h1

Algunos tips para viajar al extranjero

09/23/2010

Trips [Icon By Buuf]  Viajes

Viajar es fatal para los prejuicios, la intolerancia y las mentes estrechas.

Mark Twain (1835-1910), humorista y escritor estadounidense.

• Antes de salir de viaje, compraré un poco de la moneda del país a donde viajaré, para no estar sufriendo después con "¿Dónde puedo comprar dólares de Singapur con mis 250 pesos Mexicanos?"

• Si viajo a Cuba, Irán, Birmania, Corea del Norte, Sudán o Siria debo llevar euros o tarjetas de bancos Europeos. En cualquiera de estos países me escupirán en la cara si a la hora de pagar presento una American Express o la tarjeta del Citibank.

• Para evitar una posible pérdida de equipaje, procuraré llevar y subir a la cabina del avión conmigo una maleta de tamaño mediano con mi ropa y enseres de higiene así como una mochila con los artículos más caros (laptop, cargadores de celular, libros, etcétera).

• Para que no me la hagan de emoción al pasar por los detectores de metales en el aeropuerto, mis maletas deben apegarse a las reglas de la TSA (Transport Security Administration – Administración de Seguridad del Transporte). Sí, esas estúpidas reglas que incluyen no portar "armas letales" como pinzas de depilar o cortauñas.

• Antes de salir rumbo al aeropuerto, comprobaré que llevo el pasaporte, la visa (si es que voy a los Estados Unidos) y mínimamente efectivo para los taxis del aeropuerto al hotel y viceversa.

• No se me debe olvidar llevar siempre conmigo una pluma de tinta negra o azul, pues a la salida o ingreso de algunos países hay que llenar formas migratorias y de impuestos; esto me evitará el molesto "¿Me prestas tu pluma?"

• Si debo tomar vuelos en conexión, procuraré revisar cuidadosamente las horas de salida de cada vuelo y de acuerdo a ello hacer check-in del equipaje, para no ponerme a sudar cuando mi itinerario diga: SAN-SLC 6:15-9:15 -> SLC-MEX: 9:45-13:45

• Siempre es mejor hacer web check-in e imprimir los boletos para no hacer fila en el mostrador del aeropuerto.

• Aunque me cargue el payaso después de 3 o más horas de vuelo, me conviene poner buena cara con los oficiales de migración. Luego son bien mamones – especialmente los Gringos, aunque los Mexicanos no se quedan atrás – y si les pongo jeta, me pueden batear, hacerme pasar al "cuartito de interrogación" o aplicar la temida "búsqueda de cavidades".

• Nunca de los nuncas se me debe olvidar anotar los datos y teléfono del destino final (generalmente un hotel). Entregándole el papelito al taxista es muy probable que me pueda llevar, incluso si no parlo el idioma.

• En caso de permanecer más de un mes en un destino dado, es buena idea aprenderme un par de frases en el idioma local, al menos para no verme tan ranchero y hacer más fácil mi estancia en el destino: Where’s the restroom, Obrigado o Gesundheit! son buenos ejemplos.

• Si voy específicamente a los Estados Unidos, es una buena opción rentar un auto. Su sistema de transporte público apesta, los taxis son carísimos y las distancias son enormes. Andar sin carro por allá es como que te corten las patas.

• Por el contrario, Europa y Japón tienen un excelente sistema de transporte público, incluyendo tranvías, trenes y autobuses relativamente baratos. Para esos destinos, es mejor comprar un multipass y ahorrarme el agobio de cargar con cambio para pagar los pasajes.

• Muchos creen que los demás países de Latinoamérica están a tiro de piedra, pero eso no es verdad. Latinoamérica es enorme y como ejemplo, para ir de Ciudad de México a Brasilia, son 14 horas de viaje mientras que ir de Ciudad de México a Paris apenas toma 11 horas de vuelo. Así que no me sorprenderé si para ir de México hasta Ushuaia en Argentina me toma lo mismo que ir hasta Sydney, Australia.

• Ya para terminar. Si quiero tener una experiencia más placentera, es conveniente tener una mente abierta en todo momento, pues las culturas diferentes a la mía son justamente eso: diferentes. Conocer otras personas, ambientes y situaciones siempre es enriquecedor, así que adaptándome y siendo flexible la pasaré mejor, para no sentir ñáñaras al preguntarme "¿Pero qué diablos es ese agujero en el piso?"

Un WC Japones

Un WC Japonés – más bien oriental, pues no sólo se limita a aquél país. Sólo en los hoteles se maneja el WC occidental, mientras que en la mayorías de las casas y restaurantes este modelo es la norma (Fuente: inventorspot.com)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: