h1

El último anillo / The Last Ringbearer

02/06/2015

Wizbook [Icon By Buuf]  Libros.

Hasta que los leones cuenten con sus propios historiadores, los cuentos de cacería siempre glorificarán al cazador.

— Proverbio africano.

No soy muy adepto a la publicación de reseñas de libros de ficción, pues la experiencia de leer un libro no técnico es muy subjetiva, resultando en opiniones muy variadas: lo que para algunos es una lectura muy entretenida, para otros puede significar un “cuento soso” que vale más como combustible para el calentador de la casa. Sin embargo, el ejemplar que he terminado de leer recientemente me parece muy relevante, ya que le da un giro inesperado a la que para muchos, es una de las más grandes obras de la literatura fantástica de todos los tiempos: El Señor de los Anillos de J.R.R. Tolkien.

Esta secuela informal de El retorno del Rey, titulada El último anillo (Inglés: The Last Ringbearer), ha sido escrita por el biólogo, paleontólogo y novelista de origen ruso Kiril Yeskov. En ésta, el autor nos narra la Guerra del Anillo desde el punto de vista de Mordor, bajo la premisa de que el relato de Tolkien no era más que basura propagandística escrita por Gondor, para justificar una guerra imperialista y genocida. Tan incómoda es esta interpretación de la historia, que la familia Tolkien ha prohibido su publicación en Inglés bajo el pretexto de infringir el Copyright – sin embargo, se le puede encontrar fácilmente en otros idiomas, incluido el Español.

La visión de los vencidos

En la historia original, Mordor es dirigido por Sauron, una entidad incorpórea y maligna que se manifiesta como un enorme ojo llameante; sus fuerzas están compuestas por repugnantes orcos, duendes y trolls. Al final, los ejércitos de Mordor son derrotados por los “pueblos libres” de la Tierra Media, incluyendo a los nobles elfos, los enanos, los hombres y los “árboles mágicos”, conocidos como ents, quienes después de muchas vicisitudes, logran restaurar el orden y todo lo que es bello en este mundo. Sin embargo, existen muchas interrogantes sin contestar en la novela y las películas; entre ellas la más importante: ¿Por qué luchaban los orcos para Sauron? Después de todo, la historia original cuenta que una coalición multicultural y multirracial, que incluía a hombres del Sur, buscaba destruir o esclavizar al resto del mundo tan sólo porque sí, sin un motivo aparente.

Yeskov nos proporciona su versión de los hechos: los elfos son seres petulantes, genocidas y arrogantes, que incitando a las dictaduras salvajes y reaccionarias de Gondor y Rohan – a quienes de hecho, los elfos consideran poco más que animales domésticos – buscan destruir a la naciente civilización mordoriana, la cual está a punto de iniciar una revolución industrial, significando el fin de la “era mágica”. Por otro lado, nos damos cuenta que “orco” era un peyorativo destinado a los hombres extranjeros, así como los romanos denominaban “bárbaro” a todo aquél que no fuese parte de su civilización.

Espera, ¿qué?

Así es, resulta que los orcos, trolls y sureños, no eran estúpidas bestias cobardes… sino hombres de diferente etnia de la de los demás medianos. Esto cambia por completo la historia, pues en vez de una epopeya que describe la lucha entre humanos y horribles monstruos mitológicos, nos topamos con un relato que narra un choque de civilizaciones, donde aquellos a quienes considerábamos como los “buenos”, son en realidad un montón de supremacistas que deshumanizan y vilifican a aquellos que son diferentes:

Pic: Bioshock Infinite's xenophobia illustrated


Es nuestro deber sagrado mantenernos vigilantes ante las hordas extranjeras. Aunque este póster del videojuego Bioshock Infinite fue diseñado para parodiar el racismo y xenofobia de los villanos de la historia, éste representa fielmente el sentir de la población norteamericana de origen europeo, durante buena parte de los siglos 19 y 20. Sobra decir, que el juego y la imagen generaron muchísima controversia. (Fuente: kotaku.com)

De acuerdo al autor, Gandalf es el verdadero monstruo aquí, pues mediante su “solución final al problema mordoriano”, busca socavar la ciencia y tecnología de Mordor y sus aliados del Sur, ya que según él, la ciencia “destruye la armonía del mundo y seca las almas de los hombres”. En contubernio con los elfos, quienes aspiran a convertirse en los “amos del mundo”, hacen el intento de exportar su democracia… ¡ajem! digo, inculcar su estilo de vida basado en la magia, al resto de la Tierra Media. Por el contrario, Barad-Dûr es descrita como “esa increíble ciudad de alquimistas y poetas, mecánicos y astrónomos, filósofos y médicos; el corazón de la única civilización en la Tierra Media que apuesta por el conocimiento racional y valientemente lanza su tecnología apenas adolescente contra la antigua magia.”

Es así como conocemos a los protagonistas de esta historia: un médico de campaña y un explorador mordorianos, quienes tienen la nada envidiable tarea de destruir un objeto mágico para poner fin a la ocupación élfica y cambiar el destino del mundo, mientras los restos de su civilización luchan una guerra de guerrillas para mantener los últimos “brotes de razón y progreso” frente a la embestida de los “pueblos libres” de la Tierra Media. Por otro lado, se hará un pequeño repaso sobre algunos de los personajes encontrados en la obra original, como Éowyn, Aragorn, Saruman y Faramir. Aquí no existen los negros y blancos absolutos encontrados en la obra de Tolkien; por el contrario, es posible descubrir una mayor profundidad entre estos personajes, algo típico de obras como Juego de Tronos. Lamentablemente, otros tantos personajes – como ciertos hobbits, quienes en la narrativa original eran prácticamente los protagonistas de la historia – son despachados en un par de líneas; algo que también considero correcto, pues con mayor regularidad de lo que creemos, muchas figuras heroicas resultan ser totalmente falsas o en el contexto general de las cosas, aportaron menos de lo que la historia “oficial” nos hace creer.

Conclusión

Aunque una parte de la novela se vuelve extraordinariamente densa, siendo algo acostumbrado entre los novelistas rusos, en general el libro es muy ameno. De hecho, muchos de los pasajes son ciertamente divertidos, pues aquellos que hayamos leído los libros o disfrutado de las películas, encontraremos muchísimas referencias a la fuente original. Mezclando realismo y magia al mismo tiempo, la historia a veces parece un documental escrito por algún historiador – para bien o para mal, Yeskov es un científico – sin embargo eso no le resta a la obra, por lo que la recomiendo ampliamente. Una advertencia, sin embargo: para los fans acérrimos de Tolkien, favor de mantener su distancia, pues este relato va a atacar todo su sistema de creencias y les va a caer como un gancho al hígado.

2 comentarios

  1. Este verano casí terminé de leerme este libro. La verdad es que el comienzo y sus planteamientos me parecieron muy originales e interesantes,…. pero al final me terminó aburriendo y aún me quedan algunas decenas de páginas que leer. Me hubiera gustado que el autor explotara más todo lo que planteas, al final se devía mucho de esa línea.


    • Quien sabe, tal vez algún día el autor se decida por pulir su novela, o algún alma caritativa expanda esta “historia alternativa”, pues tiene muchísimas posibilidades y ganaría un buen número de seguidores. Sería algo así como un “fan fic” de otro “fan fic”. Digo, si 50 Sombras de Grey salió de un fan fic de la Saga de Crepúsculo y hoy por hoy es uno de los libros más vendidos alrededor del mundo — y hasta serie de películas va a tener — ¿por qué no pensar que eventualmente ocurra lo mismo con El Señor de los Anillos?



Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: