h1

Algunas reflexiones del hombre más rico de China, y por qué importan

06/19/2015

Wizdoc [Icon By Buuf]  Reflexiones.

Nunca te rindas. Hoy es difícil; mañana será peor. Pero el día después de mañana será brillante.

Jack Ma (n. 1964), empresario chino, presidente ejecutivo de Alibaba Group.

Hace algunos ayeres presenté un video con las reflexiones del empresario japonés-mexicano Carlos Kasuga, en el que éste señor nos explicaba qué nos hace falta de manera personal para hacer de México un mejor país. En esta ocasión, me he topado con una serie de reflexiones del empresario chino Jack Ma. Dicho personaje fue el primero de su nación en aparecer en la revista Forbes, y actualmente es uno de los hombres más ricos del mundo, con una fortuna de alrededor de USD 22,700 millones.

Pues bien, durante una cena para el Economic Club de Nueva York llevada a cabo la semana pasada, Mr. Ma dio una plática dirigida a algunos de los hombres de negocios más importantes de los Estados Unidos. Dichas reflexiones son interesantes si consideramos que él llegó a la cima desde abajo – los padres de Mr. Ma son músicos-narradores tradicionales y su primera experiencia con una computadora no ocurrió sino hasta los 33 años de edad. Entre sus comentarios, destacan los siguientes:

• Sobre su riqueza personal: “Si tienes menos de $1 millón, serás la persona más feliz del mundo: tú sabes cómo usar el dinero. Si tienes $10 millones empiezas a preocuparte por las tasas de interés, dónde comprar acciones… Cuando tienes $1 mil millones, ese no es tu dinero. Esa es la confianza que la gente deposita en ti, porque la gente cree que puedes manejar el dinero mejor que otros. Has administrado el dinero para los demás. Así que creo que el dinero que tengo hoy en día es la responsabilidad y la confianza que la gente ha puesto en mí.”

• Sobre las relaciones China – Estados Unidos: “A largo plazo, estoy bastante confiado… ¿Cuántas personas aquí saben acerca de las religiones chinas? ¿El budismo, el taoísmo y el confucianismo? La religión occidental es el cristianismo – ustedes siempre tienen que encontrar un rival. Para bien o para mal, deben encontrar un rival. El budismo se trata de la introspección humana, cómo entender tu corazón. El taoísmo es acerca de cómo convertirse [en uno] con la naturaleza. El confucianismo es cómo asegurarse de que tú trabajas en sociedad de una manera disciplinada. Así que en nuestra filosofía, en nuestra cultura, no necesitamos tener rivales. El único rival eres tú mismo. Y si los chinos se adhieren a [nuestra] propia filosofía, [nuestra] religión, NO vamos a tener ningún problema en absoluto. Creo que Estados Unidos y China pueden trabajar juntos si encuentran algo por lo que debemos luchar juntos – el SIDA, el cáncer, las enfermedades, la pobreza y el cambio climático.”

• Sobre las mujeres en la fuerza de trabajo: “Treinta y tres por ciento de los altos directivos [en Alibaba] son mujeres. Cuarenta y nueve por ciento de los empleados son mujeres. En un negocio normal no tienes tantas mujeres líderes. Las mujeres nos hacen user-friendly [accesibles, intuitivos, prácticos]. Las mujeres hacen una gran diferencia. Estoy emocionado… porque sé que el futuro de la compañía será sin duda mejor que hoy.”

• Sobre mantener la cultura de la compañía: “Jack Ma se hará viejo, va a morir, se va a enfermar, será estúpido, va a cometer un montón de errores. No quiero ver a Jack Ma morir, que los fundadores desaparezcan, y la compañía busque ayuda. [Por eso] tenemos que buscar sucesores. Al igual que con los niños, si quieres tener hijos debes tenerlos cuando seas joven. Empecé a buscar un sucesor cuando tenía 40 años; ahora tengo 51. [Hay que] formar a los jóvenes. Así sabemos que podremos mantener la cultura. Debemos encontrar a personas que tienen la misma pasión, visión y valor [En vez de instaurar una junta directiva independiente.] Así formamos alianzas con la gente de la generación más joven – nosotros pensamos [que estos socios] deben mantener la cultura de la empresa, mantener la misión de la empresa, seguir ayudando a las pequeñas empresas.”

• Sobre por qué la compañía fue nombrada Alibaba: “La gente pregunta ¿por qué Alibaba? Nosotros creemos que internet es la isla del tesoro – el ábrete sésamo. También es fácil de deletrear, y fácil de recordar… Alibaba fue fundada en China, pero [fue] creada para el mundo. Es por eso que se llama Alibaba, no un nombre con caracteres chinos.”

• Sobre la Tercera Guerra Mundial: “La tercera guerra mundial va a suceder. Esta guerra no es entre naciones – en esta guerra vamos a trabajar juntos contra la enfermedad, la pobreza, el cambio climático, y creo que este es nuestro futuro. [Tenemos que] confiar en los jóvenes, no usar armas de fuego; el uso de computadoras y de datos para resolver problemas de la sociedad. Esto es lo que me apasiona. Sabemos que el camino no es fácil. Como siempre me han dicho en los últimos 30 años de hacer negocios, hoy es difícil; mañana será peor. Pero el día después de mañana será brillante.”

En un mundo como el nuestro, es imprescindible contar con gente que además de tener una buena visión de negocios, también tenga interés en devolverle un poco de cariño a la sociedad. Esto porque de entre más de 1,741 billonarios listados por la revista Forbes, tan sólo 19 han realizado acciones filantrópicas por más de 1,000 millones de dólares. Sobre todo cuando muchos de ellos usan estos donativos con el afán de mejorar sus relaciones públicas o pagar menos impuestos, en vez de realmente apoyar una causa humanitaria. Sin embargo, no todos son iguales: por poner un ejemplo, Bill y Melinda Gates son las personas más generosas del mundo en términos absolutos, pues han donado $28,000 millones, o cerca del 50% del valor de su patrimonio familiar.

Por qué es importante

Es así como pasamos de los “pensamientos de Jack Ma” a los trabajos de James Mollison, un fotógrafo nacido en Kenia, quien ha desarrollado una extraordinaria colección de fotografías. Titulada como Donde duermen los niños, ésta muestra fotográfica nos despliega los aposentos de algunos chiquillos alrededor del mundo. Sobra decir que mientras las habitaciones de aquellos que tienen la fortuna de pertenecer a las clases altas pueden estar hermosamente decoradas y llenas de juguetes, libros y hasta computadoras, los niños de las clases más bajas – sin importar si son del primer o tercer mundo – viven en condiciones que difícilmente pueden considerarse adecuadas ya no digamos para un crío, sino para un ser humano:

Pic: Erlen, 14, Rio de Janeiro, Brazil ~ jamesmollison.com

Erlen, 14 años de edad, Rio de Janeiro, Brasil.

(Fuente: jamesmollison.com)

Pic: Anonymous, 4, Rome, Italy ~ jamesmollison.com

Desconocido, 4 años de edad, Roma, Italia.

(Fuente: jamesmollison.com)

Pic: Roathy, 8, Phnom Penh, Cambodia ~ jamesmollison.com

Roathy, 8, Phnom Penh, Camboya.

(Fuente: jamesmollison.com)

De acuerdo al propio autor, este trabajo comenzó cuando Fabrica (un centro italiano de investigación en comunicaciones) le pidió un trabajo relacionado a los derechos de los niños. Así es como Mollison recordó lo importante que era su cuarto de dormir durante su infancia, reflejando lo que tenía y quién era él. Viajando alrededor del mundo, este fotógrafo generó varias docenas de dípticos con los niños y sus habitaciones. Evitando caer en la tentación de sólo mostrar cuán necesitados son los niños del tercer mundo, el autor decidió incluir múltiples situaciones sociales, mostrando lo complicado de nuestra sociedad moderna: sus galerías incluyen “príncipes” y “princesas”, así como los niños sin hogar, tanto de los países industrializados como de las naciones en desarrollo. Personalmente, considero este trabajo como una revelación, porque nos recuerda que la división entre países ricos y pobres se está tornando cada vez más borrosa, y que en estos tiempos, nacer en un “país rico” ya no es sinónimo de prosperidad. Por ello la importancia de esfuerzos humanitarios financiados por personas multibillonarias: si bien es cierto que “nunca es suficiente”, creo que pasando tu primer billón de dólares, todo lo demás es vanidad:

La grandeza de un hombre no reside en la cantidad de riqueza que adquiere, sino en su integridad y capacidad de afectar a los que le rodean positivamente.

Bob Marley (1945 – 1981), músico, guitarrista y compositor jamaicano.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: