h1

Cómo sobrevivir a la caída de un rayo

10/17/2014

Ecodoc [Icon By Buuf]  Salud y bienestar.

Sólo hay una cosa que se puede ver y escuchar que es bella y aterradora al mismo tiempo, y ésta es una tormenta eléctrica.

— R.K. Kowles (n. 1968), escritor y poeta estadounidense.

En un mundo en el que vivimos aterrados por posibles pandemias de ébola, violencia y hambruna, es posible que al hablar acerca de los peligros asociados a las tormentas eléctricas, generemos más de una sonrisa entre nuestros escuchas. Sin embargo, la realidad es que cada año se reportan alrededor de 24,000 muertos y cerca de 240,000 heridos debido a la caída de rayos en todo el mundo. Es más, de acuerdo a la Organización Mundial de la Salud, México es el país con mayor número de muertes debido a este fenómeno meteorológico, contabilizando unos 223 decesos y cerca de 2,000 heridos al año.

Lo peor de todo, es que muchos de estos muertos y heridos pudieron haber sido fácilmente evitados, pues mientras la mayoría sabe que “cuando el cielo truena, es hora de correr bajo techo”, existen regiones donde debido a carencia de infraestructura o educación, así como una alta densidad demográfica, la caída de un rayo puede desembocar en una tragedia. Por ejemplo, el año pasado, 32 personas murieron en la India durante un fin de semana debido a una tormenta eléctrica; el peor suceso de este tipo en la historia reciente ocurrió en 2007 cuando un solo rayo fulminó a 25-30 personas y destruyó una docena de casas en el norte de Paquistán.

De entre numerosos tips encontrados en la web, que incluyen no salir cuando se escuchan truenos, o si nos topamos con una tormenta debemos evitar guarecernos debajo de un árbol, el consejo más importante consiste en poner atención a nuestro alrededor: si sentimos un “golpe” de estática que nos eriza el cabello o vemos objetos de metal emitiendo un ligero resplandor blanco-azulado, cuidado: la caída de un rayo cerca de nosotros es algo seguro. Pero, ¿qué hacer para sobrevivir y contárselo a los nietos? La siguiente infografía, extraída del sitio The art of manliness (Literalmente, el arte de la masculinidad) nos proporciona una excelente guía visual de lo que debemos y no debemos hacer cuando nos damos cuenta que un rayo está a punto de caernos encima:

Pic: How to survive a lightning strike: an illustrated guide ~ Ted Slampyak (The Art of Manliness)

Tips para sobrevivir a la caída de un rayo:

• Ponte de cuclillas, como un cátcher de béisbol. Mantente tan abajo como sea posible. Mientras más cerca estemos del suelo, menor será la probabilidad de ser golpeados por un rayo. ¡Pero nunca debemos acostarnos en el suelo!

• Si nuestro cabello empieza a sentirse con estática o la piel empieza a erizarse, la caída de un rayo es inminente. Inmediatamente ponte de cuclillas. Sin embargo, un rayo puede caer sin advertencia alguna.

• Cubre tus oídos con tus manos para minimizar la pérdida de la audición, debido al fuerte estruendo del rayo que caerá cerca de ti.

• Lo único que debería estar tocando el suelo deben ser las puntas de tus pies. Existe la posibilidad de que el rayo caiga al suelo primero, luego rebote y entre por tu cuerpo. Mientras menos contacto tengamos con el suelo, menor la probabilidad de que la electricidad entre a nuestro cuerpo.

• Haz que los tacones de tus zapatos se toquen entre sí. Si la electricidad de un rayo ascendente entra a través de tus pies, esta posición incrementa la posibilidad de que la energía eléctrica entre por un pie y salga por el otro, evitando que pase por el resto de tu cuerpo.

• No toques ningún objeto que sea un posible conductor de la electricidad.

(Fuente: artofmanliness.com)

Estos consejos son muy útiles para quienes frecuentemente se encuentran realizando actividades al aire libre; especialmente aquellos que se dedican a la pesca, navegación, camping y jueguen al golf. En estos casos es muy importante saber cómo actuar, ya que si bien el índice de mortandad debido al contacto directo con un rayo es del 10-30% (relativamente bajo), el 80% de aquellos que han estado involucrados en un incidente de esta índole sufren de lesiones a largo plazo: quemaduras, daño a órganos internos, explosiones de tejido y hueso, así como sordera y daños al sistema nervioso. También porque así evitamos quedar inconscientes debido a la onda de choque… y es que la caída de un rayo usualmente está acompañada de otros efectos que pueden poner nuestra vida en riesgo, incluyendo cortos circuitos, fuegos y hasta explosiones. En fin, todo sea por hacer de nuestras vidas un poco más seguras.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: