h1

We3

08/09/2011

Leisure [Icon By Buuf]  Entretenimiento.

En términos generales, no soy un amante del comic. Sin embargo, ocasionalmente me doy gusto con algunos ejemplares “para hombrecitos” como el clásico Watchmen de Alan Moore o alguna que otra adaptación como Predators, que funciona como pre-cuela del conocido filme de Robert Rodríguez.

Pues bien, curioseando el otro día me topé con una pequeña “miniserie” de tres ejemplares con poco más de cien páginas en total llamada We3, escrita por Grant Morrison y magistralmente dibujada por Frank Quitely. La historia gira en torno a tres animales – un perro, un gato y un conejo – que fueron robados de sus respectivos dueños y convertidos mediante implantes cibernéticos y exoesqueletos mecánicos en pequeños asesinos del gobierno Norteamericano. Una vez que su “vida útil” ha llegado a su fin, se determina que deberán ser sacrificados; con lo que no contaban era que la investigadora que cuida de éstos y quien ha adquirido un gran apego por ellos, los deja en libertad. Esto desencadena una persecución donde la milicia usará todos los medios a su disposición para no dejarlos con vida, incluyendo otros animales modificados. Lo especialmente conmovedor es que estas criaturas tan sólo están buscando vivir en paz, como bien comenta el perro: HOME IS. RUN. NO. MORE. (El hogar está donde ya no tienes que huir más)

Este cómic es impresionante por la manera en que fueron dibujados los paneles de la historia: el diseño está pensado para que podamos experimentar el bullet time; por ejemplo, mediante pequeños recuadros con eventos individuales que componen una acción más extensa:

We3: Ataque a helicoptero

Ataque a un helicóptero, mostrando en pequeños cuadros qué sucede dentro de la cabina cuando es derribado.

Lo que añade realismo a la historia es la falta de antropomorfismo con la que representan a los protagonistas: no veremos animales con características y cualidades humanas, sino animales con muy limitadas formas de comunicarse gracias a la tecnología, como el perrito Dug en la película Up (2009). Al parecer esto también ha atraído críticas positivas por parte de organizaciones en pro de la defensa de los animales.

Aunque este comic es decididamente no apto para niños por lo gráficas que resultan algunas escenas, es bastante recomendable por las ideas que presenta, como la dura crítica que hace del complejo industrial militar, donde ciertamente si crear abominaciones anti natura les da una ventaja en el campo de batalla, no dudarán en hacerlo. Por otro lado, sirve para presentar la idea del terrible trato que podemos darle a los animales en pos del avance tecnológico, considerándolos sólo como objetos sin ponernos a pensar que también son seres vivos.

We3: olfateando ratas

Los protagonistas, en uno de los pocos momentos de paz y quietud.

Algo que me llama un poco la atención es el papel que juegan los científicos. Definitivamente, “los malos de la película” son el sombrío senador que pone los fondos y el general militar que inicialmente usa y posteriormente está dispuesto a eliminar a estos animalitos. Sin embargo, los científicos llevan aquí un papel doble: ellos son quienes crean el embrollo, pero después de un “golpe de remordimiento”, son los que “salvan el día”. Esto trae muchos paralelos con la breve historia de Miles Dyson en Terminator 2 (1991).

En fin, recomiendo adquirir este cómic o Manga Americano como el autor gusta denominar, por la belleza de su presentación y lo emotiva que puede ser la historia que aunque corta, es una buena introducción para lectores nuevos en el mundo del cómic para adultos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: