Posts Tagged ‘comics’

h1

Siluetas de niños jugando a personajes de sci-fi y fantasía

01/07/2013

Leisure [Icon By Buuf]  Entretenimiento.

Surfeando en la web me topé con una galería de tiernas siluetas con niños jugando durante el recreo a ser personajes de ciencia ficción y fantasía. Cada silueta nos muestra alguna característica clave del personaje en cuestión, tales como un pequeño niño jugando a ser Thor al blandir un martillo, o un niño con unas ramitas como si éstas fueran las garras de Wolverine. Y qué decir de un joven Marty McFly haciendo la misma pose del póster de Back to the Future (1985) o un chiquillo jugando a Ezio Auditore, como en un videojuego bastante conocido. En fin, una muy recomendable exposición del artista Andy Fairhurst, encontrada en DeviantArt (ver aquí y aquí las galerías de imágenes).

pic: Iron Kid by AndyFairhurst@DeviantArt.com

¿Es mejor ser temido o respetado? Y yo digo: ¿Es mucho pedir ambos? (Fuente: AndyFairhurst@DeviantArt.com)

pic: Gandalf Kid by AndyFairhurst@DeviantArt.com

¡No pasarás! (Fuente: AndyFairhurst@DeviantArt.com)

h1

C&C 3: Asociación

08/10/2012

VGdoc [Icon By Buuf]  Entretenimiento: Videojuegos.

Para aquellos que han jugado el reconocido Command & Conquer 3: Tiberium Wars, dejo esta pequeña joya encontrada en el webcomic de videojuegos Ctrl+Alt+Del (la traducción es de mi cosecha):

Assossiation (Ctrl+Alt+Del, 20070328)

(Fuente: Ctrl+Alt+Del)

Y es que no es para menos: aquella producción contó con las actuaciones de Michael Ironside (Starship Troopers, 1997), Grace Park y Tricia Helfer (Battlestar Galactica) así como Billy Dee Williams (Star Wars) y Josh Holloway (Lost). Aunque el webcomic no la incluye, Jennifer Morrison (House) es parte del reparto, por lo que todos ellos forman parte de algunas de las series de televisión y películas de ciencia ficción más aclamadas de los últimos tiempos. Efectivamente, de haber incluido a Adam Baldwin o Nathan Fillion (Firefly) o ya de plano a Zachary Quinto (Star Trek, Héroes), el cerebro se nos fundiría por tantas referencias a series geek y de ciencia ficción.

h1

We3

08/09/2011

Leisure [Icon By Buuf]  Entretenimiento.

En términos generales, no soy un amante del comic. Sin embargo, ocasionalmente me doy gusto con algunos ejemplares “para hombrecitos” como el clásico Watchmen de Alan Moore o alguna que otra adaptación como Predators, que funciona como pre-cuela del conocido filme de Robert Rodríguez.

Pues bien, curioseando el otro día me topé con una pequeña “miniserie” de tres ejemplares con poco más de cien páginas en total llamada We3, escrita por Grant Morrison y magistralmente dibujada por Frank Quitely. La historia gira en torno a tres animales – un perro, un gato y un conejo – que fueron robados de sus respectivos dueños y convertidos mediante implantes cibernéticos y exoesqueletos mecánicos en pequeños asesinos del gobierno Norteamericano. Una vez que su “vida útil” ha llegado a su fin, se determina que deberán ser sacrificados; con lo que no contaban era que la investigadora que cuida de éstos y quien ha adquirido un gran apego por ellos, los deja en libertad. Esto desencadena una persecución donde la milicia usará todos los medios a su disposición para no dejarlos con vida, incluyendo otros animales modificados. Lo especialmente conmovedor es que estas criaturas tan sólo están buscando vivir en paz, como bien comenta el perro: HOME IS. RUN. NO. MORE. (El hogar está donde ya no tienes que huir más)

Este cómic es impresionante por la manera en que fueron dibujados los paneles de la historia: el diseño está pensado para que podamos experimentar el bullet time; por ejemplo, mediante pequeños recuadros con eventos individuales que componen una acción más extensa:

We3: Ataque a helicoptero

Ataque a un helicóptero, mostrando en pequeños cuadros qué sucede dentro de la cabina cuando es derribado.

Lo que añade realismo a la historia es la falta de antropomorfismo con la que representan a los protagonistas: no veremos animales con características y cualidades humanas, sino animales con muy limitadas formas de comunicarse gracias a la tecnología, como el perrito Dug en la película Up (2009). Al parecer esto también ha atraído críticas positivas por parte de organizaciones en pro de la defensa de los animales.

Aunque este comic es decididamente no apto para niños por lo gráficas que resultan algunas escenas, es bastante recomendable por las ideas que presenta, como la dura crítica que hace del complejo industrial militar, donde ciertamente si crear abominaciones anti natura les da una ventaja en el campo de batalla, no dudarán en hacerlo. Por otro lado, sirve para presentar la idea del terrible trato que podemos darle a los animales en pos del avance tecnológico, considerándolos sólo como objetos sin ponernos a pensar que también son seres vivos.

We3: olfateando ratas

Los protagonistas, en uno de los pocos momentos de paz y quietud.

Algo que me llama un poco la atención es el papel que juegan los científicos. Definitivamente, “los malos de la película” son el sombrío senador que pone los fondos y el general militar que inicialmente usa y posteriormente está dispuesto a eliminar a estos animalitos. Sin embargo, los científicos llevan aquí un papel doble: ellos son quienes crean el embrollo, pero después de un “golpe de remordimiento”, son los que “salvan el día”. Esto trae muchos paralelos con la breve historia de Miles Dyson en Terminator 2 (1991).

En fin, recomiendo adquirir este cómic o Manga Americano como el autor gusta denominar, por la belleza de su presentación y lo emotiva que puede ser la historia que aunque corta, es una buena introducción para lectores nuevos en el mundo del cómic para adultos.

h1

La Marvelización de Disney

09/24/2009

Leisure [Icon By Buuf]  Entretenimiento.
Para aquellos que desconozcan el acontecimiento, el 31 de agosto pasado la Walt Disney Company compró a Marvel Entertainment por casi 4,000 millones de dólares. Esto ha preocupado a muchos, pues aunque la adquisición podría significar más apoyo financiero para expander las producciones cinematográficas de personajes de Marvel como X-Men, Ironman, Los Cuatro Fantásticos o Spiderman, es bien sabido que cuando Disney mete las manos en el departamento creativo, todo se echa a perder.

Algunos tienen la esperanza que ocurra algo parecido a la compra de Pixar, donde una de las condiciones no negociables que impuso Steve Jobs durante su respectiva adquisición fue que no se tocaría al departamento creativo y que las producciones que realizaría Pixar serían independientes de las de Disney, dejando a éste último sólo la tarea de marketing y distribución. De hecho, el manejo de las negociaciones de Steve Jobs prácticamente se redujeron a "… estas son mis condiciones; si no les gustan, pueden irse a Mingar a su CHadre." Sin embargo, es poco probable que las cosas se den así en el caso de Marvel. De todas formas, muchos estamos a la espera de ver cómo se desarrollan las cosas y mientras tanto nos hemos puesto a pensar: ¿qué pasaría si adicionalmente a la Disneyficación de los superhéroes de Marvel, se Marvelizaran los personajes de Disney?

En la red ya pueden encontrarse algunas excelentes propuestas, pero ninguna llamó mi atención como las que presentan los artistas y diseñadores gráficos Jeffrey Thomas y Dina Goldstein. El primero, en su trabajo Princesa Retorcida (Twisted Princess), nos da una pequeña idea de cómo se verían las "Princesas de Disney" con temas ya no tan aptos para menores de edad:

Twisted Princess: Snow White (Image by Jeffrey Thomas)

Blanca nieves y los siete enanos, versión Dark Horror. Con personajes así, dudo mucho que su historia fuese apta para todo el público. (Fuente: jeftoonportfolio.blogspot.com).

La imagen puede hacernos recordar que la mayoría de los filmes de Disney provienen de cuentos y leyendas de carácter popular que tienen más parecido con "El Laberinto del Fauno" que con "Encantada". Por ejemplo, Blanca Nieves, la Bella Durmiente o la Cenicienta se originaron en el folclor medieval europeo… y ya sabemos qué pasa cuando algo se torna "medieval": generalmente involucra tortura, violación y asesinato. También nos pone a pensar que si Disney se lo propusiera, podría generar versiones alternativas de sus clásicos para que fueran madurando con el público, como es el caso de las historias de Harry Potter: empezando con temas sencillos y al alcance de lectores o audiencias jóvenes, como el primer día de escuela o conocer a nuevos amigos; pero conforme avanza la serie los protagonistas enfrentan situaciones cada vez más maduras, como la soledad durante la pubertad, el inicio de la sexualidad o enfrentar la pérdida de un ser amado. Así las "princesitas" y "príncipes" de Disney dejarían de ser el símbolo de la desabrida idiosincrasia norteamericana – es decir, del gringo blanco, anglosajón, protestante y conservador – y se convertirían en protagonistas más de "carne y hueso" con pensamientos, emociones y características que han formado parte de los héroes de Marvel desde hace ya algún tiempo.

Luego, tenemos el trabajo fotográfico de Goldstein, con sus Princesas Caídas (Fallen Princesses):

Fallen Princesses: Jasmine at war (Photo by Dina Goldstein)

La princesa Jazmín, de las películas y serie animada de Disney Aladdín, en un entorno más de acuerdo a nuestra realidad actual. (Fuente: JPG Magazine: Fallen Princesses).

En ésta serie de imágenes la autora nos muestra que casi nunca se da eso de "… y vivieron felices por siempre" y que la mayoría de las producciones Hollywoodenses sólo simplifican el resultado de una historia, dejando todo en términos de blanco o negro. Como bien dijera Jon "Dr. Manhattan" Osterman en el clásico de historietas Watchmen: "… nada termina nunca".

En fin, si Disney se decidiera por el camino riesgoso yo sería de los primeros en ver las historietas y películas de "Pocahontas: Princesa Guerrera" o "Blanca Nieves y las Siete Abominaciones". Aunque en los Estates la violencia, sexualidad y temas socio-políticos todavía están limitados a ciertos canales y publicaciones especializados – como Adult Swim y Heavy Metal respectivamente – en Japón esto es el pan nuestro de cada día con mangas y animes como Ghost in the Shell o Monster que han generado seguidores y buenas ganancias no sólo en su país natal, sino alrededor del mundo… y pues ¿quien no gustaría de ver al menos por pura curiosidad una película titulada "Aladdín de Disney: guerrero Muyahid"?