes y lucha contra el crimen. Inicia un vlog en YouTube. Escribe para Cracked.

La llave es, no quiero que te enfoques en algo increíble que te pase a ti (“Voy a encontrar una novia, voy a hacer montañas de dinero…”). Quiero que sólo te enfoques en darte a ti mismo una habilidad que te haga aunque sea un poco más interesante y valioso para otras personas.

“No tengo el dinero para tomar una clase de cocina.” Carajo, entonces ve a Google y escribe “cómo cocinar”. Incluso han filtrado la pornografía, por lo que es más fácil que nunca. Diablos, tienes que matar esas excusas. O ellas te matarán a ti.

Si quieres anotar tu proyecto en el foro correspondiente y revisarlo en esta temporada del año, date gusto. Estaré al tanto si incluso una sola persona hace esto, pero de ser así haremos una retrospectiva, no sólo para saber si en realidad cumplimos, sino por qué. No tienes nada que perder… y el mundo te necesita.

h1

Cinco signos característicos de una mala paternidad que resultan ser buenos para los niños

08/29/2012

Wizdoc [Icon By Buuf]  Tips & Tricks.

Family holding hands

(Fuente: More4Kids)

Tus hijos son el regalo más grande que Dios te ha dado, y sus almas la mayor responsabilidad que pondrá en tus manos. Tómate tu tiempo con ellos, enséñales a tener fe en Dios. Sé una persona en quien ellos puedan confiar. Cuando seas viejo, nada más que hayas hecho habrá importado tanto.

Lisa Wingate, oradora, columnista y autora norteamericana.

Mis hijos ya alcanzaron la edad de uno y cuatro años, y el más pequeño ya está empezando a caminar, aunque todavía se cae con relativa frecuencia. Esto ha significado entre otras cosas, poner más cuidado con los puntos peligrosos de nuestro hogar – como enchufes, puertas, escalones y hasta objetos aparentemente inofensivos como cubetas y jergas mojadas – ya que les gusta aventurarse por todos lados y si no se les pone la debida atención, cuando uno menos lo espera el mayor ya cerró una puerta desde afuera mientras el más pequeño ya está metido en el closet buscando qué meterse a la boca.

Y es que esto de la educación de los niños puede ser todo un reto, pues si buscamos que “algún día sean astronautas”, debemos contenernos ante la tentación de nalguearlos cuando cometen travesuras, porque está científicamente comprobado que a mayor número de golpes, jalones o pellizcos, menor será la probabilidad de que alcancen el éxito durante su vida adulta. Fue así como me topé con este artículo escrito por Cezary Jan Strusiewicz y encontrado en el sitio Cracked donde nos muestra algunos ejemplos de mala paternidad que ¡sorpresa! resultan ser buenos para la crianza de los niños, ya sea porque mejoran su salud o su madurez emocional y social. Con mi propia traducción, lo presento a continuación:

Cualquiera que haya crecido en los años 80 sabe que la crianza de los niños solía tener otro significado. Las alergias eran poco frecuentes, los niños vagaban por los suburbios en bicicleta y las aventuras sin supervisión adulta se daban a la vuelta de la esquina. Los niños que crecieron en los años 90 no podían salir de casa sin que se les diera un discurso acerca del peligro de acercarse a extraños y se les suministrara una dosis extra de vitaminas, por si acaso.

Pero resulta que hay algunas cosas que los padres flojos o negligentes hicieron bien. Tales como…

5. Discutir con los hijos

“¡Porque yo lo digo!”

Todo padre acaba diciendo esto, ya sea le guste o no. ¿Cuál es la alternativa? ¿Sentarse ahí a debatir con tu hijo de 11 años de edad acerca de los méritos de un nuevo camión de juguete o un tatuaje de ellos en la frente representándolos apuñalando a un policía?

No, en estas situaciones lo mejor es rápidamente plantarse y dejar en claro quién es el jefe. Discutir con ellos por todo sólo socavará tu autoridad y convertirá a tus hijos en belicosos, malcriados delincuentes. Además, ¿que podría ganarse al discutir con un niño?

El sorprendente beneficio:

En realidad, la ciencia dice que estas discusiones proporcionan excelentes oportunidades para que tus hijos practiquen sus habilidades de razonamiento, discusión y negociación. Así que, mientras estén usando argumentos racionales y calmadamente te expliquen su punto de vista, no te conviertas inmediatamente en el perro alfa y termines la conversación con un “porque yo lo digo”. Tu deseo de tener una discusión en realidad podría salvar a tus crías de una vida ahogada en el alcohol y las drogas, de acuerdo a investigadores de la Universidad de Virginia.

En un estudio con 157 niños de 13 años de edad a lo largo de un periodo de dos años, descubrieron que los adolescentes que aprendieron a valerse por sí mismos e inteligentemente argumentaron su punto de vista, más tarde podrían usar esas habilidades en otras situaciones. Especialmente contra el coco de los padres en todo el mundo: la presión de los compañeros.

Resulta que la persuasión es algo muy útil en un ambiente escolar, especialmente en lo que respecta a declinar un golpe de heroína durante el recreo. En el estudio, aquellos niños que dominaron las artes de la argumentación al practicar primero con sus padres, eran un 40% más propensos a decir “no” a todo tipo de vicios, mientras que aquellos que eran constantemente acallados por sus padres respondían a la mayoría de las malas influencias con un tímido “Sí, seguro, no importa…”

La cuestión es que el mundo está lleno de padres con imagen de tipo rudo que insisten en que sus hijos aprendan a pelear, sabiendo que algún día tendrán que enfrentarse a un matón o bully. Tal vez incluso papá se pondrá los guantes de boxeo y llevará al niño al sótano para enseñarle cómo lanzar derechazos. Pero ¿cuándo fue la última vez que escuchaste de padres que hacen lo mismo con el combate verbal? Ya sabes, que le enseñen a sus hijos cómo ganar argumentos por la misma razón – que seguramente necesitarán en el patio de recreo. Diablos, te apostamos a que los argumentos verbales eran mucho más comunes en tus años formativos que las peleas a puñetazos. Así que, ¿por qué no las practicamos?

4. Dar a los niños caramelos regularmente

Todo el mundo sabe lo perjudicial que el azúcar refinado es para los niños. No sólo es adictiva, sino que también pudre los dientes y es la causa principal de la epidemia de obesidad infantil, que apesta, porque niños gordos son lo peor. Los padres que frecuentemente dan dulces a sus hijos deberían saltarse las bicicletas de montaña y las consolas de videojuegos y directamente comprarle a sus descendientes ataúdes extra-grandes para cuando inevitablemente caigan muertos a la edad de cuarenta. ¿Cierto?

El sorprendente beneficio:

Vamos a ser muy claros en esto: No estamos diciendo que los dulces no van a matar a tu hijo, sino que los niños que comen dulces regularmente pueden acabar siendo mucho más saludables que los que no lo hacen. Al menos esas fueron las conclusiones de los investigadores de la Universidad Estatal de Luisiana después de un estudio de cinco años… que básicamente se redujo a rellenar de azúcar un montón de niños pequeños, preadolescentes y adolescentes.

Los investigadores estudiaron a más de 11,000 niños de 2 a 18 años que fueron divididos en dos grupos. Un grupo fue alimentado con dulces y chocolate por alrededor de 4 gramos por encima de su ingesta diaria recomendada de azúcar, mientras que los otros niños no recibieron dulces en absoluto (teniendo que mantenerse en una dieta constante de lástima y burla por parte del primer grupo). A pesar de la cantidad casi insignificante de dulces que se les proporcionaron, los resultados del estudio mostraron que estadísticamente, la brigada caramelo tendía de 22 a 26 por ciento a ser menos propensos al sobrepeso que los niños criados con zanahorias y agua vegetariana.

Las buenas noticias no terminan ahí. Los niños que montaban el dragón azucarado también tenían menores niveles de una proteína relacionada a enfermedades del corazón y otros padecimientos crónicos, lo que va en contra de todo el así llamado sentido común de la nutrición saludable. Sin embargo, los resultados sólo aplicaron a los dulces típicos de azúcar y no al chocolate, por ninguna otra razón más que la vida es arbitraria e injusta.

Sin embargo, estos hallazgos no dan una luz verde para que los padres conecten a sus hijos a intravenosas llenas de azúcar y digan que sus obligaciones parentales están hechas. Lo que el estudio mostró en realidad fue que consumir frecuentemente cantidades moderadas de azúcar durante un largo período de tiempo puede tener efectos muy positivos en un cuerpo joven. Esto no tendrá ningún significado, sin embargo, si no sujetas a tu hijo a una dieta equilibrada o haces que patee una pelota de vez en cuando.

3. Dejar que jueguen en la tierra

Cuando eras niño, ¿alguna vez te gritaron por no ensuciarte lo suficiente? ¡Claro que no! Todo era “¡Salte del lodo, vas a arruinar los zapatos nuevos!” y “¡No te comas ese gusano, vive en la caca!”

Claro, todo padre entiende que los niños tienen una necesidad imperiosa de jugar al aire libre, pero esto debe hacerse en un ambiente controlado, donde los niños estén a salvo de las fuerzas malignas de la Madre Naturaleza y sus microorganismos que viven en la suciedad. A una edad bastante temprana, los niños no tienen ni siquiera cráneos correctamente formados, mucho menos sistemas inmunológicos lo suficientemente fuertes. ¿Y vas a dejar que jueguen entre agujas intravenosas, tenias y Dios sabe qué más? Si no fuera por los antibióticos modernos, la causa principal de muertes infantiles probablemente serían las rodillas raspadas.

El sorprendente beneficio:

Jugar entre la suciedad puede hacer que tus niños sean más inteligentes, eviten la depresión y se salven de enfermedades futuras. ¡Apostamos a que no te lo esperabas!

La mayoría de nosotros no puede encender la televisión sin ver a una mujer bien arreglada rogando porque compremos sus germicidas antisépticos para proteger a nuestras familias de la enfermedad… como si fuésemos los chicos malos si no lo hiciéramos. Lo que la bien peinada señorita de Lysol no nos está diciendo es que la exposición a la tierra – verdadera tierra, polvo y suciedad – es lo que expone a los niños a una bacteria llamada Mycobacterium vaccae, los chicos buenos del mundo bacteriano.

En un experimento, un grupo de ratones que fueron alimentados con suciedad conteniendo M. vaccae podían navegar laberintos complejos al doble de rápido que otros ratones. Otro estudio realizado por la Universidad de Bristol encontró que las bacterias también hicieron que los cerebros de los ratones secretaran más serotonina, que es la hormona de la felicidad. Esto explica por qué los hippies se ven tan contentos. Aparte de la hierba claro está.

Pero incluso el contacto con bacterias sin poderes mutantes puede ser muy beneficioso para los niños, ya que prepara su sistema inmunológico para manejar los desafíos más grandes por venir. Es el mismo principio de los argumentos verbales que tratamos anteriormente – todo se trata de practicar, en esta ocasión por su sistema inmunológico. Mientras más patógenos tenga que combatir un bebé antes de alcanzar 2 años de edad, menor será la posibilidad de que desarrolle problemas de salud como asma, enfermedades coronarias o trastorno obsesivo-compulsivo.

2. Permitir juegos peligrosos

La banda sonora de todo niño jugando es una voz adulta diciendo “¡Bájate de ahí!” o algo por el estilo (por ejemplo, “¡Te vas a sacar un ojo!” o “¡No puedes fumar eso!”). Ese es el sonido que los adultos hacen cuando te subes al techo con la intención de ver si puedes patinar para saltar y zambullirte en la piscina.

Los investigadores se refieren a esto como “juego peligroso” – cualquier forma de juego con un riesgo de daño físico, generalmente realizado al aire libre sin supervisión de un adulto. Por lo tanto, trepar árboles, andar en bicicleta, patinaje, lucha libre, saltos mortales y lucha con mapaches son todas formas de juego peligroso. Es el tipo de diversión que los padres de hoy en día encuentran difícil de conceder, porque requiere dejar que los niños salgan de nuestras protecciones, cercas y bardas. Después de todo, ¿cuántos niños mueren al año por trágicas lesiones relacionadas a estos juegos?

El sorprendente beneficio:

Sí, en realidad sabemos cuántos niños mueren al año debido a juegos peligrosos, y esos números son muy altos… en la escala de mentiras. En general, las lesiones sufridas por los niños debidas a caídas y volteretas casi nunca resultan en un daño permanente, con la muerte ocurriendo básicamente nunca. Las contusiones y fracturas son comunes, pero son un pequeño precio a pagar teniendo en cuenta el resultado final: proteger a los niños de fobias paralizantes durante su vida adulta.

Psicólogos de la Universidad Noruega de Ciencia y Tecnología claman que los niños expuestos a estímulos tales como altura o altas velocidades a edad temprana tienen menos probabilidades de temerles a medida que crecen… sobre todo si se lesionan en el proceso. Así es: enfrentas cara a cara la lesión en el tobillo y te das cuenta que no es el fin del mundo. Así que a partir de entonces, la escalera parece menos atemorizante. De hecho, al exponerse a formas más y más peligrosas de juego, los niños están haciendo básicamente lo que los médicos entrenados recomiendan a los pacientes que tratan de superar sus miedos – una forma de “terapia cognitivo-conductual de la ansiedad”.

Es fácil olvidar que el juego es una forma de aprendizaje – es por eso que lo hacemos. Y toda “motivación suicida” que los niños tienen en el patio de recreo parecen ser un imperativo evolutivo destinado a familiarizar a nuestros jóvenes con el mundo real y los potenciales peligros que posee, específicamente para que puedan lidiar con ellos más tarde en la vida. Las lesiones sólo son parte del proceso.

Así que al final, parece que los padres tendrán que tomar una decisión: ¿Quieren pagar por el tratamiento de fracturas de huesos y moretones de sus hijos, o por su psicoterapia? Puede que primero quieras consultar con tu proveedor de seguro médico.

1. Forzar obsesivamente actividades extracurriculares

Hemos pasado una buena parte del tiempo en este artículo burlándonos de los padres sobreprotectores, dando la impresión de que realmente sólo tienes que dejar a los niños ir y que la naturaleza siga su curso. Parece obvio – después de todo, ¿qué es peor que aquellos padres que obligan a sus hijos de 5 años de edad a tomar clases de tenis, violín y gimnasia, en vez de dejarlos ser sólo niños? Ves estos niños pasando horas al día practicando y te imaginas que un día simplemente se quebrarán para unirse a algún culto satánico.

En realidad hay un término para este tipo de crianza opresiva: “cultivación concertada“. Y al igual que un verdadero cultivo, requiere que tu hijo se coma una montaña de mierda. Como respuesta a esta obviamente errónea tendencia, la “crianza campera” ha comenzado a ser cada vez más popular.

El sorprendente beneficio:

El término “crianza campera” es en realidad muy acertada, porque al igual que las “gallinas camperas”, son puras mentiras.

Un estudio titulado “El Niño ‘Apresurado’: Mito vs. Realidad” de la Universidad de Maryland concluyó que programar todo el día de un niño puede ser muy estresante y molesto… para los padres. Los niños, en cambio, aparentemente prosperan emocionalmente gracias a programas deportivos y de arte, y aman cada segundo de ello. Entre niños de 9 y 12 años de 43 familias, los que habían participado aproximadamente dos horas al día en actividades organizadas eran más activos y maduros socialmente, poseyendo mayor autoconfianza que los niños dejados solos para explorar el mundo por sus propios medios.

Participar activamente en los juegos de tus niños no necesariamente significa vigilarlos constantemente – así como con el dulce, la clave está en la moderación. Dicen que un niño no debería participar en más de dos actividades después de la escuela a la vez, y que los padres deberían ser cuidadosos de no cansarlos. Si el niño parece molesto, es enteramente posible que le guste el fútbol, pero no le gusta escuchar tus quejidos sobre cuán constantemente debes llevarlo a la práctica de fútbol.

Porque los niños muy probablemente estarán bien. Son más resistentes de lo que creemos.