h1

Lo que realmente comemos (y por lo que pagamos) alrededor del mundo

05/03/2012

Wizdoc [Icon By Buuf]  Reflexiones.

Hace algunos ayeres (~1989) llegué a tomar un curso de LOGO en el Museo Tecnológico de la CFE, en la Ciudad de México. Me encantaba ir cada sábado no sólo por tomar el cursito de un par de horas, sino que con regularidad, al final de cada sesión visitábamos la librería del museo para ojear algunos de los libros y revistas que tenían en exhibición. Si mis papás daban su bracito a torcer, comprábamos algún ejemplar, pues muchos de éstos formaban parte de series científicas enfocadas a niños y jóvenes, como esa de Tom juega con 50 experimentos de Física o Todo Sobre OVNIs, que además de vistosos, eran muy baratos.

De entre estos libros me acuerdo mucho de una serie dedicada a la energía y las ciudades; era muy atractiva pues incluía muchas gráficas, imágenes y dibujos, lo que naturalmente para un niño de 10-12 años era muy entretenido. En fin, de forma puntual, me acuerdo mucho de un tomo dedicado a la agricultura y alimentación. En éste, incluían el comparativo de una comida promedio en los Estados Unidos, Italia y Chad con sus correspondientes ilustraciones. Esta comparación me abrió los ojos ante las desigualdades del mundo, ya que mientras los Estates tenían malteadas, hamburguesas y banana splits, en Chad apenas llegaban a un tazón de granos y una lata de agua simple al día.

Pues bien, hace poco me topé con un par de reportajes en la web (ver aquí o aquí) donde nos muestran imágenes de lo que comemos en algunos países alrededor del mundo y aproximadamente cuánto pagamos por ello. Ciertamente, con todos los avances tecnológicos y de salud de los últimos veinte años, nuestra alimentación sigue siendo prácticamente la misma:

Que comen en... Estados Unidos

Qué comen en los Estados Unidos. En la foto, la familia Revis, de Carolina del Norte. Con un gasto aproximado de US$342 por semana, la dieta norteamericana está basada en alimentos procesados, bebidas artificiales y un alto contenido de azúcar, sal y harina. (Fuente: naturalsociety.com)

Que comen en... Italia

Qué comen en Italia. En la foto, la familia Manzo, de Sicilia. Con un gasto aproximado de US$260 (214 Euros) por semana, la dieta contiene un buen balance de pastas, verduras y frutas. Aunque el consumo de bebidas azucaradas va en aumento, la dieta mediterránea sigue siendo considerada como una de las más sanas del mundo, notándose incluso hasta en los chistes de estereotipos. (Fuente: naturalsociety.com)

Que comen en... Chad

Qué comen en Chad. En la foto, la familia Aboubakar del campo de refugiados Breidjing. Con un gasto aproximado de US$1.23 (685 Francos CFA) por semana y un contenido de 1850 calorías/día, ésta dieta es considerada como “de supervivencia”, con granos, algunas especias y agua simple. De hecho, para esta familia una “comida gourmet” consistiría en un caldo de oveja fresca. (Fuente: naturalsociety.com)

Que comen en... Mexico

Qué comen en México. En la foto, la familia Casales de Cuernavaca, Morelos. Con un gasto aproximado de US$189 (1863 Pesos) por semana, la dieta posee una mayor cantidad de frutas y verduras que la norteamericana, pero también tiende a poseer bebidas azucaradas y alimentos procesados. (Fuente: naturalsociety.com)

Estos artículos también incluyen información relacionada a otros países del mundo como China, Ecuador o Egipto. Y cada una de ellas es muy interesante, ya sea por el precio que representan o por la foto donde se muestran las despensas que adquiere cada una de estas familias. Por ejemplo, la dieta de Alemania contiene litros y litros cerveza, volándose la barda con un costo de US$500 (375 Euros) a la semana.

Sin embargo, lo más importante de estos artículos es darse cuenta que una mejor alimentación no necesariamente depende de nuestro ingreso: mientras Estados Unidos, Inglaterra o Canadá basan su dieta en embutidos, lácteos y bebidas carbonatadas, los países europeos y del tercer mundo poseen dietas bastante más saludables, como la sopa de papa y col de Ecuador, las manitas de puerco con zanahoria, apio y chirivía de Polonia o el Biryani con pollo de Kuwait. Vamos, lo único que ofrecen algunos países es una mayor variedad de alimentos, que muy pocas veces vienen acompañados de una mejor calidad nutricional.

Así que mucho de lo que comemos depende en gran medida de nuestra cultura y tradiciones. Entonces, el dicho de “dime qué comes y te diré quién eres” aplica muy bien aquí: somos lo que comemos.

One comment

  1. […] algún tiempo publiqué un post, haciendo referencia a una fotogalería que exhibe las despensas de muchas familias alrededor del […]



Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: