h1

Predicciones del futuro en 1900: cómo sería el mundo del 2001

02/24/2012

Wizdoc [Icon By Buuf]  Reflexiones.

El futuro empieza hoy, no mañana.

Karol Józef Wojtyla (1920 – 2005), 264.º papa de la iglesia católica, mejor conocido como Juan Pablo II.

A finales de 1900, el ingeniero civil Estadounidense John E. Watkins Jr. (1852 – 1903) decidió escribir un artículo en el diario Ladies’ Home Journal, relacionado a cómo se vería el mundo en cien años, en el 2001. Basándose en información científica accesible en aquél entonces, así como retroalimentación proporcionada por los “más inteligentes y cuidadosos” pensadores de las “más importantes instituciones de ciencia y aprendizaje” de la época, redactó un esbozo del siglo 20 e inicios del 21. Así como muchos autores que han tratado de imaginarse “el mundo del mañana”, una gran parte de sus predicciones ahora raya en lo absurdo, sin embargo muchas otras son increíblemente acertadas. Incluyo el documento original en esta liga, mostrando en este blog las predicciones que me parecen más pertinentes:

• Los establecimientos tendrán alimentos listos para consumirse como las panaderías de hoy en día. La comida será servida fría o caliente a domicilio a través de tubos neumáticos o automóvil.

• Las fotografías serán telegrafiadas desde cualquier distancia. Si existiera una batalla en China, dentro de cien años las instantáneas de este momento serían publicadas en el periódico una hora después. Las fotografías reproducirán todos los colores de la naturaleza.

• Los trenes correrán a más de 241 kilómetros por hora. Para llegar de Nueva York a San Francisco tomará menos de un día y una noche por expreso rápido. Existirán locomotoras con forma de cigarro. Los vagones, como las casas, serán refrigerados o calentados artificialmente. Entre los trenes no habrá humo ni cenizas. No habrá paradas por agua. Los pasajeros viajarán a través de regiones cálidas o polvosas con las ventanas cerradas.

• Los automóviles serán más baratos que los caballos. Los granjeros tendrán vehículos para sembrar, arar, transportar sus productos. Los automóviles sustituirán todos los vehículos jalados por caballos conocidos hasta ahora. Existirán automóviles para patrullar las calles, como ambulancias y para barrer las calles. Los caballos con arnés serán tan escasos como en la actualidad lo es una yunta de bueyes.

• Enormes cañones dispararán a más de 40 kilómetros de distancia, destruyendo ciudades completas. Enormes fuertes sobre ruedas se lanzarán sobre los espacios abiertos a la velocidad de los trenes expresos de ahora (+32 km/h). Flotas de naves aéreas volarán sobre las ciudades, sorprendiendo a sus enemigos lanzándoles truenos mortales.

• El hombre podrá ver todo a su alrededor. Las personas y cosas de todos tipos podrán ser vistas a través de cámaras conectadas eléctricamente con pantallas al final de circuitos eléctricos, a miles de kilómetros de distancia; las audiencias podrán ver en sus salas de teatro las coronaciones de reyes en Europa o el progreso de batallas en el Oriente. El instrumento que traiga estas imágenes estará conectado a un enorme aparato telefónico transmitiendo los sonidos apropiados. Así, las armas de una batalla distante serán escuchadas en toda su magnitud, y los labios de un actor o cantante serán escuchadas cuando su imagen se empiece a mover.

Paleofuture: communication device

Un ejemplo del paleofuturo: un dispositivo a través del cual personas localizadas en diferentes ciudades pueden verse y escucharse. Hoy por hoy, denominamos esto como videoconferencia. (Fuente: Paleofuture Blog)

• Teléfonos y telégrafos inalámbricos cubrirán el mundo. Un esposo en medio del Atlántico podrá conversar con su esposa en Chicago. Por una señal automática se conectarán a cualquier circuito en su localidad sin necesidad de una operadora.

• Los vegetales crecerán con la electricidad. El invierno se convertirá en verano y la noche en día. En climas fríos se conectarán cables conductores de calor debajo del suelo para calentar las plantas. Existirán grandes invernaderos. En la noche los vegetales serán bañados por una poderosa luz eléctrica, sirviendo como la luz del sol, para acelerar su crecimiento.

• Refrigeradores veloces transportarán deliciosas frutas desde los trópicos en tan sólo algunos días. Los granjeros de Sudamérica, Sudáfrica, Australia y las islas del Mar del Sur nos proveerán en invierno con las frescas comidas de verano que no podemos cultivar aquí. Los científicos habrán descubierto cómo cultivar frutas ahora confinadas a climas más fríos o más cálidos.

• El cuerpo humano para todo propósito médico será transparente. No sólo será posible que un doctor vea un corazón latiendo dentro del pecho, sino que será posible magnificarlo y fotografiar cualquier parte de él. Este trabajo será posible mediante rayos de luz invisible.

De lo que me parece más interesante es cómo en aquél entonces no tenían palabras para términos que hoy son muy comunes para nosotros: ¿fuertes rodantes? hoy los conocemos como tanques y vehículos blindados; ¿telégrafos inalámbricos? son los llamados móviles o celulares; ¿naves de guerra aéreas? ahora son los cazas y bombarderos. De pronto me pongo a pensar: ¿cómo explicaríamos a una persona de 1900 cómo vivimos en la actualidad? “Me encuentro en una ciudad de 22 millones de habitantes, con edificios de 5 o más pisos de altura y para ir a trabajar, uso automóvil o metro. La empresa donde trabajo se dedica a rastrear vehículos mediante señal satelital y sin una computadora, no puedo trabajar. Para divertirme veo la televisión, juego videojuegos, voy al cine o navego en la red; para mí salir sin un teléfono celular es como ir a la guerra sin fusil…”

Y aún más interesante: ¿qué tan diferente será la sociedad dentro de 100 años? ¿Qué conceptos existirán en el futuro que hoy sólo podríamos describir de manera rudimentaria? Hace apenas 11 años (en 2001) la gente nos hubiese visto como bichos raros al explicarles conceptos como iPad, teléfonos Blackberry o discos Blueray. Es más, me encantaría saber qué opinan mis nietos acerca de terminajos como esos que seguramente en 30 años serán tan “actuales” como el floppy disk lo es para nosotros. Siendo así las cosas, es probable que en algún tiempo nuestras vidas cambien gracias a conceptos que hoy mismo serían vistos como de ciencia ficción.

Demolition Man's three shells

Un WC del 2032, de acuerdo a Demolition Man (1993). Los nietos me preguntarían, sorprendidos “oye abuelo, ¿cómo podían vivir sin las tres conchas?” (Fuente: poopreport.com)

One comment

  1. Muy buen articulo me ha gustado!😀



Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: