h1

El futuro del trabajo: el robopocalipsis laboral

01/22/2016

Scibook [Icon By Buuf]  Ciencia y Tecnología.

La automatización es como Voldemort: aquella aterradora fuerza que nadie está dispuesto a nombrar.

Jerry Michalski, analista y consultor estadounidense, fundador del Relationship Economy eXpedition (REX), instituto de investigación dedicado a la adopción del cambio tecnológico y social.

Hace ya algún tiempo, publiqué un post relacionado a los soft-skills, o habilidades que forman parte de nuestra personalidad, requeridos para poder sobresalir en un mercado laboral cada vez más competitivo debido a la inexorable marcha de la globalización. Entre ellos destacaba el pensamiento crítico, conocimientos acerca de software colaborativo, así como inteligencia emocional, pues éstos nos ayudarían a navegar a través de los fuertes cambios que se avecinan.

Aparentemente, el destino ya nos ha alcanzado. De acuerdo a un reporte publicado por el Foro Económico Mundial (Inglés: World Economic Forum o WEF), debido a los avances en la robótica, inteligencia artificial, impresión en 3D y otras tecnologías emergentes, es muy probable que para el 2020, la así denominada Cuarta Revolución Industrial tendrá como resultado una pérdida neta de 5.1 millones de empleos alrededor del mundo. Puede no ser mucho, pero este es el “inicio del fin” para muchos tipos de profesión gracias a una mayor automatización y adopción de nuevas tecnologías.

De acuerdo al reporte, las cifras obtenidas se basan en encuestas y datos proporcionados por las áreas de recursos humanos de 371 empresas alrededor del mundo, cuya fuerza de trabajo combinada incluye alrededor de 13 millones de empleados, localizados en 15 economías del primer mundo y de los mercados emergentes – los países asiáticos miembros del ASEAN, Australia, Brasil, China, Francia, los países árabes miembros del CCEAG, Alemania, India, Italia, Japón, México, Sudáfrica, Turquía, Reino Unido y los Estados Unidos. Los resultados son impactantes:

Pic: Job variance in number of positions by economic activity (2015 vs. 2020)


Variación en miles de empleos por actividad económica (2015 vs. 2020). Según el Foro Económico Mundial, las tecnologías emergentes afectarán directamente nuestras perspectivas de trabajo, incluyendo compensación, seguridad de empleo y equilibrio entre la vida laboral y la personal. De hecho, algunas industrias como el entretenimiento y los medios de comunicación, ya están siendo muy golpeadas.

Los trabajadores más afectados negativamente serán aquellos que tengan empleos de oficina tradicionales (el proverbial Godínez, de acuerdo al argot mexicano), perdiendo un total de 4.7 millones de puestos de trabajo. Le siguen los trabajadores de la manufactura y producción con 1.6 millones, y los de la construcción y extracción de recursos con 0.49 millones. Todo esto, debido a una mayor explotación de herramientas que mejoran la productividad de los empleados, haciendo redundantes muchas posiciones de trabajo. En total, se espera que para el 2020, alrededor de 7.17 millones de personas perderán su puesto debido a la adopción de nuevas tecnologías. Sin embargo, no todo está perdido: 2.02 millones de posiciones nuevas se crearán precisamente, gracias a nuevos procesos, herramientas y paradigmas: las áreas de negocio y financieras, gestión, TI, matemáticas, arquitectura e ingeniería serán las de mayor crecimiento durante el próximo lustro.

La Revolución de las Máquinas

De acuerdo al reporte, la internet móvil, la Nube, Big Data y la Internet de las Cosas serán las tecnologías que mayor disrupción ocasionarán en el mercado laboral durante los próximos años; así mismo, se espera la adopción definitiva del modelo de trabajo flexible, un mayor crecimiento de la clase media en los mercados emergentes y los cada vez más inquietantes efectos del calentamiento global.

En el caso puntual de los trabajadores de las tecnologías de información, existirá un boom de oportunidades; con un crecimiento de alrededor de 1.74% a nivel global, las especialidades de mayor demanda tendrán que ver con el desarrollo de software y aplicaciones, así como la instalación y mantenimiento de bases de datos y redes. Las habilidades más buscadas incluyen la resolución de problemas complejos, pensamiento crítico y creatividad; soft-skills que incluso hoy, son indispensables para encontrar y mantener un trabajo bien pagado en la industria, y que difícilmente, serán reemplazados por máquinas en el corto o mediano plazo.

Pic: Top 10 skills demanded by recruiters (2015 vs. 2020)


Top 10 de habilidades requeridas por los reclutadores (2015 vs. 2020). La solución a problemas complejos, coordinación con otras personas y gestión de personal, son las habilidades más buscadas por los reclutadores de hoy. Dentro de cinco años, además de éstos, el pensamiento crítico y la creatividad se harán indispensables para obtener y conservar un buen empleo.

El problema es que hasta ahora, la automatización tan sólo había afectado a la clase trabajadora; esta nueva ola de cambios amenaza con golpear a los profesionistas también. Lamentablemente, muchos de nosotros no estamos preparados para estos cambios: nuestros sistemas educativos no están capacitándonos para estos trabajos del futuro, por lo que una gran mayoría de los desplazados terminará en empleos mal pagados de la industria de servicios y en un peor escenario, con subempleo o desempleo permanente. Por ello, el Foro Económico Mundial ofrece una amplia gama de recomendaciones para prepararse ante lo que eventualmente conoceremos como el robopocalipsis laboral:

Los gobiernos y las empresas tendrán que cambiar profundamente su enfoque en la educación, las habilidades y el empleo, así como la manera en que colaboran unos con otros. Las empresas tendrán que poner el desarrollo del talento y estrategia de fuerza de trabajo futura, al frente de su estrategia de crecimiento.

Las organizaciones ya no pueden ser consumidores pasivos de capital humano ya formado; requieren una nueva mentalidad para satisfacer sus necesidades de talento y optimizar los resultados sociales.

Los gobiernos tendrán que reconsiderar de manera fundamental los modelos educativos de hoy. Y conforme el tema se vuelva cada vez más urgente, los gobiernos tendrán que mostrar un liderazgo más audaz, al incluir cambios en la regulación de los planes de estudio y mercado laboral, que en algunas economías, sufren un retraso de décadas.

The Future of Jobs. (World Economic Forum, January 18, 2016).

Siendo así las cosas, los trabajos profesionales que gozan de una relativa seguridad son aquellos que requieren un esfuerzo mental de alto nivel (trabajos creativos, coordinación de personal) o fuertes interacciones humanas (ventas, servicios de salud). Todo lo demás terminará por ser automatizado. Para darnos una idea de cómo cambian las cosas en un plazo tan corto, encontramos un pequeño artículo publicado por el Pew Research Center, describiendo algunos puestos de trabajo relacionados a la tecnología que ni siquiera existían hace 15 años:

• Para 2013, aproximadamente 165,100 estadounidenses trabajaban como especialistas en soporte de redes de computadoras, 141,270 como arquitectos de redes informáticas, y 78,020 como analistas de seguridad de la información. Ninguno de estos puestos existía en 1999.

• Así mismo, para 2013 existían alrededor de 112,820 web developers, incluso si recordamos que en 1999 ya se encontraba en pleno auge la burbuja del punto com, que en su momento fue llevada a cabo principalmente por programadores en CGI y PHP en conjunto con diseñadores gráficos.

• No sólo las telecomunicaciones han generado nuevos puestos de trabajo, gracias a la creciente importancia de las fuentes de energía renovables. Para 2013, ya existían 4,130 instaladores de paneles fotovoltaicos solares, así como 3,290 técnicos de mantenimiento de aerogeneradores.

• Con paradigmas como just-in-time, cadenas de suministro globales y comunicación distribuida, es cada vez más necesario el rol de logista. Para 2013 ya existían 120,340 estadounidenses trabajando en este campo de la logística.

Por ello, sin caer presas del pánico, tenemos que prepararnos para lo que viene, para que no nos convirtamos en víctimas de la tecnología. Poniéndolo de forma elegante, “crustáceo decápodo que pierde su estado de vigilia… será arrastrado por el ímpetu marino.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: