Posts Tagged ‘horrible’

h1

9 tipos de trabajo que destruirán tu alma

01/23/2015

Wizdoc [Icon By Buuf]  Reflexiones.

Uno de los síntomas de que nos acercamos a un colapso nervioso, es la creencia de que nuestro trabajo es terriblemente importante.

Bertrand Russell (1872 – 1970), filósofo, matemático, lógico y escritor británico.

El trabajo duro no es algo malo en sí mismo. Deberíamos trabajar duro en la vida para conseguir el nivel de éxito que deseamos alcanzar. Sin embargo, existen algunos trabajos que pueden destruir nuestras almas si no tenemos cuidado: si te la pasas todo el día creando hojas de Excel y reportes que nadie lee, ¿acaso realizaste algún trabajo en absoluto? Un trabajo debería ser satisfactorio, o tener algún objetivo – por más humilde que éste sea – del que nos sintamos orgullosos. Por extraño que parezca, muchos de los trabajos mejor pagados, que realiza gente con estudios como abogado, financiero o doctor son paradójicamente algunas de las ocupaciones que más suicidios generan entre aquellos que practican estas disciplinas; incluso trabajos que pueden no parecer tan estresantes como el de electricista o carpintero de precisión también son considerados como “profesiones de alto riesgo”. Como hemos mencionado anteriormente en este mismo blog, es necesario contar con un ambiente laboral motivador para sentirnos a gusto y dar lo mejor de nosotros mismos.

Es así como he llegado al recomendable artículo 9 tipos de trabajo que destruirán tu alma, escrito hace algunos ayeres por el reconocido escritor David Wong. Dejando de lado disciplinas particulares, nos explica situaciones que pueden convertir a un trabajo en una pesadilla épica – lo sé porque estoy seguro que muchos de nosotros hemos sufrido estas dificultades alguna vez a lo largo de nuestras vidas. Para su deleite, que lo disfruten:

Cualquiera de ustedes podría terminar en uno de estos puestos de trabajo, en cualquier momento, sin darse cuenta. Los puestos de trabajo de mierda que voy a describir no son puestos o industrias específicas – son situaciones. Algunos de ustedes – demonios, tal vez incluso la mayoría de ustedes – ya están en uno de ellos.

La cuestión es, que al tratar de pensar en el peor trabajo posible, la mayoría de la gente va derecho a la mierda. Así como “¡Podría ser peor, podría estar paleando mierda en alguna parte!” o “¡Al menos no estamos trabajando en una alcantarilla! ¡Pisando mierda!” Pero ese tipo de trabajo no es tan malo como ustedes piensan – pues de hecho llegas a acostumbrarte al olor a excremento, así como te aclimatas a un trabajo en el que trabajas en condiciones de un brutal calor o un frío glacial.

Pero estos puestos de trabajo, ¿en la lista de abajo? Son aquellos a los que nunca te acostumbras, y mientras más dures en ellos, más te corroen por dentro. Así que tomemos un momento para recitar algunas plegarias por…

9. El saco de boxeo

También conocido como:

El trabajo en el que tienes que enfrentarte a clientes inconformes, pero no tienes capacidad de solucionar sus problemas.

El infierno de estos trabajos es que no están anunciados como “departamento de quejas.” Si tu trabajo consistiera en atender las quejas de la gente y ayudarles, esto podría ser bastante satisfactorio. La gente incluso podría darte las gracias de vez en cuando.

No, estoy hablando de puestos de trabajo donde te encuentras en el punto medio entre el público y el que la está cagando constantemente (y en algunos casos, la propia empresa es sólo pésima en lo que hace), pero tú no tienes el poder para hacer nada al respecto. Todo lo que puedes hacer es absorber su frustración e insultos hasta que ellos se rindan, porque finalmente se quedaron sin formas de decirte que eres un zoquete inútil. Por lo general, después de amenazarte con que van a provocar tu despido.

Por ejemplo…

Piensa en los meseros o camareras de un restaurante donde la calidad de la comida es terrible. Cuando un cliente se queja, no hay manera de corregir la orden o de enviarla de vuelta a la cocina – la sustitución será igual de mala, porque el dueño del restaurante compra la carne que algún malandro vende desde la parte trasera de una camioneta, y el cocinero es su sobrino de 16 años de edad. Pero el cliente nunca llegará a maldecir al propietario, o al cocinero. Así, se meterán contigo en su lugar.

O, ¿recuerdas cuando el gobierno estadounidense contrató a más de medio millón de chicos universitarios y otras personas de la calle para hacer el censo del [2010]? Esos niños enfrentaron el abuso de cientos de dementes paranoides, creyentes en teorías de la conspiración acerca de que el censo se utilizaba para enviarnos a todos a campos de concentración. ¿Qué diablos podemos decir ante eso? ¿Cómo tranquilizar a esa persona? Podría citar ejemplos todo el día, pero para encontrar a los sacos de boxeo, tan sólo es necesario recordar tu última experiencia con el servicio al cliente – ellos estaban en el otro extremo. ¿Alguna vez trataste de llamar a UPS (o el servicio de mensajería que usas) acerca de un paquete que no pudo llegar? Te darás cuenta rápidamente que la persona al otro lado de la línea no tiene capacidad para ponerse en contacto con el conductor del camión, y tampoco tiene ningún conocimiento acerca de la localización de tu paquete más allá de lo que tú mismo podrías haber encontrado en su página web de seguimiento. Así que, es de suponer que pasan el día entero como una esponja para las quejas de los clientes inconformes (o, peor aún, escuchar clientes llorando porque la próxima dosis de su medicina renal está en esa caja).

Ellos son sacos de boxeo. Tómalo con calma; sé amable con ellos.

8. Los muertos vivientes

También conocido como:

El trabajo que requiere de la privación del sueño. Largas horas irregulares de tedio para las que tus patrones de sueño son físicamente incapaces de adaptarse.

No estoy hablando de puestos de trabajo que no te permiten tomar una siesta después de estar despierto toda la noche con el bebé o haber visto un maratón del Dr. Who. Eso ocurre en todos los trabajos. No, estoy hablando de los trabajos en los que la falta de sueño a niveles torturantes es un requisito (y es, literalmente, una forma de tortura, utilizado por todo el mundo, desde la KGB hasta la CIA).

Estoy hablando de agotamiento real, del tipo que te hace sentir enfermo. Tu cerebro está tratando desesperadamente de apagarse. Un espeso lodo de somnolencia está obstruyendo tus tuberías de pensamiento. Y tienes que seguir a través de él, noche tras noche. No puedes levantarte y caminar, o dejar que entre aire fresco, o tratar de entretenerte. Sólo tienes que sentarte allí, a menudo en un silencio sepulcral, obligándote a ti mismo a permanecer despierto durante horas y horas y horas. Es un infierno. Es un infierno de mierda.

Por ejemplo…

Trabajos como los que los guardias de seguridad hacen durante la guardia nocturna, sentados en una silla de un centro comercial cerrado al público y cuidando que las imágenes de las cámaras de seguridad no se muevan durante ocho horas seguidas. Ninguna acción, ningún libro, ni música, y si te pillan durmiendo, estás despedido.

Lo que sigue siendo un mejor resultado que los camioneros de ruta larga (quienes de acuerdo a algunos estudios, tienen menos de cinco horas de sueño antes de conducir cada diez), pues quedarse dormido al volante muy probablemente significa que alguien va a morir. Pero por lo menos pueden encender la radio.

No te equivoques – tu cuerpo nunca se ajustará a un horario de sueño irregular (el tratamiento recomendado para los problemas de sueño causados por las horas de trabajo irregulares es conseguir “un horario de trabajo y sueño regular.” ¡Gracias por el consejo, hijo de puta!)

Pero lo peor es lo que la falta de sueño te hace a ti, incluso cuando no te sientes con sueño. Puedes sentir la caída en tu coeficiente intelectual. Es como Edward Norton a principios de Fight Club (1999) – caminas de un lado a otro en un estado de somnolencia, te olvidas de las cosas, dejas las llaves en la cerradura. Empiezas a tener conversaciones que no recuerdas. Y cuando estás conduciendo a casa, eres tan peligroso como un conductor en estado de ebriedad.

Y buena suerte al buscar simpatía cuando te quejas con un amigo de que tu trabajo es tan aburrido, que puedes quedarte dormido mientras lo haces. Eso suena como si te quejaras de lo fácil que es tu trabajo. Al menos, así le parece a cualquier persona que nunca ha tenido que hacerlo realmente.

7. La chica

También conocido como:

El solitario representante de tu género en el lugar de trabajo.

Esto también podría interpretarse como “el chico”. Funciona en ambos sentidos. Sospecho que es más probable ser la única chica en un despacho lleno de hombres que ser el chico solitario en una oficina dominada por mujeres, pero sobre todo lo digo porque quiero ver a los ineptos que abogan por los Derechos de los Hombres mostrarse a sí mismos en la sección de comentarios.

Por ejemplo…

En todo taller automotriz encontrarás una secretaria – una mujer que trabajaba en recepción y 10 hombres grasientos que trabajan en los motores (y no me acuses de estereotipos – el 97 por ciento de las secretarias son mujeres, el 99 por ciento de los mecánicos automotrices son hombres).

No es divertido. Existe un obvio elemento de acoso sexual en ello, que apenas tengo que tocar ya que estás leyendo esto desde Internet y has visto lo que sucede cuando una chica aparece en un foro dominado por hombres (“TITS OR GTFO“). Es lo mismo en la vida real, sólo que no es tan evidente. Pero es mucho más incómodo, ya que no hay escapatoria a menos que ella renuncie. Así que la tensión se mantiene durante ocho o nueve horas al día, todos los días, durante los años que ella trabaje allí. Y es una situación en la que no puedes ganar; si La Chica reacciona mal ante un chiste vulgar, ella es una perra. Si responde a insinuaciones con insinuaciones propias, entonces es, “¡Amigo, creo que ella quiere conmigo!”

Todos. Los. Días.

No es que no sea incómodo para, digamos, un enfermero que estadísticamente hablando, será el único portador de un pene en los alrededores. Se crea una tensión diferente, aunque igualmente fuera de lo común, porque hay cosas que las mujeres siempre hablan alrededor de otras mujeres (por lo general en relación a cuán desagradables pueden ser los hombres). Además, hay un montón de miembros de ambos sexos que consideran a cualquier miembro del otro género como un enemigo. Lo que estoy tratando de decir es que al ser un muchacho joven en lugares cerrados con una amargada, divorciada madre de tres, no es divertido.

6. El hazmerreír

También conocido como:

El duro trabajo por el que todo el mundo se ríe de ti.

– “Así que, ¿a qué te dedicas?”

– “Soy un masturbador de pavos.

Puedes reírte. Yo lo hice. Pero trabajar en el tipo de trabajo que no sólo hace que la gente se ría de ti, sino que también los hace decir la exacta misma broma de mierda cada vez que tocas el tema, es horrible. Finalmente empiezas a mentir sobre lo que haces, como si fuera ilegal. Sólo para no oír la misma maldita broma otra vez.

Si menosprecias esta situación, argumentando que la gente debería aprender a tener un poco de sentido del humor sobre sí mismos, supongo que aún no estás en esa etapa de la vida en la que eres juzgado de acuerdo a tu trabajo. Si tienes 22 y le dices a tus compañeros: “Yo trabajo en Chipotle, sosteniendo un cartel mientras estoy vestido como un burrito,” van a reír, ya sea por simpatía, o te dirán: “No me digas, ¿están contratando? ¿Cómo pasas las horas?”

Pero pronto entrarás a un período de tu vida en la que eres definido enteramente por lo que haces. Es cómo los periódicos se referirán a ti si alguna vez llegas a los titulares (“Peluquero de mascotas muere en ataque por chimpancé”); va a ser lo primero que te pregunten en las fiestas, será lo primero que las chicas te pregunten cuando empieces a ligar. El intento educado por ocultar su desilusión, cuando se dan cuenta que están hablando con un tipo que tiene un trabajo de perdedor, es abrumador.

Por ejemplo…

Que Dios te ayude si alguna vez trabajaste en un restaurante de comida rápida durante tu juventud, pero te mantuviste logrando ascensos, hasta que en la edad adulta, terminaste como gerente de sucursal. No importa que estés trabajando 60 horas a la semana y obtengas bonos por mantener la sucursal rentable – cuando le dices a la gente que trabajas en el Kentucky Fried Chicken, te conviertes en un perdedor con una imagen del Coronel Sanders sobre tu gorra. ¿Trabajas en el negocio de la prensa a lo largo de la cadena de distribución? No importa qué tan alto haz llegado en el organigrama, o si necesitas una licencia especial para conducir el camión que transporta los periódicos – para todos los demás tan sólo eres un “repartidor”.

Conozco a un tipo que aguantó por tres años en la lista de espera para conseguir un trabajo como cartero – es un trabajo difícil de conseguir porque posee buenas prestaciones, y tienes que pasar por todo tipo de exámenes y controles de antecedentes. Pero al día de hoy, si él le dice a la gente lo que hace, ellos seguramente harán una broma sobre “Volverse Postal” [Americanismo equivalente a “volverse loco y violento”]. “¡Jajá! No vas a dispararnos, ¿cierto? ¿Quieres un poco de litio?” La misma broma, una y otra y otra vez.

Aunque eso no es tan malo como trabajar en, por ejemplo, un banco de esperma. O cualquier trabajo que implica sexo en cualquier medida. Es el jodido [2015], pero si estás conectado con la industria de la pornografía de cualquier forma (incluso en la facturación o en el lado del web hosting), tienes que mentir sobre tu trabajo como si fueses un traficante de drogas. Y es una mentira que tienes que decir constantemente.

Todo porque la sociedad ha decidido que determinados puestos de trabajo, independientemente del nivel de habilidad, paga o dificultad, han de ser ridiculizados.

5. El engrane

También conocido como:

Repetición sin fin ni sentido de algo que podría fácilmente llevarse a cabo por una máquina.

No estoy hablando sólo de puestos de trabajo aburridos – la mayoría de los trabajos son aburridos. Starbucks es aburrido, pero al menos las bebidas son diferentes de un cliente a otro, y se puede practicar haciendo diseños en la espuma. No; estoy hablando de una tarea que toma cinco minutos para aprender, se debe repetir cinco mil veces al día y nunca cambia. Estás en un solo lugar y se realiza la misma tarea, una y otra y otra vez.

Por ejemplo…

Haz visto uno de esos programas del tipo “cómo se hace”, donde visitan una fábrica como ésta donde hacen deliciosos brownies. Y mientras el trabajo de la señorita que “vierte la masa de brownie en el molde” parece aburrido…

… Todavía hay un aspecto divertido y satisfactorio acerca de él. Probablemente tiene que preocuparse por la coherencia, temperatura y cantidad de la masa, y se pone a ver cómo su olla vacía se convierte en un montón de deliciosos bizcochos de chocolate, mientras ella puede fingir que es Willy Wonka.

Pero luego, al final de la línea de montaje se encuentran los pobres bastardos cuyo trabajo es simplemente apilar los brownies en cajas.

Todo el día. El mismo número de brownies en cada caja. En un sinfín de cajas que nunca, nunca se detienen. Incluso en un mundo automatizado, la fuerza de trabajo está repleta de estos puestos de trabajo – todavía es más barato hacer que un humano de salario bajo empaque cajas, que comprar una máquina costosa. Aquí está otro video, de una fábrica de Pringles. Echa un vistazo al hombre cuyo trabajo es estar delante de la rampa de Pringles para enderezar las filas de papas fritas, para que así que se deslicen perfectamente por los tubos.

Ahora bien, algún contador estresado, desde una frenética oficina estará leyendo esto, diciendo: “Mierda, me encantaría ser el tipo que pone esas pequeñas pegatinas azules en las bananas de la fábrica de Chiquita. Eso sería como unas vacaciones para mi ulcerado trasero”.

Basura. Es como pensar que estando varados en una isla desierta tendríamos un buen descanso de la rutina diaria. Sería pacífico durante aproximadamente una hora, y luego empezarías a volverte loco. Tu cerebro es una supercomputadora que contiene todo un universo de maravillas y creatividad, ¿y vas a hacer que se quede mirando fijamente una fila de papas fritas por 8, 12 o 16 horas por día? Ah, y es un trabajo en el que sólo puedes fallar. Si lo haces perfectamente, nadie se da cuenta. Pero si la cagas y dejas que el cargador de tubos se atasque, te carga el payaso.

Y cuando llega el momento de pedir una promoción, o buscar un nuevo puesto de trabajo, ¿qué les dices que hiciste? ¿Qué habilidad aprendiste? ¿Cómo te mejoraste a ti mismo? ¿Para qué otro trabajo te califica esto? ¿Qué historias interesantes puedes decir cuando te juntas con tus amigos? Podrías empezar a buscar en ese flujo de papas fritas e imaginar los mejores años de tu vida alejándose, un momento con forma de Pringle por vez.

4. El robot mentiroso

También conocido como:

El trabajo en el que tienes que mentir descaradamente a la gente, para hacerlos comprar cosas.

Algunos de ustedes dijeron inmediatamente: “¿Como los abogados y los políticos?” Pero esas son carreras. Gran, gran diferencia. Aquellas personas optan por hacer eso, y fueron a la escuela para ello.

No, estoy hablando de puestos de trabajo. El tipo de posición que tomas sólo para pagar las cuentas hasta que puedas comenzar tu carrera de rapero.

Por ejemplo…

Casi cualquier trabajo en ventas. Piensa en el pobre bastardo del Best Buy al que le pagan por hora para fingir que los cables marca Monster no son una estafa. ¿Te gusta trabajar con los coches? Te sorprenderás al saber cuántos talleres de reparación te presionan para rellenar la factura con reparaciones inventadas y cosas peores. Tal vez tomaste un trabajo de servicio al cliente en un call center, pero luego fueron contratados por alguna sombría compañía de software que te tiene llamando a la gente para que compre alguna basura cargada de malware que supuestamente “acelerará su computadora.”

Y mientras el “vendedor de coches usados de mala calidad” es un estereotipo, no es como que tengas un signo en la frente que diga: “Estamos contratando bastardos”. Las ventas de automóviles son uno de los muy pocos puestos de trabajo en el planeta Tierra donde todavía puedes ingresar sin experiencia, pero aun así puedes ganar un dinero decente. Sin embargo, parte de hacer el trabajo requiere aprender a realizar esa escena actuada donde pretendes consultar con un gerente para así conseguirle un precio más bajo al cliente.

Te darás cuenta que muchos puestos de trabajo que suenan muy bien en los clasificados, secretamente tienen “ser un bastardo” como parte de la descripción del trabajo – es así como encuentran personas dispuestas a hacerlo. El marketing multinivel, las ventas de puerta en puerta, los trabajos de telemarketing, todos ellos pueden obligarte a vender basura, ya sea vergonzosamente cara o francamente fraudulenta.

Y lo que hace esos trabajos aún más impresionantes es que de ninguna manera restringen las mentiras a crédula gente rica que tal vez podría permitirse el lujo de perder el dinero que les estás robando. Los ricos tienen abogados – más vale mantenerse alejado de ellos. No; el trabajo del robot mentiroso suele darse para robar a las madres solteras el dinero para pañales de los próximos meses.

3. La rata enjaulada

También conocido como:

El gerente o supervisor que no tiene ninguna autoridad para administrar efectivamente los empleados “bajo su supervisión”, sin embargo, es responsable por su rendimiento.

Existe una enorme, obvia, y sin embargo, sorprendentemente común falla en las empresas modernas. Tienes a los empleados que realmente hacen las cosas o realizan el servicio. Luego justo por encima de ellos tienes un supervisor (tú), quien en última instancia es el responsable de la ejecución de esos empleados (o al menos, podrás recibir una reprimenda si ellos están de flojos). Pero no tienes el poder para despedirlos. O reprenderlos o premiarlos o castigarlos o darles el golpe con el dorso de la mano que los enviaría al piso, algo que sueñas darles todos los días y todas las noches.

Por ejemplo…

Tal vez eres parte de un negocio familiar, pero tú, el supervisor, no eres un miembro de la familia. Pero el chico que trabaja debajo de ti, el que está escaneando sus bolas en la copiadora, es miembro de la familia y es por lo tanto intocable. O, tal vez no tienes la autoridad para despedirlo debido a una complicada situación sindical.

O, tal vez los trabajadores están trabajando en tu departamento, pero no para tu departamento. Digamos que eres un supervisor de ventas, y el tipo que envío el departamento de TI para trabajar en tus computadoras es un pelmazo. Así que él maldice mientras tú estás hablando por teléfono con los clientes; se la pasa dibujando penes en tus fotos familiares y perdiendo el tiempo. Mientras tanto, tú no puedes usar tu computadora para hacer tu trabajo. Y no puedes decir nada porque si bien eres un supervisor, no eres su supervisor.

Claro, puedes presentar una queja ante su supervisor, pero no puedes hacerlo tomar una acción – ese tipo está exactamente al mismo nivel que tú. Tal vez es amigo del pelmazo, o tal vez todos los chicos de TI se cubren unos a otros, y todo el día siguiente los escucharás riéndose acerca del incidente cuando pases por su oficina.

En otros casos, el problema se debe a que la persona que podría despedir o suspender a estos trabajadores incompetentes no trabaja en el mismo edificio, o incluso en la misma ciudad, que los pelmazos. Envías tus quejas por el proceso y desaparecen entre las nubes. Entonces, un día te das cuenta de que el pelmazo del que te quejas ha trabajado allí más tiempo que tú y que dentro de 20 años, todavía estará allí.

Al final, lo único que puedes hacer es verbalmente elogiar a los de buen desempeño y pedir a los incapaces que hagan mejor las cosas. Eso, y seguir haciendo nudos en el estómago cada vez que meten la pata, observándolos arruinar tu carrera, totalmente impotente para detenerlos.

Pero en caso de que esto suene como si yo estuviera siendo demasiado duro con el chico de TI, escuchémoslo para …

2. El asistente cromulacionista

También conocido como:

El trabajo altamente técnico que es imposible de explicar tanto a los que están dentro como fuera del trabajo.

Si alguna vez has visto la serie Friends, seguramente recuerdas una broma recurrente sobre cómo nadie sabía exactamente lo que Chandler hacía para ganarse la vida. Él siempre estaba exasperado por esto (“Ya te lo dije, ¡hago análisis estadístico y reconfiguración de datos!”).

Al igual que el hazmerreír, la persona con este tipo de trabajo se estremece físicamente ante la idea de tener que responder a la pregunta “Entonces, ¿a qué te dedicas?” y, finalmente, se inventa un título falso o una versión ridículamente simplificada (“Yo trabajo con las computadoras”) para fines de la conversación. Y si una conversación incómoda fuese el único problema, no sería algo tan grave. El verdadero problema reside en que sus compañeros de trabajo tampoco entienden su puesto.

Por ejemplo…

Tenemos una audiencia desproporcionada en términos de conocimientos de informática, y sé que muchos de ustedes aspiran a trabajar en la industria. Bueno, algunos de ustedes van a terminar como el equipo de soporte técnico informático compuesto por un solo hombre, en una oficina llena de veteranos que todavía consideran a las computadoras como una sospechosa, pero necesaria forma de magia negra. Tal vez serás el tipo que mantiene los pedidos en línea, en un departamento donde todo el mundo sale a la calle y vende a la antigua usanza.

Se trata de cualquier trabajo en el que la tarea de los otros empleados es un trabajo intensivo o requiere de un trabajo “de la vida real”, mientras tú estás sentado allí “jugando con la computadora.” Esa es la clave; porque ellos no entienden lo que haces, y ya que tú no eres capaz de explicarles, ellos asumen que tú te la pasas perdiendo el tiempo todo el día.

Así que, te empiezan a tratar como un peso muerto. Cuando los márgenes están muy apretados y llega el momento de recortar personal, todo el mundo te apunta con el dedo a ti. Si al adorable Frank de ventas le toca el hacha, todo el mundo va a estar aún más resentido contigo (“¡¿Despiden a un veterano trabajador como el viejo Frank, pero mantienen a Dave sólo porque él puede utilizar la máquina de escribir de lujo?! ¡Él ni siquiera trae corbata al trabajo!”)

Y eso es suponiendo que las personas que hacen el despido tampoco están confundidos acerca de tu valor en la empresa. Si tu trabajo es, por ejemplo, evitar un problema para el que la persona promedio no es aún consciente, entonces buena suerte explicando a la persona que debe tomar decisiones de despido basado en la cantidad de beneficios que estás trayendo. Piensa en los empleados frustrados de Office Space tratando de justificar lo que hacen para “los dos Bobs” (los dos consultores en downsizing, que de casualidad se llamaban Bob).

Por otra parte, ser un Bob no es exactamente un trabajo encantador …

1. El Bob

También conocido como:

Aquél, cuyo trabajo es hacer que los trabajos de los demás sean más duros, o recomienden su despido.

En algún punto, todos nos damos cuenta que a menudo existe un gran abismo entre lo que los trabajadores disfrutan, y lo que realmente hace que una empresa sea rentable. Algo de lo que la empresa necesita hará que los trabajadores se encabronen, y alguien tiene que hacer que lo hagan. Y eso está bien, siempre y cuando ese hombre sea el jefe. Pero a menudo así no es como funcionan las cosas. A menudo la persona que chasquea el látigo es un Bob.

Se trata de un empleado que ya sea está en el mismo nivel que el resto del personal, o lo están elevando temporalmente para algún tipo de grupo de trabajo (para elevar la calidad o lo que sea), o son consultores externos contratados para dar forma a la operación, al igual que en el ejemplo de Office Space.

Pero de alguna manera u otra, si eres un Bob, eres un traidor. Los empleados no trabajan para ti, tu nombre no está en la puerta, tú no escribes los cheques, no tienes la capacidad de pagarles un dulce bono. Sin embargo, tienes el poder para hacer miserables sus vidas.

Por ejemplo…

Voy a utilizar un término aquí. Algunos de ustedes no lo reconocerán. El resto de ustedes reflexivamente sentirán cómo sus genitales se deslizan hacia arriba por su cuerpo: ISO 9000.

ISO 9000 es una certificación que las empresas pueden conseguir, que en términos generales, indica que son organizadas. Lo que suena muy bien, pero desde el punto de vista de los empleados, ISO 9000 significa que una tarea que solía llevar dos clics del ratón ahora toma dos clics del ratón y tres páginas de formularios exhaustivos que explican lo que acaban de hacer. Es un interminable, infernal mantenimiento de registros. Obtener la certificación significa que consultores ISO 9000 vendrán a la oficina y revolotearán sobre todos los empleados, recordándoles constantemente registrar su tiempo y llenar sus formularios.

Exactamente el 100 por ciento de las cosas que el consultor le está diciendo a los empleados implicaría hacer su trabajo mucho, mucho más difícil. Cuando se van, el cumplimiento de ISO se traspasa a alguien dentro de la empresa. Y todo el mundo va a querer asesinarlos. Son ahora un Bob.

Pero la clave radica en que tú podrías ser promovido a un puesto de Bob el día de mañana. Tal vez te pidan trabajar en Aseguramiento de Calidad, registrando y reportando los errores de tus compañeros de trabajo. Tal vez se te incluya en un equipo para crear un informe acerca de la “eficiencia” del departamento.

O, tal vez tendrás que revisar el trabajo que alguna otra compañía está haciendo para la tuya sobre una base contractual, y serás el Bob de allá. Al igual que los representantes de la empresa de juguetes que pasan su tiempo alrededor de los sets de la películas, asegurándose que a partir de la etapa de guion, los personajes harán buenas figuras de acción. Sabes que a los artistas y narradores les encanta escuchar esa basura: “Claro, el personaje es entrañable y resuena con el público y tiene un arco de historia convincente, pero hay que darle manos para que podamos vender accesorios que él sostenga”.

¿Qué van a hacer, quejarse con el jefe? Su jefe es el que te paga por venir a decirles eso. Y tan sólo estás haciendo tu trabajo.

Eso es lo que supongo debes tomar en cuenta, ya que una gran cantidad de las personas en esta lista podrían generar un artículo sobre “La gente en el trabajo que quieres asesinar, pero no puedes porque es ilegal”. Sólo recuerda: no son villanos. Son sólo personas atrapadas en empleos de mierda.

h1

Un zombi muy original… y científicamente posible

07/26/2013

Scibook [Icon By Buuf]  Ciencia y Tecnología.

La mayoría de las personas no creen que algo pueda ocurrir hasta que ya sucedió. No es estupidez o debilidad, sino naturaleza humana.

Hace un par de semanas fui al cine a ver Guerra Mundial Z (2013). Aunque no tiene nada que ver con el material original escrito por el reconocido autor Max Brooks, es una película “palomera” que podemos disfrutar durante una tarde de ocio. Lo que más me llamó la atención del filme son los “zombis ultra-rápidos” – ¡infectados en tan solo 12 segundos! – con un comportamiento como el de una marabunta de hormigas. Más allá de eso, ésta no merece ninguna mención especial, aunque tengo entendido que ya se está manejando una posible secuela. Por otro lado, hace poco más de un mes fue salió a la venta The Last of Us, un videojuego de acción y aventura para la PlayStation 3, donde los protagonistas recorren unos Estados Unidos devastados por una plaga zombi, como una mezcla de La Carretera y El Amanecer de los Muertos (2004). A diferencia de la producción cinematográfica estelarizada por Brad Pitt, este juego ha sido muy aplaudido, ahora considerado una obra maestra con puntuaciones perfectas en un sinfín de publicaciones tales como Edge e IGN.

Pues bien, la mayoría de las películas, libros y videojuegos que muestran el fenómeno zombi – o criaturas parecidas a éstos, como 28 Días Después (2002) y la franquicia Resident Evil – contemplan que la causa del fin del mundo son virus como el de la rabia, utilizando como medio de dispersión la mordedura de un infectado y convirtiendo a la víctima en un ser extremadamente violento, hambriento de cerebros humanos. Tengo malas noticias: dejando de lado una posible arma nanotecnológica, de acuerdo a la ciencia es muy difícil que un virus de este tipo pueda diseminarse más allá de algunas regiones remotas del tercer mundo.

Sin embargo, para aquellos que creen en la imposibilidad del apocalipsis zombi: sí existe un organismo capaz de zombificar otras especies como parte de su ciclo vital: el Cordyceps, un hongo que invade y eventualmente reemplaza el tejido del huésped, hasta que al final de la infección, el hongo brota de la piel de la víctima, dándole una apariencia extraterrestre:

Cordyceps ignota


Efectos del Cordyceps ignota: en la foto, una tarántula. En esta etapa de la infección, el hongo ha reemplazado casi todos los tejidos del huésped, con ascocarpos que producen esporas. (Fuente: Ian Suzuki @ English Wikipedia)

Existen más de 400 especies de Cordyceps, todas ellas parásitos de insectos y otros artrópodos. Algunas subespecies, como el Cordyceps unilateralis, provocan que el huésped cambie su conducta para mejorar la posibilidades de supervivencia del hongo. Por ejemplo éste hace que las hormigas infectadas suban a la parte superior de una planta, asegurando humedad y calor óptimos para su desarrollo, así como una máxima distribución de esporas una vez que el hongo ha alcanzado su madurez. Obviamente, el huésped muere durante este proceso.

Es así como este año hicieron su aparición los más originales y científicamente probables zombis de los últimos tiempos:

Last of Us' Clicker
(Fuente: shacknews.com)

En The Last of Us, el Cordyceps incluye a los humanos en su lista de huéspedes. El apocalipsis comienza cuando el hongo hace un salto de sus huéspedes habituales a los humanos, presumiblemente de la misma manera en que algunas enfermedades como la “gripe porcina” pudieron saltar entre especies. La nueva y desconocida especie de Cordyceps convierte a los humanos, primero en violentos “infectados” y luego en “clickers” ciegos, con todo y cuerpos fructíferos que brotan de sus rostros. De acuerdo al canon zombi, una sola mordida significa la muerte. Sin embargo, la inhalación de esporas del Cordyceps es una sentencia de muerte en vida.

The Fungus that Reduced Humanity to The Last of Us. Kyle Hill. (Scientific American Blog, 2013).

Este tipo de zombi no es algo tan descabellado como parece en un principio, ya que es la única forma en que podemos explicar la fisiología de este ser: criaturas violentas que pueden seguir funcionando a pesar de tener un cada vez mayor deterioro físico debido al daño o la descomposición. Una red micorrizal (asociación biológica entre el hongo y su huésped) podría transmitir o reemplazar por completo los impulsos neurales del cerebro hacia las diferentes partes del cuerpo, así como proporcionar la energía que necesitan los músculos para seguir funcionando: existen estudios que han demostrado la posibilidad de intercambiar señales entre diferentes plantas a través de redes micorrizales. Esto significa que los filamentos del hongo podrían llevar a cabo tareas vasculares y neurales. Finalmente, algunos hongos como el Penicillium secretan poderosos agentes antibacteriales, que disminuirían el proceso de putrefacción, alargando así la “vida útil” de un zombi, dándole esa repugnante apariencia conocida por todos.

Cuando se le preguntó a Neil Druckman, director creativo del videojuego, cómo es que llegaron a semejante criatura, comentó que sólo tuvieron que basarse en un documental de la BBC:

Se trata de este hongo que va abriendo su camino en las mentes de los insectos, alterando por completo su comportamiento. Y ya sabes, de inmediato surgió la idea entre nosotros, ¿Que pasaría si aquél diera el salto a los humanos? Porque podrías imaginar este destino como algo peor que la muerte, pues tu mente todavía está ahí, pero algo más está controlando tu cuerpo.

A Zombie Horror Game, Inspired By … A Nature Documentary?. Beth Accomando. (National Public Radio – Online, 2013).

Aterrador en verdad, ya que la naturaleza puede ser mucho más cruel de lo que cualquier escritor de ciencia ficción podrá imaginar jamás. Sin embargo, la posibilidad de que el Cordyceps se convierta en una amenaza para los humanos es bastante remota, ya que posee más de 40 millones de años de existencia, y en todo este tiempo sólo ha atacado insectos y artrópodos, que en términos biológicos son muy diferentes de nosotros. Es más, de acuerdo a ciertos estudios, resulta que algunas especies de este hongo tienen propiedades anti-cancerígenas y de protección de la médula ósea ante radiación electromagnética. Así que de momento, un apocalipsis zombi sigue perteneciendo al reino de lo improbable – pero no de lo imposible, cabe recalcar.

h1

25 cosas que nunca deberías buscar en Google Images Search

04/27/2011

Webdoc [Icon By Buuf]
 Webeando en la red.

Estoy seguro que todos hemos encontrado algo en Internet que nos ha puesto de malas o nos ha hecho reír por diez minutos seguidos. Pero ¿qué tal asqueados? El otro día me topé con el post titulado 20 cosas que nunca deberías buscar en Google Images, que forma parte del sitio cómico brobible.com. El post ofrece ligas a una serie de búsquedas en Google Images Search que son ciertamente perturbadoras, reuniendo de lo peorcito que podemos encontrar en la Web. Incluyo el post con traducción de mi cosecha, con algunas notas aclaratorias y dejando fuera las imágenes del artículo original por cuestión de espacio. Por cierto, para verlas en toda su magnitud, es necesario apagar el filtro SafeSearch en los resultados de la búsqueda.

El otro día estaba buscando algunas imágenes desagradables para acompañar un post, cuando tuve la mala suerte de toparme con un grupo de fotos que no tengo la intención de volver a ver. Déjenme ser franco al decir que las imágenes que regresó la búsqueda fueron horribles y asquerosas, por donde se le quiera ver.

La experiencia me puso a pensar que ésta no ha sido la primera ocasión en que mi curiosidad me ha dirigido a un camino de perdición al buscar imágenes en Google. He tenido mi parte viendo mierda realmente enferma a través de los años – algunas porque quería asegurarme de no tener una ETS, otras porque simplemente no podía resistir una buena carcajada al burlarme de la desgracia de otros y algunas más en aras de compilar esta lista. Abajo se encuentran 20 cosas que no tengo la intención de volver a buscar en Google Image Search jamás. Si no han visto alguna de estas fotos antes, denles una oportunidad porque son impresionantes. Sin embargo, si se encuentran en el trabajo o son muy asquerosos, algunas de estas búsquedas pueden no estar en el mejor de sus intereses. Por cierto, si quieren conocer la búsqueda original que inspiró esta historia, se encuentra en la posición número 1.

Advertencia: Prácticamente todas las ligas descritas abajo no son seguras de ver en el trabajo (NSFW). Han sido advertidos.

Nota: Las imágenes abajo mostradas no serán lo que encontrarán al buscar estos detalles. Les aseguro que serán mucho más grotescas. Y si tienen algo qué agregar a esta lista, déjenlo en los comentarios.

20. Pulgares de Megan Fox
(Esta es una muestra de lo que está por venir. Créanme, los elementos de esta lista se ponen mucho peores).

19. Rostros de la Muerte
[Con imágenes salidas de rotten.com y el difunto ogrish.com, muestra imágenes de accidentes y asesinatos.]

18. Obeso
[Imágenes de obesidad mórbida y sus consecuencias.]

17. Pulmones de fumador
[Lo que jamás verán en un comercial de Marlboro o Camels.]

16. Venas varicosas

15. Bocio

14. Plastic Surgery Catwoman
[Fotos de Jocelyn Wildenstein, quien después de US$4 millones en cirugías plásticas se ha convertido en un fenómeno.]

13. Elefantitis

12. Clint Howard
[Un actor que ha salido en multitud de películas como Apolo 13 (1995). El señor está más feo que pegarle a Dios.]

11. Blue Waffle Disease
[Imágenes relacionadas a una infección femenina “donde el sol nunca brilla”.]

10. El perro más feo del mundo (crestado Chino)
[Seguro la mayoría ha visto las fotos del susodicho perrito.]

9. Vómito

8. Mordedura de araña Loxosceles reclusa
[Da más miedo si tomamos en cuenta que el bicho en cuestión se encuentra en el sur de gringolandia y norte de México.]

7. Amy Winehouse
[Fotos de la célebre cantante, alcohólica y adicta a las metanfetaminas.]

6. Roadkill
(animales atropellados en carretera)

5. Pie equinovaro o pie retorcido
[Un horrible defecto de nacimiento.]

4. Leukoplakia
[Para aquellos que mascan tabaco.]

3. Piojos púbicos

2. Herpes

1. Aborto

— Waffles McButter. 20 Things you should never Google Image Search. brobible.com, June 15, 2010.

Lo que me llama la atención es que las imágenes incluidas son más bien repugnantes porque tienen que ver con lo “estéticamente feo”: enfermedades o deformaciones, así como animales y personas muertos. Sin embargo, considero que hay imágenes infinitamente más perturbadoras y dolorosas que éstas y como ejemplo, incluyo mi lista personal con las cinco búsquedas en Google Images Search que más me han provocado mariposas en el estómago y que seguramente, a muchos les quitará el apetito o el sueño. De nueva cuenta, esta lista no es apta para menores por el fuerte contenido que es incluso demasiado terrible para ser visto por la mayoría de nosotros.

5. Desastre ambiental.

4. Hambruna.

3. Guerra contra las drogas en México.

2. Maltrato Animal.

1. Crímenes de Guerra.
(Especialmente dolorosas son las imágenes que tienen que ver con niños).

Ghaza Shoe 01.22

En buen plan, aún no han visto nada.
(Fuente: ce399 @ typepad.com)

Por otro lado, aquellos que ya se consideran maduros deberían verlas de vez en cuando. Primero, porque así apreciaremos lo mucho o poco que tenemos; segundo, porque siempre es necesario saber la verdad, por más dura que ésta sea.

h1

Sobre las películas de horror

10/31/2009

Wizdoc [Icon By Buuf]  Reflexiones.

Heeere’s Johnny!

En estas fechas que nos estamos acercando al Día de Muertos, países como Portugal y España ponen ofrendas y celebran el día de manera tradicional, mientras los Mexicanos ya hicimos nuestra celebración de chile, mole y pozole con el Halloween gringo. Sin embargo, desde hace un par de semanas he visto aquí en Portugal cada vez más jóvenes vestidos de negro, al estilo darketo, como si estuvieran preparándose para asistir a una de esas fiestas sombrías con Dead Can Dance, Lacrimosa o mínimamente The Cure como sonido de fondo. Ya me daré una vuelta por el centro de Lisboa durante el fin de semana para ver qué hacen el 1 y 2 de Noviembre por estas tierras.

Entretanto, con motivo de esta misma fecha, se están reestrenando en algunos cines películas de horror como The Final Destination (2009) o Grace (2009) y se habla mucho de las cintas post-apocalípticas que están próximas a estrenarse, como The Road o Zombieland.

De películas de horror

Con temas tan lúgubres a mi alrededor, no pude evitar hacerme la pregunta: ¿Por qué nos fascinan tanto las películas de horror? Aparentemente los humanos somos muy dados a pagar por entrar a un cine y pasar dos horas de angustia, asco y terror. Existen un par de teorías al respecto, pero la más aceptada es que en realidad uno no siente miedo, sino excitación ante la película. Esto significa que nos gusta experimentar sorpresas o "riesgos" en un ambiente controlado, incrementando nuestros niveles de adrenalina y otras potentes "drogas" generadas naturalmente por nuestro cuerpo, explicando de paso que ver películas de horror es equivalente a montarse en aparatos como la montaña rusa, lanzarse en paracaídas o practicar algún otro deporte extremo.

Meditando esto, podríamos considerar al género de horror como falso o inexistente, pues más bien está compuesto por películas de acción o misterio donde poco a poco van incrementando la tensión del público hasta que ¡BAM! sorprenden y provocan shock entre los asistentes. Los primeros minutos de la versión norteamericana de La Maldición (2004), la clásica escena del desayuno en Alien (1979) o la primera vez que nos topamos con Pennywise, el payaso saltarín en Eso (1990), son los mejores ejemplos de esta técnica.

Adicionalmente, el manejo de un "ambiente controlado" explica ciertas actitudes de la gente en cuanto a qué es terror y qué es "inapropiado". Por ejemplo, en 1984 se estrenó Pesadilla en la Calle del Infierno, con escenas como la vomitiva muerte de un joven Johnny Depp. Casi al final del mismo año, durante la temporada navideña, se estrenó un filme bastante mediocre, pero que presentaba a un asesino serial vestido de Santa Claus. Por exagerado que parezca, la gente reaccionó de manera tan negativa al tachar dicho film de "enfermizo", que provocó su salida de cartelera prematuramente. Parafraseando a Leonard Maltin, un conocido crítico de cine gringo: "¿Que sigue? ¿Un conejo de pascua como abusador de menores?"

Y su verdadero significado

Esto me lleva al siguiente punto: las obras maestras de horror no se tratan de brincos y sustos, sino de reflexión acerca de nuestros miedos más profundos y nuestra propia condición como seres humanos. Algunas de las películas de horror más notables de nuestros tiempos lo demuestran:

• El Resplandor (1980). Dirigida por Stanley Kubrick, relata la historia de cómo el malogrado escritor Jack "Johnny" Torrance va descendiendo poco a poco en la locura, debido a la fiebre de la cabaña, que en términos simples, se trata de aburrimiento crónico y falta de relaciones sexuales.

• The Mist (2007). Película basada en una novela de Stephen King, donde somos testigos de la dinámica de grupo en tiempos de supervivencia y cómo sacamos lo peor de nosotros una vez que hemos enfrentado fuerzas que salen de nuestra comprensión y no tenemos esperanza de ser rescatados.

• Alien (1979). Y hablando del temor a lo desconocido, esta cinta de ciencia ficción dirigida por Ridley Scott representa el miedo que le tenemos a un bicho que no comprendemos, cuya biología es completamente diferente a la nuestra y que nos puede violar de manera oral, preñándonos y haciéndonos morir durante el parto.

• John Carpenter’s The Thing (1982). Otra de ciencia ficción, donde el monstruo simboliza el pavor que le tenemos a criaturas con facha de insecto y a aquellos seres o situaciones que literalmente no tienen pies ni cabeza. Ejemplo en mano: La escena de la "cabeza con patas", que es la más fuerte de la película.

• Dawn of the Dead (1978 y 2004). Las películas de zombies explotan uno de nuestros miedos más mostrados en los últimos tiempos: la incomodidad que sentimos cuando hay muchas personas alrededor nuestro y el miedo a contagiarnos de "algo" debido a ellas. Sólo pregúntenle a cualquier Mexicano que haya salido al exterior entre Abril y Agosto de 2009. Como jocosamente explican en el sitio Cracked.com:

Cualquier científico te dirá que el mayor problema no es la Gripe Aviar [o nuestra Mexicanísima AH1N1]: es la sobrepoblación. Los humanos – especialmente los humanos estúpidos – están teniendo demasiados bebés y ya estamos muy apretujados. En vez de una tierra baldía y desolada, el Apocalipsis se verá como el día después de Acción de Gracias en el centro comercial [atascado de gente por todos lados].

— Eliza Skinner. The Real World Fears Behind 8 Popular Movie Monsters. Cracked.com, August 23, 2008.

Y así podemos irnos con multitud de cintas que atacan la parte de nuestro cerebro donde todavía le tememos a aquello que está "en lo obscurito" y que por ignorancia, xenofobia o simple estupidez no logramos entender.

Finalmente, tenemos esas películas que se apartan del horror convencional y entran más en la categoría de "drama", pues nos muestran abominaciones, monstruos y terribles perversiones… de la vida real. Me refiero a aquellas películas donde abordan temas muy difíciles que nos provocan mariposas en el estomago y se nos haga un nudo en la garganta. Por ejemplo The War Zone (1999), que explora el problema del incesto y abuso infantil, El Pianista (2002) con la locura mostrada por los Nazis contra la población Judía en Polonia o Funny Games (1997) con escenas de tortura y asesinato. Todas estas películas tienen algo en común: han provocado que la gente se desmaye o reaccione de manera muy violenta durante su exhibición. Un ejemplo se dio durante la presentación pública de The War Zone en el Festival Internacional de Cine de Toronto en 1999, cuando un espectador estaba tan indignado que se puso de pie y gritó que no podía más, dirigiéndose a la salida con la intención de activar la alarma contra incendios. Tim Roth, el director de la película, estaba presente durante la función, logrando interceptar a aquél hombre y tomándole 20 minutos para poder calmarlo. ¿Qué mejor recomendación para ver la película que una reacción así?

Conclusiones

¿Que deberíamos buscar en una película de horror? Si sólo queremos echarnos unas palomitas y un pretexto para abrazar a la novia en el cine, las películas de tipo teen slasher como el remake de Pesadilla en la Calle del Infierno (2010) pueden bastar. Si buscamos entretenimiento ligero con mezcla de horror, sexo barato y comicidad, podemos aplicarnos con alguna cinta como Zombie Strippers! (2008), con los inmortales Jenna Jameson y Robert Englund. Para los que quieren acción y violencia con mucho gore, las series surgidas de Saw (2004) y Hostel (2006) son las más recomendables. Y bueno, ya dejé mis reseñas más arriba para los que quieran ver clásicos de horror y películas angustiantes, de esas que se quedan "grabadas en tu cerebro". Finalmente para aquellos que sólo buscan el shock value y desahogar el morbo, existen infinidad de sitios con videos y feeds de accidentes, ejecuciones y actos de violencia como el difunto Ogrish.com.

h1

La sopa de plástico

12/10/2008

Ecodoc [Icon By Buuf]  Ecología y cambio climático.

Imaginen una sopa de basura: bolsas de plástico, cepillos de dientes, jeringas, juguetes, empaques. Ahora imaginen esta sopa tóxica arremolinándose justo debajo de la superficie del océano. ¿Tienen esa imagen en su cabeza? Bien. Ahora imaginen que esta sopa es del tamaño de dos – si, DOS – áreas del tamaño de los Estados Unidos.

Sólo que, esta sopa no existe sólo en su imaginación; es muy real. De hecho, la sopa de plástico del Pacífico se extiende de este a oeste desde California hasta Japón y de norte a sur desde Hawaii hasta las Islas Aleutianas.

Durante una carrera de yates de California a Hawaii realizada en 1997, el capitán Charles Moore – heredero de un billete por la industria del petróleo pero oceanógrafo de profesión – decidió tomar un atajo por el Giro Subtropical del Pacífico Norte, un área entre el ecuador y los 50 grados de latitud norte donde se genera un vórtice debido a las corrientes marinas y que es normalmente evitado por las embarcaciones comerciales debido a que es una zona propensa a tormentas. Pues bien, el capitán Moore hizo un descubrimiento que puede quitarle el sueño a más de uno:

rubbish soup ©independent.co.uk
©independent.co.uk
[Click en imagen para ver la fuente]

Aunque ya tenía conocimiento de que nuestra civilización utilizaba el océano como tiradero de basura, jamás me hubiese imaginado la gravedad del problema: Moore descubrió un basurero flotante de unos 100 millones de toneladas de desechos de plástico, que abarca un área de alrededor de 15 millones de kilómetros cuadrados y una profundidad de 10 metros (!) que se encuentra revoloteando a lo largo y ancho del Pacífico Norte. Incluso ya le pusieron nombre: el Vórtice de Basura del Pacífico.

Como referencia, en este sitio se encuentran varios documentales donde se crea conciencia sobre este tiradero y sus efectos. Nota: si son muy aprensivos o con tendencia a deprimirse, recomiendo mejor no verlos.

ocean pollution animation @ greenpeace

Cómo migra la basura de las costas de los países en la cuenca del pacífico al Vórtice de Basura en el Pacífico Norte.
[Click en imagen para ver la animación]

De acuerdo a la los estudios realizados sobre el tiradero desde su descubrimiento, el 20% de la basura contenida en su interior se origina del tráfico marítimo, y el resto proviene de todos los países alrededor del Pacífico Norte, incluyendo lamentablemente, México. Por otro lado, la mayoría de estos desechos es traslúcido, y flota un poco por debajo de la superficie, por lo que no es posible verla mediante fotografías satelitales. Sin embargo, está bastante bien documentada su extensión (especialmente por Greenpeace y otras organizaciones ecologistas) y que además de la espantosa imagen que representan kilómetros y kilómetros de basura flotante, es la causa de problemas que poco a poco destruyen la habitabilidad de nuestro planeta, siendo los puntos más importantes:

• Las virutas con las que generan todos los demás artículos de plástico atraen otros químicos tóxicos – como PCB y DDT – y los concentran en cantidades mucho mayores que las del agua que las rodea.

• Los animales confunden las partículas de plástico por comida, llenando sus estómagos con basura indigerible (y que muchas veces provoca su muerte por obstrucción intestinal o envenenamiento).

• Cientos de miles de criaturas marinas mueren por asfixia debido a estrangulación con bolsas, redes de plástico, e incluso materiales que parecen inofensivos a simple vista como los separadores de los six-packs.

• La descomposición de estos materiales es extraordinariamente lenta, y las fuerzas de erosión sólo reducen la basura a componentes cada vez más diminutos que cuando llegan al nivel molecular, siguen siendo polímeros. Por ello, efectivamente, los plásticos son para siempre.

Un ejemplo de la sopa de plastico

Nada agradable visión de en lo que se están convirtiendo nuestros océanos, ¿verdad?
[Click en imagen para ver la fuente]

Un rayo de luz en la oscuridad

El primer paso para resolver este problema es crear conciencia. La fundación de investigación marina Algalita (fundada por Charles Moore) tiene en su sitio web información relacionada a la contaminación marina por plásticos, e incluye material educativo con el objetivo de eliminar nuestra dependencia de ellos. Adicionalmente existe un blog relacionado al Alguita, un barco de investigación oceanográfica a bordo del cual el capitán Moore descubrió este desastre ambiental.

Aunque para deshacerse de 100 millones de toneladas de plástico se requeriría un esfuerzo impresionante – actualmente los expertos lo consideran un problema sin solución – podremos evitar que siga creciendo al reducir la compra de productos que lo contienen, reutilizándolo (por ejemplo en el caso de las bolsas y botellas de plástico) y reciclar en la medida de lo posible. Por desgracia, nuestras únicas opciones actualmente son reciclar o desperdiciar.

Finalmente, aunque es muy probable que los problemas ambientales relacionados al plástico no puedan corregirse durante los próximos diez, veinte o cincuenta años, al menos ya existen los primeros pininos de tecnología ambiental con el objetivo específico de eliminar este tipo de desechos: En mayo de este año Daniel Burd, un estudiante Canadiense de 16 años, logró aislar un par de bacterias de las familias Sphingomonas y Pseudomonas que se alimentan justamente… de plástico (aquí esta el reporte de su proyecto, por si alguien está interesado en reproducirlo o al menos checarlo en detalle). Dicho estudiante ganó un premio en la Feria Nacional de Ciencias celebrada en Ottawa por US$10,000 y una beca por US$20,000 por su descubrimiento, y ya abrió las puertas a la investigación relacionada a este tipo de microorganismos y su uso en limpieza ecológica.

Oil-eating bacteria

Tal vez en la naturaleza encontremos la solución a nuestras propias pendejadas contra la naturaleza.
[Click en imagen para ver la fuente]

Por lo pronto, si el joven Burd continúa con su nada despreciable trayectoria, tal vez cuando llegue a la universidad él u otros que piensan como él le den al mundo una manera efectiva y poco costosa de deshacerse de esta sopa de plástico que estamos heredándole a las futuras generaciones. Ya me imagino a los nietos reclamándome: Oye abuelito, ¿pero en qué diablos estaban pensando? :S