h1

6 terribles verdades que los harán una mejor persona

12/19/2012

Wizdoc [Icon By Buuf]  Reflexiones.

[Pic: Gregory House, MD]

(Fuente: Google Images)

Todos cometemos errores, y todos pagamos un precio.

Dr. Gregory House, personaje de TV.

Estos últimos días del año han estado anormalmente atareados. Mientras en años pasados hemos tomado esta temporada navideña para bajar el ritmo de trabajo, cerrar los proyectos faltantes y depurar nuestro correo, ahora hemos estado del tingo al tango dejando todo listo para los proyectos que se vienen este próximo 2013 que en algunos casos, se ven bastante complicados.

En esta ocasión, en vez de mis acostumbrados “pensamientos para el levantamiento” de fin de año, he decidido reproducir un artículo escrito por el reconocido columnista y autor David Wong del sitio Cracked.com, quien me ha dejado atónito por lo brutalmente honesto, pero que ciertamente, nos presenta una de las grandes netas del planeta. Es más: ni el mismísimo Dr. Gregory House hubiese logrado este nivel de introspección. Para aquellos jóvenes púberes o adultos que todavía no alcanzan una independencia plena, o aquellos que sienten que deberían merecer algo más de la vida pero no saben cómo lograrlo, les recomiendo leer este artículo, que considero una de las lecturas más importantes que alguna vez leerán en su vida. Por ello, con traducción de mi parte y retoques aquí y allá, disfruten las 6 terribles verdades que los harán una mejor persona:

2013. ¡Siii! Vamos a hacer esto.

“¿Hacer qué?” preguntarás. NO LO SÉ, VAMOS A AVERIGUARLO JUNTOS.

Siéntete libre de dejar de leer esto si tu carrera va bien, estás encantado con tu vida y eres feliz con tus relaciones. Disfruta el resto del día mi amigo, porque este artículo no es para ti. Estás haciendo un buen trabajo; todos estamos orgullosos de ti.

Para el resto de ustedes, quiero que hagan algo: nombren cinco logros impresionantes alcanzados por ustedes. Escríbanlos o sólo grítenlos a viva voz. Pero aquí está el truco: no se les permite escribir nada acerca de lo que son (por ejemplo: Soy un buen chico, Soy honesto), sino que sólo deben listar algo que ustedes hayan hecho (por ejemplo: Acabo de ganar un torneo de ajedrez, Hago el mejor chile con carne del mundo). Si encuentran esto difícil, bueno, este artículo es para ustedes, y demonios, van a odiar cada palabra de él. Mi única defensa es que yo quisiera que alguien me lo hubiese dicho a mí desde 1995.

#6. El mundo sólo se preocupa por lo que puede obtener de ti.

Digamos que la persona a la que más amas acaba de recibir un disparo. Él o ella está tirado en la calle, sangrando y gritando. Un tipo se apresura a llegar y dice “Apártate.” Él mira de cerca la herida de bala y saca una navaja de bolsillo: va a operar ahí mismo.

“¿Eres un doctor?”, preguntas.

El tipo responde: “No.”

“Pero sabes lo que estás haciendo, ¿cierto? Eres un paramédico o…”

En este punto, el tipo se empieza a molestar. Te dice que es un buen muchacho, es honesto, siempre llega a tiempo. Te dice que es un hijo ejemplar y tiene una interesante vida llena de pasatiempos satisfactorios, mientras presume que jamás pronuncia malas palabras.

Confundido, reclamas “¿Pero qué carajos importa eso cuando mi (esposa/esposo/mejor amigo/padre) está tirado aquí en el piso sangrando? ¡Necesito alguien que sepa atender heridas de bala! ¿¡Puedes hacerlo o no!?”

El hombre se pone agitado – ¿por qué estás siendo superficial y egoísta? ¿No te importa ninguna de sus otras cualidades? ¿Acaso no acabas de escucharle decir que siempre se acuerda del cumpleaños de su novia? A la luz de todas las cosas buenas que hace, ¿realmente importa si sabe cómo hacer una cirugía?

En este momento de pánico, tomarás tus manos ensangrentadas y lo sacudirás de los hombros, exclamando “¡Sí! ¡Te estoy diciendo que nada de esa mierda importa, porque en esta situación específica, necesito alguien que pueda parar la hemorragia, pedazo de alcornoque!”

Así que aquí está mi terrible verdad acerca del mundo adulto: Tú estás justo en esa situación todos los días. Sólo que eres el tipo confundido con la navaja de bolsillo. Toda la sociedad es la víctima que yace en el suelo, sangrando.

Si quieres saber por qué la sociedad parece evitarte, o por qué parece que no obtienes respeto alguno, es porque la sociedad está llena de gente con necesidades. Necesitan casas donde vivir, alimentos para comer, entretenimiento, relaciones sexuales que los dejen satisfechos. Llegaste a la escena de esta emergencia, sosteniendo tu navaja de bolsillo, en virtud de tu nacimiento: en el momento en el que llegaste a este mundo, te hiciste parte de un sistema diseñado solamente para atender las necesidades de las personas.

Ya sea que cubras estas necesidades aprendiendo un conjunto único de habilidades, o el mundo te rechazará, sin importar cuán amable, generoso y educado seas. Serás pobre, solitario y te dejarán afuera en el frío.

¿Esto suena mezquino, grosero o materialista? ¿Qué hay acerca del amor y la bondad? ¿Acaso eso no importa? Por supuesto. Mientras resulte en algo para otras personas que no puedan obtener en otro lugar. Por ejemplo…

#5. Los hippies estaban equivocados.

Esta es la escena más grande en la historia del cine (ADVERTENCIA: LENGUAJE EXTREMADAMENTE SOEZ):


Para aquellos de ustedes que no pueden ver vídeos, es el famoso discurso que Alec Baldwin da en la obra maestra de la cinematografía Glengarry Glenn Ross (1992). El personaje de Baldwin – quien puedes asumir es el villano – se dirige a un cuarto lleno de vendedores, destrozándolos al decir que todos están a punto de ser despedidos a menos que “cierren” las ventas que les han sido asignadas:

“¿Buen tipo? Me importa una mierda. ¿Buen padre? ¡Jódete! Ve a casa a jugar con tus hijos. Si quieres trabajar aquí, cierra.”

Es brutal, grosero y raya en lo sociópata, pero ciertamente expresa precisa y honestamente lo que el mundo espera de ti. La diferencia es que, en el mundo real, la gente considera tan mal hablarte de esa manera, que han decidido como mejor opción dejarte seguir fallando.

La escena cambió mi vida. Me gustaría programar el despertador para que me recite esta expresión cada mañana si yo supiera cómo. Alec Baldwin fue nominado a un Oscar por aquella película y esa es la única escena en la que actúa. Como gente más inteligente ha señalado, la genialidad de este discurso consiste en que la mitad de las personas que lo ven, piensan que el punto de la escena es “¡Guau! lo que ha de ser tener un jefe así de idiota” mientras la otra mitad piensa: “¡Demonios, sí, vamos a salir a vender bienes raíces!”

O, como el blog El Último Psiquiatra expone:

Si estuvieran en esa habitación, algunos de ustedes lo entenderán como trabajo, alimentándose de la energía del mensaje y dando cabida a las maldiciones del coach, opinando “¡Este tipo es increíble!”; otros de ustedes lo tomarían de manera personal, pensando “este tipo es un idiota, no tiene derecho de hablarme así”, o – la maniobra estándar cuando el narcisismo se confronta ante una mayor autoridad – hervir de furia calladamente mientras fantaseas en una contestación que lo deje ver como un hipócrita. Qué satisfactorio.”

Este fragmento es parte de una crítica perspicaz hacia los “hipsters” y por qué parecen tener tanta dificultad para encontrar trabajo (esto ni siquiera le hace justicia; lee el documento completo). El punto es que la diferencia entre estas dos actitudes – amargado vs. motivado – determina en gran medida si tendrás o no éxito en el mundo. Por ejemplo, algunas personas pretenden responder a aquél discurso con la línea de Tyler Durden del Club de la Pelea (1999): “No eres tu trabajo”.

Pero, bueno, en realidad, tú lo eres. Totalmente. Por supuesto, tu “trabajo” y tus medios de sustento pueden no ser la misma cosa, pero en ambos casos no eres más que la suma total de todas tus habilidades. Por ejemplo, ser una buena madre es un trabajo que requiere cierta destreza. Es algo que una persona puede hacer que es útil para otros miembros de la sociedad. Pero no te equivoques: tu “trabajo” – aquello que haces que es útil para otras personas – es todo lo que eres.

Existe una razón por la que los cirujanos obtienen más respeto que los escritores de comedias. Hay una razón por la que los mecánicos obtienen más respeto que los hipsters desempleados. Existe una razón por la que tu trabajo será tu etiqueta si tu muerte llega al noticiero (“Linebacker de la NFL Muere en Asesinato/Suicidio”). Tyler dijo “Tú no eres tu trabajo,” pero también fundó y manejó una exitosa compañía de jabones y se convirtió en el jefe de un movimiento político y social internacional. Él era su trabajo completamente.

O piénsalo de esta manera: ¿Recuerdan cuando Chick-fil-A se pronunció en contra del matrimonio gay? ¿Y cómo sin importar las protestas, la compañía sigue vendiendo millones de sándwiches al día? No es porque el país esté de acuerdo con ellos; es porque hacen bien su trabajo al hacer deliciosos sándwiches. Y eso es todo lo que importa.

No te tiene que gustar. No me gusta cuando llueve en mi cumpleaños. Y sin embargo, llueve de todas formas. Las nubes se forman y ocurre una precipitación. La gente tiene necesidades por lo que le asigna un valor a aquellos que las proveen. Estos son simples mecanismos en el universo y no responden a nuestros deseos.

Si protestas diciendo que no eres un materialista superficial y capitalista, y que no estás de acuerdo en que el dinero lo es todo, sólo puedo decirte: ¿Quién dijo algo sobre dinero? Estás perdiendo la perspectiva.

#4. Lo que produces no tiene que hacer dinero, pero tiene que beneficiar a alguien.

Tratemos con un ejemplo no monetario para que no te quedes con esa idea. La demografía para la que Cracked escribe es una mayoría de varones en sus 20-y-tantos. Así que en nuestros foros y bandejas de correo he leído docenas de historias al año sobre tipos miserables y solitarios que insisten en que las mujeres no se les acercarán a ellos sin importar el hecho de que son los mejores chicos del mundo. Puedo explicar qué está mal con esta manera de pensar, pero probablemente será mejor si dejo que Alec Baldwin lo explique:


En este caso, Baldwin está interpretando el papel de las mujeres atractivas en tu vida. Ellas no serán tan terminantes como él – la sociedad nos ha enseñado a no ser tan honestos con las personas – pero la ecuación es la misma. “¿Buen tipo? Me importa una mierda. Si quieres trabajar aquí, cierra.”

Así que, ¿qué puedes traer a la mesa? Porque la chica parecida a Zooey Deschanel por la que suspiras todos los días se humecta el cutis por hasta una hora cada noche y se siente culpable cuando come algo más que una ensalada a la hora de la comida. Ella se va a convertir en un cirujano dentro de 10 años. ¿Y tú qué estás haciendo?

“¿Qué?, ¿Estás diciendo que no puedo tener chicas como esa a menos que tenga un buen trabajo y gane montañas de dinero?”

No, tu cerebro llegó a esa conclusión para que tengas una excusa a la hora de ser rechazado por otras personas al pensar que sólo son superficiales y egoístas. Lo que te estoy preguntando es ¿qué puedes ofrecer? ¿Eres inteligente? ¿Divertido? ¿Interesante? ¿Talentoso? ¿Ambicioso? ¿Creativo? Ok, ahora bien, ¿Qué haces para mostrarle esos atributos al mundo? No digas que eres un buen tipo: eso es lo mínimo indispensable. Las chicas bonitas tienen a muchachos siendo amables con ellas 36 veces al día. El paciente está sangrando en la calle. ¿Sabes cómo operar o no?

“Bueno, ¡no soy sexista ni racista ni codicioso ni superficial o abusivo! ¡No como aquellos caraculos!”

Lo siento, sé que esto es difícil de escuchar, pero si todo lo que puedes hacer es listar un montón de defectos que no tienes, entonces apártate del paciente. Existe un ocurrente, guapo muchacho con una carrera prometedora que está listo para intervenir y operar.

¿Acaso esto te está rompiendo tu corazón? Ok, ¿ahora qué? ¿Te vas a deprimir por esto o vas a aprender a practicar una cirugía? Depende de ti, pero no te quejes sobre cómo las chicas bonitas se enamoran de los pelmazos; ellas caen por ellos porque esos pelmazos tienen otros atributos qué ofrecer. “¡Pero soy muy bueno escuchando!” ¿Lo eres? Porque estás dispuesto a cruzarte de brazos ante la oportunidad de estar cerca de una chica bonita (y pasar cada segundo imaginando cuán suave debe ser su piel). Bueno, adivina qué: hay otro tipo en su vida que hace justo eso, y puede tocar la guitarra. Decir que eres un buen chico es como un restaurant cuyo único eslogan es que la comida no te hace daño. Eres como una nueva película cuyo título es Esta película es en español, y su lema es “Los actores están claramente visibles”.

Creo que esto es por lo que puedes ser un “buen chico” y de todas formas sentirte terriblemente mal sobre ti mismo. Específicamente…

#3. Te odias a ti mismo porque no haces nada al respecto.

“Entonces, ¿estás diciendo que debería leer un libro sobre cómo atraer a las chicas?”

Sólo si el paso número uno del libro consiste en “Empezar a convertirte en el tipo de persona con el que las chicas quieren estar.”

Porque ese es el paso que normalmente se saltan: siempre es “¿Cómo puedo obtener un trabajo?” y no “¿Cómo puedo ser el tipo de persona que quieran los empleadores?” Es “¿Cómo puedo hacer que las chicas bonitas me miren?” en vez de “¿Cómo puedo convertirme en el tipo de persona que las chicas bonitas adoran?” Verás, porque en aquél segundo tendrás que abandonar tus pasatiempos favoritos y poner más atención en tu apariencia, y Dios sabe que más. Es posible que incluso tengas que cambiar tu personalidad.

“Pero, ¿por qué no puedo encontrar alguien que sólo me quiera por lo que soy?” te preguntarás. La respuesta es porque los humanos tenemos necesidades. La víctima se está desangrando, ¿y todo lo que puedes hacer es quejarte de que no hay suficientes heridas de bala que se curen por sí mismas?

Aquí está otro video no seguro de ver en el trabajo:


Todos los que vieron este video instantáneamente se sintieron un poco felices, aunque no por las mismas razones. ¿Puedes hacer eso para otras personas? ¿Por qué no? Ese tipo conoce el secreto de ganar en la vida: hacer… lo que eso era… fue mejor que no hacerlo en absoluto.

“¡Pero no soy bueno en nada!” Bueno, te tengo buenas noticias: alcanza suficientes horas de repetición en ello y te harás más o menos bueno en cualquier cosa. Yo era el peor escritor del mundo cuando era apenas un infante. Fui un poco mejor a los 25. Pero mientras fallaba miserablemente en mi carrera, escribí en mi tiempo libre por ocho años seguidos, un artículo por semana, antes de que llegara a hacer algún dinero por eso. Me tomaron 13 años ser lo suficientemente bueno como para formar parte de la lista de best-sellers del New York Times. Me tomaron alrededor de 20,000 horas de práctica limar las asperezas de mi propia mediocridad.

¿No te gusta la posibilidad de invertir todo ese tiempo en una habilidad? Bueno, tengo buenas y malas noticias. Las buenas noticias consisten en que el simple hecho de practicar te ayudará a salir de tu caparazón: yo mismo pasé por años de tedioso trabajo de oficina porque sabía que estaba aprendiendo una habilidad única fuera de mi horario laboral. La gente renuncia porque toma demasiado tiempo ver los resultados, y es que no pueden darse cuenta que el proceso es el resultado.

La mala noticia es que no tienes otra opción. Si quieres trabajar aquí, cierra.

Porque en mi opinión inexperta, no te odias a ti mismo porque tienes una autoestima baja, o porque otras personas fueron malas contigo. Te odias a ti mismo porque no estás haciendo nada al respecto. Ni siquiera puedes “amarte por lo que eres”: por ello te sientes tan miserable, enviándome mensajes privados preguntándome qué deberías hacer con tu vida.

Haz cuentas: ¿Cuánto de tu tiempo gastas consumiendo resultados de la labor de otras personas (TV, música, videojuegos, sitios web) contra lo que haces tú mismo? Sólo una de ellas te agrega valor como ser humano.

Y si odias escuchar esto y me respondes con algo que aprendiste de niño que suena a “¡Lo que importa es lo que tenemos dentro!” entonces sólo puedo decir…

#2. Lo que tienes dentro sólo importa por lo que te permite hacer.

Por estar en este negocio, conozco a docenas de aspirantes a escritor. Ellos piensan en sí mismos como escritores, se presentan a sí mismos como escritores en las fiestas y saben que muy adentro, tienen el corazón de un escritor. Lo único que les falta es el pequeño paso final, donde realmente escriban alguna jodida cosa.

Pero en realidad, ¿eso importa? ¿Acaso “escribir cosas” es tan importante cuando se decide quién es y quién no es un “escritor”?

Por el amor de Dios, .

Verás, existe una defensa común a todo lo que he dicho hasta ahora, y a cualquier voz crítica en tu vida. Es aquello que tu ego te está diciendo para prevenir que tengas que hacer el pesado trabajo de mejorarte a ti mismo: “Sé que soy una buena persona en el interior.” Puede que también haya sido re fraseado como “Yo sé quién soy” o “Sólo tengo que ser yo mismo”.

No me malinterpretes; quién eres por dentro lo es todo: el tipo que construyó una casa para su familia desde los cimientos lo hizo por quién era por dentro. Cada error que has cometido ha empezado con un mal impulso, algún pensamiento rebotando dentro de tu cabeza hasta que tuviste que actuar. Y todo acierto que has logrado consiste en lo mismo: “Quién eres por dentro” es la metafórica tierra sobre la que crecen los frutos.

Pero hay algo que todos deben saber, y que muchos de ustedes no pueden aceptar:

“Tú” no eres más que el fruto.

A nadie le importa tu tierra. “Quién eres por dentro” es irrelevante más allá de lo que genera para otras personas.

Por dentro, tienes una gran compasión por la gente pobre. Bien. ¿Esto ha resultado en que hagas algo al respecto? ¿Escuchaste sobre alguna terrible tragedia en tu comunidad y dijiste, “Oh, esos pobres niños. Hagámosles saber que están en mis plegarias”? Porque… vete a la mierda si así lo hiciste: ve, encuentra qué necesitan y ayuda a dárselos. Cientos de millones de personas vieron aquél video llamado Kony 2012, y virtualmente todos ellos mantuvieron a los niños africanos “en sus plegarias”. ¿Qué dio como resultado todo ese poder colectivo de buenas intenciones? Una mierda. Los niños mueren cada día porque millones de nosotros nos decimos a nosotros mismos que preocuparse es lo mismo que ocuparse. Es un mecanismo interno controlado por la parte perezosa de tu cerebro para prevenir que hagas algo de verdad.

¿Cuántos de ustedes están diciendo en este preciso momento, “¡Ella/él me amaría si supiera lo interesante que soy!” ¿En serio? ¿Cómo se manifiestan todos tus interesantes pensamientos e ideas en el mundo real? ¿Qué te permiten hacer? Si la chica o chico de tus sueños tuviese una cámara escondida que te siguiera a todos lados por un mes, ¿estarían impresionados con lo que verían? Recuerda, no pueden leer tu mente: sólo pueden observar. ¿Les gustaría ser parte de esa vida?

Porque todo lo que te estoy pidiendo es aplicar a ti mismo el mismo estándar que aplicas a los demás. ¿No tienes ese molesto amigo Cristiano cuya única oferta de ayudar a alguien más consiste en “rezar por ellos”? ¿No te vuelve loco? Ni siquiera estoy argumentando si la oración funciona; no cambia el hecho de que ellos escogieron el tipo de ayuda que no requiere que se levanten del sofá. Se abstienen de todo vicio, tienen pensamientos limpios, su tierra interna es tan pura como lo puede ser, pero ¿qué fruto se dio de ella? Y ellos deberían saberlo mejor que nadie: robé la metáfora de la Biblia. Jesus dijo algo en el sentido de “un árbol es juzgado por su fruto” una y otra y otra vez. Por supuesto, Jesus nunca dijo, “Si quieres trabajar aquí, cierra.” No, el dijo, “Todo árbol que no da buen fruto es cortado y echado al fuego.”

La gente no reacciona bien cuando se les dice eso, así como los vendedores no reaccionaron bien ante Alec Baldwin diciéndoles que debían tener cojones o resignarse a lustrar sus zapatos. Lo que nos lleva al último punto…

#1. Todo dentro de ti luchará contra cualquier intento de mejorar.

La mente humana es un milagro, y nunca la verás entrar tan hermosamente en acción como cuando está luchando contra cualquier evidencia de que necesita cambiar. Tu psique está equipada con capa tras capa de mecanismos de defensa diseñados para derribar cualquier intento de cambiar las cosas – pregúntale a cualquier adicto.

Incluso ahora, algunos de ustedes leyendo esto están sintiendo cómo su cerebro los bombardea hasta la médula con razones para rechazarlo. De experiencia, puedo decir que estas vienen en la forma de…

• Intencionalmente interpretar cualquier crítica como un insulto: “¿¡Quién es él para decirme perezoso e insignificante!? ¡Una persona decente jamás me hablaría así! ¡Escribió todo esto para sentirse superior a mí y hacerme sentir mal! ¡Voy a pensar mi propio insulto para igualar el marcador!”

• Enfocarse en el mensajero para evitar escuchar el mensaje: “¿Quién se cree ESTE tipo para decirme A MI como vivir? ¡Oh, como si él fuera tan grande y poderoso! ¡Es tan sólo un torpe escritor en la Internet! ¡Voy a buscar algo acerca de él que me asegure que él es estúpido, y que todo lo que está diciendo es una estupidez! ¡Este tipo es tan pretencioso, que me hace vomitar! ¡Vi este viejo video de él rapeando en YouTube y pienso que sus rimas apestan!”

• Enfocarse en el tono para evitar escuchar el contenido: “¡Voy a buscar hasta que encuentre una broma que suene ofensiva cuando se diga fuera de contexto, y luego hablaré y pensaré sólo acerca de eso! ¡He escuchado que una sola palabra ofensiva puede hacer de todo un libro algo invisible!”

• Revisar tu propia historia: “¡Las cosas no están tan mal! ¡Sé que tuve una amenaza de suicidio el mes pasado, pero me siento mejor ahora! ¡Es enteramente posible que si sigo haciendo exactamente lo que he hecho hasta ahora, eventualmente las cosas funcionen! ¡Tendré mi gran oportunidad, y si sigo haciéndole favores a esa chica bonita, eventualmente vendrá hacia mí!”

• Pretender que cualquier intento de mejora de alguna forma implicará “vender” tu verdadero yo: “Ok, así que supongo que deberé deshacerme de toda mi colección de manga y en vez de eso ir al gimnasio por seis horas al día y tener un bronceado como el de esos pelmazos de Jersey Shore? Porque ESA ES LA ÚNICA OPCIÓN.”

Etcétera. Recuerda, sentirse miserable es reconfortante. Es por eso que mucha gente lo prefiere. La felicidad requiere un esfuerzo.

También coraje. Es increíblemente reconfortante saber que mientras no construyas nada en tu vida, nadie puede atacar lo que has creado.

Es mucho más fácil sentarse y criticar las creaciones de otras personas. Esta película es estúpida. Los niños de esa pareja son unos malcriados. La relación de aquella pareja es un desastre. Ese tipo rico es superficial. Este restaurant apesta. Este escritor de Internet es un idiota. Mejor dejo un comentario mezquino demandando que el sitio web lo despida. Mira, he creado algo.

Oh, espera: ¿olvidé mencionarte esa parte? Sí, lo que sea que trates de construir o crear – un poema, una habilidad, una nueva relación – te encontrarás inmediatamente rodeado por no-creadores que la harán polvo. Tal vez no en tu cara, pero lo harán. Tus amigos borrachos no quieren que te vuelvas sobrio. Tus amigos obesos no quieren que empieces un régimen de ejercicios. Tus amigos desempleados no quieren que inicies una carrera.

Sólo recuerda, que ellos están expresando sus propios miedos, ya que destrozar el trabajo de otras personas es otra excusa para no hacer nada. “¿Por qué debería crear algo cuando las cosas que otras personas crean, apestan? Yo ya habría escrito una novela en este momento, pero voy a esperar por algo bueno; ¡no quiero escribir la próxima Crepúsculo!” Mientras ellos no produzcan nada, todo será perfecto y sin reproches. O si llegan a producir algo, se asegurarán de hacerlo con desinterés. Lo harán intencionalmente malo para dejar en claro a todos que este no es su verdadero esfuerzo. El máximo esfuerzo habría sido algo impresionante. No como la basura que publicaste.

Asegúrate de leer los comentarios al artículo: cuando se vuelvan horribles, siempre será desde el mismo ángulo: Cracked necesita despedir a este columnista. Este imbécil debe dejar de escribir. Ya no hagas más videos. Siempre se reducen a “Deja de crear. Esto es diferente de lo que yo hubiese hecho, y la atención que estás obteniendo me hace sentir mal conmigo mismo.”

No seas esa persona. Si eres de esas personas, no lo seas más. Esto es lo que hace que la gente te odie. Esto es lo que hace que te odies a ti mismo.

Así que qué tal esto: un año. Al final del 2013, esa es nuestra fecha límite. O un año desde que leíste esto. Mientras otras personas te están diciendo que “¡Hagamos como propósito de año nuevo perder 10 kilos!” Diré que hagamos un juramento sobre lo que sea – agregar una habilidad, alguna mejora a tu set de herramientas como ser humano, y hazte lo suficientemente bueno como para impresionar a otras personas. No me preguntes qué – diablos, escoge lo que sea al azar si no tienes idea. Toma una clase de karate, o baile de salón, o alfarería. Aprende a hornear pasteles. Aprende a dar masajes. Aprende un lenguaje de programación. Filma una porno. Adopta un personaje de superhéroes y lucha contra el crimen. Inicia un vlog en YouTube. Escribe para Cracked.

La llave es, no quiero que te enfoques en algo increíble que te pase a ti (“Voy a encontrar una novia, voy a hacer montañas de dinero…”). Quiero que sólo te enfoques en darte a ti mismo una habilidad que te haga aunque sea un poco más interesante y valioso para otras personas.

“No tengo el dinero para tomar una clase de cocina.” Carajo, entonces ve a Google y escribe “cómo cocinar”. Incluso han filtrado la pornografía, por lo que es más fácil que nunca. Diablos, tienes que matar esas excusas. O ellas te matarán a ti.

Si quieres anotar tu proyecto en el foro correspondiente y revisarlo en esta temporada del año, date gusto. Estaré al tanto si incluso una sola persona hace esto, pero de ser así haremos una retrospectiva, no sólo para saber si en realidad cumplimos, sino por qué. No tienes nada que perder… y el mundo te necesita.

2 comentarios

  1. ¡El discurso motivacional del tío aquél está cojonudo! Muy buena traducción, aunque la película tambien es conocida como “Éxito a cualquier precio”.


  2. hola muy buenas la verdad me impacto esa lectura e estado leyendo muchos libros y nada como esto, claro algo realista pero eficas e interesante, la mayoria de la gente que conosco te consiente y eso no ayuda a nadie creo que me hacia falta la chispa para encender mi sigarrillo. grasias. la verdad no se ni siquiera como te llamas pero me gusto tu forma de pensar.



Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: