Posts Tagged ‘desastres naturales’

h1

El meteoro de Chelyabinsk

02/15/2013

Space [Icon By Buuf]  Astronomía y exploración del espacio.

Estrellita dónde estás
me pregunto quién serás.

En el cielo o en el mar
un diamante de verdad.

Twinkle Twinkle Little Star, canción de cuna originalmente escrita por Jane Taylor (1783 – 1824), poetisa y novelista inglesa.

Hoy ocurrió un evento que por primera vez en la historia de la humanidad ha sido registrado en el momento exacto de su acontecimiento: capturado por múltiples cámaras de video, celulares y hasta imágenes satelitales, a las 3:20 AM GMT (9:20 AM hora local) cayó una lluvia de meteoritos cerca de la ciudad de Chelyabinsk, en Rusia central. De acuerdo a los videos que han estado apareciendo en internet, se ve cómo una bola de fuego va cayendo del cielo, dejando un rastro de vapor, para un par de minutos después ser acompañada por el ruido de varias explosiones. Hasta el momento se habla de aproximadamente 1,200 personas heridas, en su mayoría debido a los vidrios que saltaron por la explosión sónica resultante.


Cámaras de vigilancia muestran el paso del bólido. Nótese cómo en 0:49 la bola de fuego se ve más brillante que el sol mismo. (Fuente: YouTube)


Los efectos del boom sónico. Como aclaración, éste no se debe al impacto con el suelo, sino al momento en que el meteoroide ingresa a nuestra atmósfera a unos 50 km de altitud, generando una onda expansiva con un sonido parecido al de un trueno o una explosión. (Fuente: YouTube)

Al parecer el meteorito se fragmentó en el aire, ya que se han encontrado varios sitios de impacto, incluyendo uno en el lago Chebarkul, unos 70 km al oeste de Chelyabinsk así como el Traktor Arena, hogar del equipo de hockey local. De acuerdo a cálculos de científicos pertenecientes al instituto de ciencias ruso, el meteorito de hierro y rocas tendría unos 10 metros de longitud y un peso de alrededor de 10 toneladas cuando ingresó en la atmósfera terrestre; aunque los videos hacen parecer la estela como algo de no más de un centenar de metros, la verdad es que de acuerdo a imágenes del METEOSAT-9 extrapoladas con Google Maps nos podemos dar cuenta que en tan sólo unos cuantos segundos, el meteorito recorrió poco más de 320 kilómetros.

Lo más interesante de todo el asunto es la cantidad de detalles (algunos de los cuales son de hecho, asombrosos) que están apareciendo de forma continua. Recordemos que justamente hace alrededor de 105 años – aunque a 2,300 kilómetros más al este – ocurrió el Evento de Tunguska, donde un asteroide o fragmento del cometa Encke, cayó en aquella región de Rusia el 30 de Junio de 1908, generando una explosión equivalente a unos 15 megatones de TNT o el equivalente a 1,150 veces la explosión nuclear de Hiroshima de 1945. En aquél entonces era tan escasa la curiosidad científica y tan pobres los medios de comunicación, que la primera expedición oficial a la zona se llevó a cabo una década después de ocurrido el evento. En este caso, con maravillas tales como celulares, cámaras de seguridad y satélites artificiales, se ha podido descartar esto como un engaño, ya que literalmente está llegando información desde todos los puntos dentro de la región afectada.

Finalmente, este evento nos permite recordar que el universo no es necesariamente un lugar hospitalario para los seres humanos, y que si bien la mayor parte del tiempo estamos bajo el cobijo de la atmósfera terrestre, tenemos que ir pensando en alternativas, para que no acabemos siendo parte del registro fósil.

h1

El terremoto y tsunami de Sendai

03/15/2011

World News [Icon By Buuf]  Noticias.

Ishinomaki baby (Sendai 2011 quake)

Un soldado de las fuerzas de defensa niponas sonríe al sostener a una bebé de cuatro meses rescatada entre los escombros de la ciudad de Ishinomaki, devastada por el terremoto de Sendai, ocurrido el 11 de marzo de 2011. La bebé fue rescatada tres días después del terremoto y posterior tsunami. (Fuente: Pinkturtle @ WordPress)

La tarde del pasado 11 de Marzo ocurrió el quinto terremoto más poderoso registrado en los últimos cien años. Este movimiento telúrico tuvo una intensidad de 8.9-9.0 Mw y su epicentro se localizó en el fondo del Pacífico Norte, a unos 130 kilómetros al este de la Península de Oshika en Japón. El sismo generó a su vez un tsunami con olas de hasta 10 metros de altura que golpearon toda la costa noroccidental de las islas japonesas y generaron alertas tan lejos como Hawaii y Latinoamérica. El gobierno nipón tiene confirmados hasta el momento casi 3,500 muertos y más de 8,000 desaparecidos, estimando un total de 10,000 muertes y costos de reparación por más de US$100,000 millones, lo que convierte a este desastre natural en la mayor crisis que haya azotado a Japón en los últimos 65 años. Es relativamente poca la gente que ha fallecido debido al sismo o el subsecuente tsunami, pues Japón es la nación mejor preparada en el mundo contra este tipo de desastres. Sin embargo, la secuela más importante que está dejando el terremoto tiene la capacidad de cambiar la faz de Japón por cientos, si no miles de años: dos centrales nucleares en la ciudad de Fukushima, 250 Km al norte de Tokio (Fukushima I y Fukushima II) presentaron una serie de explosiones debido al daño sufrido en sus respectivos sistemas de enfriamiento. El 14 de Marzo se había reportado que las barras de combustible del reactor 2 en la planta de Fukushima I se encontraban expuestas al aire. En estos momentos, una fusión de las barras de combustible, daño a la vasija del reactor y un posible escape radiactivo como el de Chernóbil ocurrido el 26 de abril de 1986 ya es una posibilidad.

Fukushima Daiichi

Imagen satelital de la planta Fukushima I, mostrando el daño causado por las explosiones. (Fuente: Reuters)

El gobierno japonés está poniendo su mejor cara ante la comunidad internacional al minimizar el problema, pero ya ha empezado a repartir entre la población tabletas de yodo para prevenir cáncer de tiroides debido a exposición a la radioactividad. También se ha dado a la tarea de contactar a la OIEA (Organización Internacional de Energía Atómica) para buscar la ayuda necesaria con el fin de prevenir una posible fusión del núcleo del reactor. De hecho, aunque el perímetro de seguridad “oficial” es de 20 Km alrededor de las plantas y hasta el momento se tiene noticia de la evacuación de más de 180,000 personas, la BBC ha reportado que no se está permitiendo la entrada a extranjeros dentro de un radio de 60 Km alrededor de Fukushima.

Dejando de lado la situación de sus plantas nucleares, en el corto plazo Japón está sufriendo debido al corte en las vías de comunicación. Ya existen compras de pánico entre la población y enormes filas para comprar combustible son el pan nuestro de cada día; algunas industrias como Toyota, Nissan o Toshiba tuvieron que detener su producción debido a los estragos causados en las cadenas de suministro. En términos generales, habrá un efecto “Sake” que le pegará al resto del mundo, aunque se notará más en las economías del Sureste de Asia debido a su gran dependencia hacia El Gran Dragón.

Finalmente, en caso de una eventual fuga de radiación, la versión Japonesa del desastre de Chernóbil puede ser mucho más devastadora de lo que muchos se imaginan: no sólo una buena parte de la nación nipona quedaría inhabitable por miles de años, sino que la economía mundial se vería afectada: recordemos que en 1986 la Unión Soviética era un país cerrado sin mucho contacto comercial con el mundo exterior y la región afectada por la radiación – hoy prácticamente deshabitada – albergaba a cerca de 135,000 personas, incluyendo 50,000 de la ciudad de Prípiat. Por el contrario, Japón es una economía basada en la exportación con una elevada densidad de población y algunos segmentos críticos de su infraestructura industrial quedarían completamente inutilizables debido a la radiación. Ciertamente, si consideramos que en la actualidad existen “zonas de exclusión” a más de 250 Km de la planta nuclear de Chernóbil, Japón se las puede ver realmente negras: el centro de la ciudad de Tokio, con una población de 35.7 millones de habitantes, se encuentra a tan sólo 245 Km de Fukushima I.

De momento, seguiremos de cerca la historia, esperando que todo acabe bien. Sin embargo, conociendo el “excelente” record de seguridad de la industria nuclear, me estoy temiendo que Japón tendrá tiempos muy difíciles por venir.

Actualización: 12/04/2011

El día de hoy Japón incrementó de manera oficial la zona de exclusión a un radio de 30 Km alrededor de la planta y subió la situación al nivel 7 en la escala internacional de eventos nucleares y radiológicos (International Nuclear and Radiological Event Scale – INES). Esto significa que este desastre ya está a la par con el de Chernóbil de 1986 y pone de manifiesto la incapacidad de los expertos nucleares para controlar la fuga de radiación.

De hecho, una buena parte del hemisferio norte será afectado por la radiación y nubes de polvo y escombro que resultaron del terremoto y explosión de la planta: se estima que cesio-137, un material radioactivo con una vida media de 30 años, está escapando a una tasa del 60% comparado con el de Chernóbil y Yodo-131 con una vida media de “apenas” 8 días está escapando a una tasa de 60% del nivel del desastre de 1986. Esto se vuelve un cuento de horror si consideramos otro detalle: Chernóbil ardió por apenas 10 días, mientras Fukushima lleva ya casi un mes liberando contaminantes radioactivos; Chernóbil tenía apenas 180 toneladas de combustible nuclear mientras Fukushima tiene 1760 toneladas de una mezcla de óxido de plutonio-uranio, que es aún más peligroso que el combustible que contenía la fallida planta Soviética.

De hecho, en Hawaii, a la mitad de la distancia entre Japón y el continente Americano, se han detectado muestras de leche de vaca con trazas de Cesio-134 con cantidades 8 veces por encima del límite impuesto por la agencia de protección ambiental estadounidense (Environmental Protection Agency – EPA), 6 veces el límite federal para Cesio-137 y 6 veces el de Yodo-131. Esto hace de la leche obtenida de ganado en las islas Hawaianas sobrepase en más de 20 veces el límite federal de radiación impuesto por dicha agencia.

Y esto se pone todavía mejor. Desde hace algunas semanas han estado llegando a la costa oeste de Norteamérica las primeras trazas de la nube de Cesio-137 producida por la explosión de Fukushima. Dicha nube ha afectado una buena parte de Canadá, Estados Unidos y el norte de México:

Fukushima Ce-137 plume forecast

Pronóstico de la nube con Cesio-137 como producto de la explosión de la planta nuclear de Fukushima. (Fuente: YouTube)

¿Qué podemos hacer al respecto? Muchas personas continúan ignorando esto como algo muy lejano que no puede afectarnos. Sin embargo, no deberíamos ignorar la amenaza que representa la radiación. Japón modificó sus límites de seguridad ante la radiación al doble y no es de sorprenderse que los gobiernos de Canadá, Estados Unidos o México cambien sus “niveles mínimos de seguridad” cuando empiecen a encontrarse niveles más altos de radiación en los alimentos y fuentes de agua potable. Algunas sugerencias para lidiar con esta situación se definen a continuación:

• Obtener alimentos enlatados, especialmente aquellos que han sido producidos al este de las Montañas Rocosas o la Sierra Madre Occidental.

• Comprar productos locales en la medida de lo posible (en mercados y tianguis) debido a que una gran parte de los alimentos consumidos en México y los Estados Unidos son cultivados en Sinaloa y California, respectivamente. Dichos estados serán directamente afectados por la radiación de Fukushima.

• Consumir mayores cantidades de arroz, que es producido en zonas no afectadas por la radiación. Sin embargo, es bueno estar al pendiente de su origen, ya que una buena parte del arroz producido en México se cultiva en el estado de Sinaloa.

• Tener un mayor cuidado con las personas de alta vulnerabilidad – mujeres embarazadas, bebés y ancianos – pues ellos son los más afectados cuando algún alimento está potencialmente contaminado. Si tenemos el dinero, un contador Geiger no está demás. Si somos proactivos y nos gusta hacerle a la electrónica, hay incluso artículos de hágalo usted mismo en la Internet (ver aquí o aquí un par de ejemplos).

• Mantenerse al tanto de la situación. Leer las noticias no convencionales – CNN y demás están minimizando los hechos – por lo menos una vez por semana, ya que mientras se mantenga sin ser sellada en su totalidad, Fukushima seguirá vertiendo productos radioactivos a la atmósfera y aguas del Pacífico.

Conforme se siga desarrollando la historia, seguiremos reportando cualquier novedad, ya que al parecer esto no tendrá fin en un futuro cercano.

h1

Deepwater Horizon

05/05/2010

World News [Icon By Buuf]  Noticias.

Acerca del derrame de petróleo en el Golfo de México, provocado por la explosión y hundimiento de una plataforma propiedad de British Petroleum: El océano se hará cargo de esto por sí mismo si se le deja solo. [El petróleo] es natural. Tan natural como el agua de mar.”

Rush Limbaugh,
locutor de radio y comentarista conservador estadounidense.
Treehugger.com: Las 7 declaraciones más estúpidas hechas acerca del derrame de petróleo por BP en el Golfo de México.

Hace tres semanas ocurrió lo que podría convertirse en uno de los mayores desastres ecológicos de los últimos tiempos: El 22 de Abril pasado, una explosión de origen indeterminado en la plataforma Deepwater Horizon, localizada en aguas profundas del Golfo de México y propiedad de la compañía petrolera British Petroleum (BP), resultó en un incendio que provocó el hundimiento de la plataforma así como un enorme derrame de petróleo. Diecisiete trabajadores resultaron heridos y once más se encuentran desaparecidos, aunque éstos últimos ya son reportados como fallecidos debido al largo tiempo que ha pasado desde el accidente.

El derrame de petróleo, originado en un pozo submarino a 1,500 metros de profundidad, está descargando en el Golfo de México un aproximado de 5 a 25 mil barriles de petróleo por día, equivalentes a entre 800 mil y 4.2 millones de litros del hidrocarburo. De acuerdo al Wall Street Journal, éste es el peor desastre de este tipo por más de treinta años y se estima que sus repercusiones serán mucho mayores que las del Exxon Valdez de 1989: La Federación Nacional de Vida Salvaje (National Wildlife Federation – NWF) contempla que este accidente resultará en un desastre ecológico sin precedentes, dañando la industria pesquera y turística de la región, así como el hábitat de cientos de especies. Por ejemplo, en un peor escenario, el desastre provocaría la eventual extinción del atún aleta azul en el Golfo de México.

Deepwater Horizon (21/05/2010)

El Deepwater Horizon envuelto en llamas, un día antes de su hundimiento. (Fuente: US Coast Guard)

El 30 de Abril pasado la marea negra llegó a las costas del estado norteamericano de Luisiana, por lo que el gobernador de aquella entidad declaró el estado de emergencia. Otros estados ya están en alerta, incluyendo Florida, Alabama y Mississippi en Estados Unidos así como Veracruz en México, ante la posibilidad de que algo de ese petróleo llegue a sus costas. Incluso el presidente norteamericano Barack Obama se ha presentado en la zona afectada y desde hace tiempo ha estado criticando el silencio y escasos esfuerzos de BP por prevenir el desastre.

Finalmente, el tema del dinero. De acuerdo al periódico británico Sunday Telegraph, es muy probable que BP tenga que pagar la enorme suma de 4,600 millones de dólares por gastos de contención y limpieza del petróleo derramado, así como indemnizaciones millonarias por los 11 trabajadores fallecidos. Todo ello, aunado a que BP no posee un seguro internacional de desastres – es decir, el dinero en limpieza y reparación saldrá de los recursos de BP – está poniendo presión adicional sobre dicha empresa, que podría quebrar debido a los costos del accidente y sus consecuencias.

¿Qué se está haciendo?

Todos sabemos que además del enorme daño ecológico que supone un desastre de esta magnitud, es también una pesadilla de relaciones publicas. Por ello, BP ha desplegado un enorme operativo sobre varios “frentes” para resolver el problema:

• Ingenieros submarinos están buscando la manera de detener la fuga de petróleo proveniente del pozo. Esto se está volviendo muy problemático, pues cuando se hundió la plataforma, el tubo de perforación quedó retorcido y parcialmente enterrado en la boca del pozo. La dificultad de manejar escombros de metal a 1,500 metros de profundidad más las malas condiciones climáticas, están dificultando las labores de reparación, incluso mediante robots semi-autónomos. Por ello, se estima que pueden llevarse desde varias semanas hasta varios meses en ser terminadas.

• En cuanto a lo que ya se derramó, BP se ha propuesto rociar la mancha con unos disolventes químicos que facilitan su dispersión y eventual degradación por microorganismos – de hecho, BP anunció hace poco que adquirió una tercera parte de la provisión mundial para este efecto. Sin embargo, estos disolventes son en sí un problema, pues con frecuencia sólo provocan que el petróleo se disuelva en gotas más pequeñas que tarde o temprano acaban en la cadena alimenticia de los ecosistemas afectados.

• Por otro lado y con la ayuda de la guardia costera norteamericana, BP ha estado colocando unas barreras de contención de plástico que impiden el paso de la mancha. Esto es con el único fin de “contener” el petróleo mientras barcos, con el equipo adecuado, “aspiran” el petróleo antes de que éste llegue a las costas.

• Finalmente, se está aprovechando el apoyo de voluntarios y organizaciones no gubernamentales para realizar la limpieza de aquellas costas y animales que han sido cubiertos por el petróleo. Para no repetir los errores cometidos durante el accidente del Exxon Valdez – como limpiar aves con acetona, dejándolas peor al eliminar los aceites naturales de sus plumas – la Agencia de Protección Ambiental (Environmental Protection Agency – EPA) ha publicado una lista de productos aprobados para este fin.

¿Y qué puede pasar?

Aunque de momento el derrame sólo está afectando las costas de Luisiana, la lentitud con que se están llevando a cabo los trabajos de reparación en el pozo afectado puede desembocar en una tragedia: recordemos que estos eventos han sucedido fuera de la temporada de huracanes (Junio 1 – Noviembre 30). Si por alguna circunstancia no se han tapado las fugas y se llegara a presentar un huracán de mediana intensidad, podría esparcir el petróleo hasta regiones y costas muy alejadas del origen. Aunque en el caso norteamericano no es tan crítico pues el 17% de su industria pesquera reside en el Golfo de México, ya están temiendo un grave impacto en la economía de las regiones afectadas. Por otro lado, para México puede ser un golpe devastador pues el 40% del ingreso pesquero nacional proviene de estas aguas. Finalmente, aunque de menor preocupación para los políticos de Estados Unidos y México, estaría en serio peligro uno de los grandes ecosistemas marinos de ambos países, al afectar a cientos de especies como el mencionado atún de aleta azul, así como el camarón del golfo, ostiones, salmones, atún aleta amarilla, tiburones y muchas otras especies encontradas cerca de las costas y humedales del Golfo de México, incluyendo manatíes, tortugas, delfines, marsopas, ballenas, nutrias, pelícanos y un sinfín de otras aves marinas.

En fin, seguiremos esta historia a ver en qué termina, pues con cada día que pasa aumenta la preocupación de biólogos marinos, economistas y hasta la gente común porque esto puede acabar muy, muy mal.

Actualización: 23/06/2010

Dos meses después del incidente – al parecer causado por una acumulación de metano aunada a la negligente falta de salvaguardas en la plataforma – se han realizado intentos por tapar la fuga mediante diversos procedimientos, incluyendo una campana o domo de hierro, inyección de lodo pesado y cemento. Sin embargo, todos los esfuerzos han sido inútiles y la fuga de petróleo ha persistido, arrojando la impresionante cantidad de 35,000 a 65,000 barriles (o entre 5.6 y 9.6 millones de litros) por día. El vertido de petróleo en el Golfo de México ya es manejado como el tercero peor en la historia y el más grande que haya impactado a la ecología de los Estados Unidos, siendo mínimamente seis veces mayor que el vertido del Exxon Valdes, cuyos efectos siguen presentes, después de 20 años.

¿Qué tan grave es la situación? En el sitio If It Was My Home podemos ver el tamaño del “monstruo”: a través de un mashup creado con Google Maps es posible cambiar la posición de la mancha sobre cualquier lugar del planeta para visualizar la extensión del desastre en “todo su esplendor” y compararla contra la región geográfica de nuestra preferencia. Al 23 de Junio, la mancha es del tamaño de toda la península de Yucatán:

Extension de la mancha de petroleo al 23/06/2010

Extensión de la mancha de petróleo al 23 de Junio de 2010 como producto de la explosión y hundimiento de la plataforma Deepwater Horizon, comparada con la península de Yucatán, México. (Fuente: If It Was My Home)

Si nos queremos ver más internacionales, dicha mancha cubriría casi toda la isla de Irlanda o cerca del 50% de la extensión territorial de Uruguay. Para aquellos que todavía creen que esto es sólo un problema pasajero, recomiendo ver algunas fotos de las consecuencias del accidente. Advertencia: algunas de estas imágenes son ciertamente, desgarradoras (ver aquí, aquí o aquí).

Por otro lado, ya se están armando los trancazos entre el gobierno de los Estados Unidos y la industria petrolera. Por ejemplo, Mister Obama exigió detener cualquier actividad de perforación en altamar durante un plazo de seis meses, en lo que se descubría la causa definitiva del accidente y con el fin de evitar otras explosiones. Sin embargo, el complejo industrial-militar respondió casi inmediatamente, bloqueando dicha moratoria a través de un juez federal porque “… parece asumir que sólo porque una plataforma falló y aunque nadie conoce a ciencia cierta por qué, todas las compañías y plataformas perforando a profundidades mayores a 500 pies representarían de manera universal un peligro inminente.” Claro que, dicho juez posee una importante cantidad de acciones de empresas petroleras. Ooops.

Finalmente, algo para los conspiranoicos de corazón: resulta que si buscamos noticias acerca del derrame, hay que tener cuidado con los resultados que nos aparecen, pues British Petroleum compró “frases completas” en algunos de los buscadores más importantes como Google o Yahoo! por lo que los primeros resultados contienen ligas a sitios llenos de propaganda que minimiza el desastre y sus consecuencias. Algunos twiteros como “Leroy Stick“, han comentado que pareciera que BP está poniendo más esfuerzo en limpiar su imagen que en recoger el batidillo que ha dejado. Por lo pronto, Greenpeace y organizaciones como LogoMyWay han publicado unos excelentes concursos para “renovar” el logotipo de BP, tomando en cuenta las “acertadas” decisiones que han realizado durante los últimos meses:

Extension de la mancha de petroleo al 23/06/2010

Rediseño del logotipo de British Petroleum. Personalmente, mi favorito por lo evocativo del original. (Fuente: LogoMyWay.com)

De momento seguiremos atendiendo los esfuerzos de BP por contener el desastre, que hasta parecieran salidos de un cuento del Coyote y el Correcaminos, pues cada intento de arreglar la fuga ha resultado en tiros por la culata: el último ha consistido en un robot submarino que golpeó un sistema de ventilación de la antigua plataforma, por lo que se tuvo que remover un sello que contenía algo del petróleo. Al removerlo, están dejando escapar más del hidrocarburo al mar. Como comenta Brian Merchant, corresponsal del blog Treehugger: “Si esto no fuera tan catastrófico, casi sonaría cómico. Casi.”

Actualización: 15/07/2011

Exactamente un año después de que se lograra detener de manera permanente la fuga de petróleo del pozo Macondo Prospect, éste ya es considerado como el peor derrame marino en toda la historia, habiendo contaminado el área con la asombrosa cantidad de 6.1 millones de barriles de petróleo crudo, o casi 970 millones de litros del hidrocarburo. Esto por supuesto, implicó pérdidas para todos los involucrados:

• De acuerdo a algunos estimados, las pérdidas económicas en la región debido al derrame oscilan entre los 12 y 30 mil millones de dólares. Las actividades más afectadas fueron la industria pesquera y el turismo. En cuanto al causante de todo esto, BP asumió un gasto de 60 mil millones de dólares para limpiar su batidillo y caídas en ventas entre el 10 y el 40% en territorio estadounidense; en la actualidad se están llevando a cabo varios litigios e investigaciones criminales para designar responsables por el desastre, aunque ya se tiene conocimiento de que BP, Halliburton y Transocean (los administradores de la plataforma, pozo y personal) habían buscado reducir costos incrementando el riesgo de una explosión.

• El derrame es considerado el peor desastre ambiental que haya afectado a los Estados Unidos, veinte veces mayor que el vertido del Exxon Valdez. Se han contabilizado miles de animales muertos, incluyendo tortugas, delfines, peces de diversas especies, moluscos y un sinfín de animales terrestres; sin embargo la mayoría de estos han sido encontrados en las playas de la región afectada, por lo que seguramente la cifra es mucho mayor. Por ejemplo, en febrero del 2011 se encontraron cientos de bebés de delfín muertos en las costas del Golfo de México, siendo un número diez veces mayor que la media, sugiriendo abortos espontáneos debidos al petróleo.

• Las consecuencias a la salud humana también están para llorar: de acuerdo a ciertos estudios llevados a cabo entre el 2010 y el 2011, los productos químicos encontrados en el petróleo y los dispersantes usados para removerlos son causa de una gran cantidad de enfermedades reportadas en las poblaciones a lo largo del Golfo de México. Según estos informes, dichos productos químicos han sido identificados como cancerígenos, mutagénicos y teratogénicos. En marzo del 2011, la NASA encontró que muchos de estos tóxicos habían pasado del agua a la atmósfera, siendo llevados tierra adentro por las lluvias, exponiendo a las poblaciones locales.

Aunque el desastre se considera como “contenido”, los efectos de éste perdurarán por décadas. Los ecosistemas afectados, la economía de las comunidades costeras y en términos generales la salud del Golfo de México estarán muy resentidos durante mucho tiempo. Por desgracia, mientras continúe nuestra alta dependencia por combustibles fósiles, derrames como éste se seguirán dando. Sólo como reflexión, tal vez lo mejor de que se esté acabando el petróleo es que en un futuro no muy lejano, esto ya no sucederá. Pero eso es tema de algún otro post.

h1

Haití

01/23/2010

World News [Icon By Buuf]  Noticias.

Haiti 2010

Un niño recibe atención médica en una clínica improvisada de la ONU, en Puerto Príncipe. (Fuente: The Guardian)

El 12 de enero pasado ocurrió una tragedia: un terremoto de magnitud 7.0 Mw azotó la isla Caribeña de Haití con efectos devastadores. Se manejan cifras impresionantes: debido al número de edificios colapsados – hasta el 90% en ciudades como Puerto Príncipe – aunado a las tardías labores de rescate, se cree que 45,000 personas murieron inmediatamente después del terremoto inicial y hasta 200,000 una semana después. También se calcula que haya más de 250,000 heridos y hasta un millón y medio de personas sin hogar. Esto se vuelve mucho más crítico si consideramos que la población de Haití apenas alcanza los diez millones y su ingreso per cápita es uno de los más bajos del mundo, con 80% de la población viviendo con menos de 2 dólares al día. Con decir que países tan lejanos como Irán, Israel o China están enviando ayuda humanitaria, podemos hacernos una idea de la magnitud de la catástrofe. Claro que no todos vienen con las mejores intenciones: por ejemplo, los Estados Unidos están "aportando" a la causa, pero se puede ver algo más siniestro en su proceder, ya que han enviado portaaviones y hasta 20,000 efectivos, militarizando 4 aeropuertos y asegurando ciertas instalaciones que incluyen pozos petroleros y algunas operaciones mineras. Con ello se nota que no todo es "para ayudar al pueblo Haitiano".

Por otro lado, Haití es un pequeño ejercicio mental para meditar nuestra buena fortuna: aunque es cierto que tenemos muchos problemas de desempleo, narcotráfico o inseguridad, nada de lo que nos preocupa o molesta actualmente se parece a lo que están viviendo por allá día con día, pues cientos de miles lo han perdido todo y viven en la calle, teniendo que soportar decenas de miles de cuerpos pudriéndose al aire libre mientras otros se matan entre sí por los pocos alimentos que van llegando como ayuda humanitaria. En fin, ojalá que esta situación cambie durante las próximas semanas y aunque seguramente Haití tardará mucho tiempo en recuperarse, esperemos que la comunidad internacional los ayude a ponerse de pie nuevamente.

Reflexionando un poco: México y Haití

Para aquellos que no lo recuerden o lo desconozcan por completo, este evento es muy reminiscente al terremoto ocurrido en la Ciudad de México el 19 de septiembre de 1985. En la mañana de aquél día se registró un terremoto diez veces más poderoso que el de Haití, con una intensidad de 8.0 Mw. Debido a que en aquella época la prensa estaba fuertemente censurada por el gobierno, no se publicaron cifras reales acerca del número de muertos o edificios dañados, pero se estima que en una ciudad de 18 millones de habitantes, cerca de 45,000 fallecieron debido al terremoto y sus réplicas; se tuvo que atender a unos 9,600 heridos y hasta 250,000 personas se quedaron sin hogar. Haciendo cuentas, existen muchos paralelismos entre ambos desastres:

• Ambos terremotos fueron exacerbados por la corrupción y falta de códigos de construcción en las localidades afectadas. Por ejemplo, en la Ciudad de México se cayeron edificios prácticamente nuevos, mientras inmuebles de hasta 400 años aguantaron sin daños. En Haití de plano no existen códigos de construcción y muchas de las viviendas que se vinieron abajo fueron construidas "al chilazo", es decir de manera completamente improvisada.

• Otra situación que dejaron ver estos desastres naturales es la deficiente y hasta estúpida respuesta de los gobiernos en ambos países. En el caso Mexicano, hay reportes de que al llegar el ejército a la Ciudad de México, lo primero que hicieron fue asistir a empresarios – amigos de la cúpula en el poder – para resguardar o reubicar su maquinaria y equipo, en vez de apoyar a las labores de rescate. En cuanto a Haití… la única respuesta importante del gobierno ha sido sacar a su presidente de Puerto Príncipe y llevarlo a un "lugar seguro". Todo lo demás está siendo llevado a cabo por organismos internacionales y gobiernos extranjeros.

• Además, ambos sucesos dejan ver lo frágil que es nuestra sociedad ante las fuerzas de la naturaleza y cómo pueden sacar lo mejor y lo peor de las personas. Por ejemplo, cuando ocurrió el temblor del 85, muchos salieron a las calles, organizándose en brigadas para ayudar a las labores de rescate y dar apoyo material y emocional a los damnificados. El grupo más célebre de estos es el de Los Topos de Tlatelolco, quienes continúan realizando rescates de manera voluntaria desde hace 25 años y en estos momentos se encuentran en Haití. Por otro lado, se están dando noticias que la sociedad Haitiana se encuentra abrumada por el sismo, y en muchas instancias se encuentra paralizada por completo debido al hambre y violencia que están empezando a dejar su huella entre la población.

Haiti 2010

Un hombre mostrando la foto de su hija desaparecida, frente al Hospital General de Puerto Príncipe. (Fuente: Financial Times)

• Finalmente, podemos atestiguar que como de costumbre, los pobres son siempre los más afectados ante cualquier desastre, sea natural o no. Si recordamos la historia reciente de Haití nos daremos cuenta por qué es tan precaria su situación: después de las violentas dictaduras de los Duvalier y el lamentable alcahueteo gringo para mantenerlos en el poder, se entiende por qué la economía, gobierno y sociedad Haitianos pendían de un hilo, y cómo un evento de esta magnitud ha provocado que Haití como nación, prácticamente haya desaparecido.

Un par de conclusiones

Número uno y más importante: debemos hacer conciencia de la tragedia que está asolando a Haití y en la medida de lo posible, ofrecer ayuda (para México, aquí y aquí hay un par de referencias al respecto). Segundo, aunque muchos maldecimos al gobierno, la inseguridad o que nuestro equipo de futbol es un asco, deberíamos sentirnos afortunados porque no tenemos que cuidarnos que nos macheteen por un pedazo de pan o ver con impotencia cómo nuestros hijos tienen hambre y no hay nada que darles. Finalmente, deberíamos "poner nuestras barbas a remojar" y planear qué hacer en caso de un siniestro de este calibre, ya que no hay nada peor que pronunciar la fatídica frase: "eso nunca podría pasarnos aquí".

Actualización: 12/01/2011

Un año después de tan espantosa tragedia, parece que a los Haitianos les está lloviendo sobre mojado. Con una epidemia de cólera oficialmente declarada desde el 21 de Octubre del 2010, ya tienen más de 3,300 muertos y cerca de 34,000 hospitalizados debido a este mal. Lo más grave es que de acuerdo al CDC Norteamericano, el cólera había dejado de ser una preocupación desde hacía varias décadas, lo que sugiere que dicha epidemia es un resultado directo del terremoto ocurrido en 2010. En el ejemplar del periódico La Jornada del día de hoy, lo dicen todo:

Duelo nacional, novenarios por los 300 mil muertos, actos civiles y gubernamentales forman parte de un sobrecogedor ejercicio de memoria de los sobrevivientes, quienes hoy colocan en la balanza lo ocurrido a las 16:53 del 12 de enero de 2010. En 35 segundos el pueblo de ese país se hundió en un horror del que todavía no logra salir. A la frustración acumulada se suma estos días la epidemia de cólera que sigue diezmando a la población haitiana. La agenda oficial de este aniversario culminará con una misa solemne en las ruinas de lo que fue la Catedral de Puerto Príncipe. Estarán presentes el presidente René Préval y el ex mandatario estadunidense Bill Clinton. Por otra parte, los 10 mil millones de dólares ofrecidos por el Comité Interinstitucional de Reconstrucción aún no han sido entregados…

Así que, con una gran parte de su infraestructura destruida y más de 800 mil refugiados de una población de 9.6 millones – poco más del 8% de los Haitianos – aquella nación sigue sin poder levantarse. Apenas están empezando los trabajos de reconstrucción debido a que algunos países están deteniendo la ayuda hasta que la situación política mejore, aunque eso puede tardar varios meses si es que no años. Finalmente, aunque según algunos estudios resulta que una gran parte de los Mexicanos resultamos ser xenófobos, cabe destacar que México es el séptimo mayor donador de ayuda humanitaria en Haití, sobrepasado en América solamente por los Estates y Brasil. Como comentan en el artículo donde encontré dicha información, “Ciertamente, esto no es una triste competencia…” sin embargo, “…más sorprendente resulta ver que las donaciones hechas a la fecha por el gobierno Mexicano equivalen a ocho veces las presentadas por Nueva Zelanda, 2.3 veces las Alemanas y cinco veces las de Italia…”

¡Ay caramba!

h1

¿El Apocalipsis? Ya ocurrió

12/23/2009

Scibook [Icon By Buuf]  Ciencia y Tecnología.

2012 de Roland Emmerich ofrece una gran variedad de sensaciones visuales, pero carece de un guión suficientemente fuerte que respalde su masiva amplitud e inflada duración. (Calificación: 39%)

2012 Review, Rotten Tomatoes (Sitio dedicado a reseñas de películas).

El fin de semana pasado me chuté 2012. Como cuenta la reseña de arriba, en efecto sí posee buenos efectos visuales incluyendo la destrucción de Los Ángeles o la explosión de la caldera en Yellowstone. Sin embargo, la película tiene una historia muy chafita que prácticamente llega al absurdo y la ciencia detrás de los eventos ocurridos es prácticamente salida de un cuento de hadas.

Adicionalmente, ya en estos últimos días del 2009 se han intensificado un poco esos temas del "fin del mundo" sobresaliendo la pseudo-profecía Maya del 2012 – quienes por cierto, jamás profetizaron el fin del mundo, simplemente se les acabó la "tinta" de su calendario – por lo que me topé por ahí con una pregunta en Yahoo Answers donde hacen una interesante cuestión: ¿Tú cómo crees que se va a acabar el mundo? y por ahí alguien dejó un listado con las causas probables, incluyendo algunas referencias a este mismo blog.

Y bueno, dejando de lado la posibilidad que nos caiga un meteorito, nos matemos los unos a los otros por las últimas gotas de petróleo o se dé una revolución de las máquinas, algo que muy pocos saben es que de acuerdo a ciertos descubrimientos, lo que pase de aquí en adelante no es nada comparado con un Apocalipsis que ya ocurrió en el pasado "reciente" y del que nos salvamos por los pelos. De acuerdo a la Teoría de la Catástrofe de Toba, hace aproximadamente 70,000 años hizo erupción un supervolcán donde hoy se encuentra el Lago Toba, en la isla de Sumatra, Indonesia. Dicha erupción dejó un cráter de unos 100 por 30 Kilómetros, después de una explosión equivalente a 1 Gigatón de TNT (equivalente a 62,500 bombas nucleares como la arrojada sobre Hiroshima), cubriendo el subcontinente Indio con 15 cm de ceniza y lugares en Indonesia y Malasia con hasta 9 metros de detrito volcánico. Esto provocó la disminución de temperaturas a nivel global por entre 3 y 5 grados centígrados durante una década aproximadamente y aumentó los efectos de la glaciación que ya estaba ocurriendo. ¿El resultado de todo esto? Que muchas ramas de la familia humana se extinguieron repentinamente, incluyendo el famoso Neandertal. En cuanto a nosotros, se generó un "cuello de botella genético", debido a que el Homo Sapiens quedó reducido a solo… 10,000 individuos.

Así es, diez mil humanos es el número al que cayó nuestra especie hace 70,000 años. Eso es justo la cantidad de personas que caben en el Auditorio Nacional de la Ciudad de México. Es como si hoy, después de una gran catástrofe sólo quedaran vivos menos del 0.0001% de los que hoy existimos.

Auditorio Nacional, Mexico

El Auditorio Nacional en la Ciudad de México, con capacidad para 10,000 personas. (Fuente: fotolog.com)

Incluso existen algunas teorías basadas en el rastreo de nuestra "movilidad genética" que parecen apuntar a que nuestra población llegó a los 1,000 individuos o menos. ¿Se imaginan a 83 personas esparcidas por toda America Latina? ¿O 108 en toda Europa? Reflexionando un poco, habría sido una triste forma de haber pasado al registro fósil.

Sin embargo, ¿Por qué si nos encontrábamos en peligro crítico de extinción, nos convertimos en la especie más exitosa del planeta? La arqueología y genética nos dan la respuesta: la cooperación. Aquellos grupos que cooperaron con otros intercambiando herramientas, comida y hasta fluidos corporales, lograron prosperar contra aquellos grupos que se cerraron y debido a las difíciles condiciones y falta de renovación genética, fueron desapareciendo progresivamente del mapa.

Así que no nos espantemos: incluso en los eventos más catastróficos hemos logrado salir adelante. Obvio no todos pasan la prueba, pero si nos unimos con un objetivo común (en aquél entonces era la simple supervivencia) podemos lograr milagros y mínimamente incrementar nuestras probabilidades de salir menos raspados.