h1

Atrapados entre Peña, Trump y El Chapo

07/31/2015

Politics [Icon By Buuf]  Política.

¿Cuándo las personas y los medios de comunicación, comenzarán a pedirme disculpas por mi declaración, “México nos está enviando….”, lo que resultó ser cierto? El Chapo

Donald Trump (n. 1946), ejecutivo, político y empresario estadounidense.

Tweet relacionado a la fuga de Joaquín “El Chapo” Guzmán Loera y los anteriores comentarios de Trump, en los que declaraba que “México nos está enviando [en la forma de inmigrantes ilegales a los Estados Unidos] droga, crimen y violadores”.

Hoy por hoy, México está enfrentando problemas que hace apenas algunos años parecían salidos de un sketch de comedias: el líder del Cártel de Sinaloa, Joaquín “El Chapo” Guzmán, logró un increíble escape de prisión mediante un túnel de kilómetro y medio de longitud, que contaba con iluminación artificial, ventilación y una motocicleta modificada para correr sobre rieles, para extraer el material excavado. Obvio, esta fuga se volvió viral y ha significado que el gobierno del actual presidente, Enrique Peña Nieto, otra vez queda como el hazmerreír mundial – especialmente ante nuestros queridos vecinos del norte y sus elementos conservadores como Mr. Trump, quienes se mueren de ganas por lanzar al complejo industrial-militar contra nosotros. Baste decir que el obispo de la norteña ciudad de Saltillo, Raúl Vera López, consideró que: “Los mexicanos debemos hacerle un monumento a ‘El Chapo’ porque de un plumazo, demuestra el tamaño de corrupción” existente en México. Lamentablemente, aseveraciones como la de Trump del principio del post, quedan reafirmadas por tan infortunado incidente.

¿Lo peor de todo? Que la noticia del escape se dio justo cuanto Mr. Peña llegaba a Francia para una visita de Estado. Como era de esperarse, la oposición clamaba por que el presidente se regresara a Mexico inmediatamente para hacer frente a la crisis, pero Peña prefirió quedarse en Francia para el desfile y que la primera dama se fuera de shopping, dejando a sus subordinados cargar con las secuelas de este desastre mediático. En este momento, nuestras autoridades están haciendo lo que mejor saben hacer: montar un espectáculo muy elaborado y de alto perfil, pero nula efectividad. Con cierta regularidad, viajo entre la Ciudad de México y Toluca, una ciudad a unos 60 kilómetros al poniente de la capital mexicana. Mientras en la autopista de cuota se llevó a cabo un impresionante operativo en busca de Guzmán Loera, la carretera federal México-Toluca se mantuvo sin vigilancia. Una caravana de camionetas con el Chapo y su escolta viajando cómodamente podría haber pasado por ahí y nadie, excepto algunos lugareños, se habría percatado.

Sin embargo, nada pasa en este país sin que “los poderes que son” lo noten. Los editores de la revista Proceso, relatan que de hecho, la captura del Chapo ocurrida el año pasado, fue otro montaje: resulta que a Guzmán Loera lo atraparon agentes de la DEA y alguaciles (US Marshals) disfrazados de marines mexicanos. Esto deja en claro que si los gringos quieren acabar con el narco mexicano, ellos mismos lo harán sin nuestra intervención, dejando a nuestras corruptas instituciones – y claramente nuestra soberanía también – de lado. Sin embargo, ellos también forman parte de este embrollo: si realmente querían juzgarlo, ¿por qué no se lo llevaron a los Estados Unidos para enfrentar allá su debido proceso judicial? Seguramente porque el Chapo hubiera implicado a cientos de banqueros, hombres de negocios y políticos norteamericanos comprados por el narco, convirtiendo el asunto en una pesadilla de relaciones públicas. Además, con un Guzmán libre, los gobiernos de los dos países logran múltiples beneficios que de otra manera no ocurrirían: disminuye la violencia en ambos lados de la frontera debido a una reorganización del tráfico de drogas; se consolida la oferta de narcóticos para los más de 24 millones de adictos en aquél país y mientras tanto, Mexico mantiene el gasto en costoso equipamiento militar y consejeros provenientes de los Estados Unidos. ¡El capitalismo en acción!

Tristemente, mientras el país se sigue convulsionando, la población se mantiene distraída con pan y circo y la cúpula en el poder sigue operando como si nada malo ocurriera. Jorge Ramos, un reconocido periodista de la cadena Univisión comenta:

Tres crisis han marcado la presidencia de Peña Nieto: la masacre de los estudiantes de Ayotzinapa; las acusaciones de corrupción relacionadas a la casa que su esposa compró a un contratista del gobierno; y el escape del narcotraficante Joaquín “El Chapo” Guzmán Loera. En los tres casos, Peña Nieto se ha reducido – negándose a hacer frente a la música.

Es un estilo muy peculiar de gobernar. En vez de manejar una crisis, se esconde. En lugar de buscar soluciones, da excusas. En lugar de actuar como un líder y asumir la responsabilidad, envía a otros a hablar en su nombre.

Tres graves crisis, tres terribles ausencias. Muchos mexicanos, acostumbrados a presidentes fuertes y autoritarios, no reconocen a un líder débil y escurridizo que es muy reacio a dar conferencias de prensa. Las encuestas sugieren también que la gente está harta del desempeño del presidente y no confían en él.

Lo menos que podemos pedir a un presidente es presidir, ser responsable y no esconderse. Frente a una serie de crisis en México, Peña Nieto ha sido un presidente paralizado – casi irrelevante. Y así es como, no sólo El Chapo se puede escapar, sino también el futuro [de México].

En fin, esperemos que eventualmente logremos retomar el rumbo. En este momento, el dólar estadounidense está llegando a los 16.5 pesos (una devaluación de poco más del 9% en lo que va del año); los padres de los estudiantes desaparecidos de Ayotzinapa siguen buscando a sus seres queridos; los maestros de Oaxaca están a punto de hacer estallar una revolución; el ejército está implicado en el asesinato de un niño de 12 años de edad en Michoacán; miles de familias del norte del país están huyendo de sus hogares debido a operativos del narco; Guerrero, Veracruz y Tamaulipas ya prácticamente son “estados fallidos”; finalmente, con cada día que pasa son encontradas más y más fosas clandestinas a lo largo y ancho del país… así que de momento, sólo nos queda aguantar esta crisis y trabajar duro para sobrevivir. ¡Menos mal que iban a “salvar a México“!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: