h1

Gareth Edwards’ Monsters: ¡No es una película de monstruos!

04/18/2010

Leisure [Icon By Buuf]  Entretenimiento.

Hace seis años, la Agencia Espacial Norteamericana (NASA) descubrió la posibilidad de vida extraterrestre dentro de nuestro sistema solar. Una sonda fue enviada para recolectar muestras, pero se estrelló en Centroamérica durante el reingreso. Poco después, nuevas formas de vida comenzaron a surgir y la mitad de México fue puesto en cuarentena como una ZONA INFECTADA. Hoy por hoy, las fuerzas armadas Americanas y Mexicanas luchan por contener a ‘las criaturas’…

Hace un par de meses salieron las primeras imágenes y propaganda relacionadas a Monsters (todavía sin traducción al español), una película de ciencia ficción que probablemente se estrene a finales de este año en México y Latinoamérica. En ella, se narran las peripecias de una joven pareja estadounidense que ha perdido sus pasaportes y dinero en nuestro país y cómo se las ingenian para atravesar el norte de México, convertido en "territorio salvaje" debido a unas criaturas extraterrestres que han logrado infiltrarse en nuestro territorio.

Aunque algunos empiezan a considerar ésta como la nueva District 9 (2009) debido a la oportunidad de representar en un largometraje la compleja situación política y social México-Estadounidense, éste no es el caso: En District 9 el tema era la segregación racial y la xenofobia prevaleciente en muchas de nuestras sociedades; aquí el director se fue por temas más pedestres. En este sentido, la película tiene un cierto parecido con Cloverfield (2008), pues maneja una mitología e historia de fondo muy interesantes, pero conforme avanza la cinta, uno se queda desvestido y alborotado.

Incidental

Lo que pudo ser y no fue: el mapa que hizo volar mi imaginación. Sin embargo, esto sólo es "incidental". (Fuente: The Internet Movie Database)

Incluso el trailer de la película es muy intrigante, logrando que el espectador se vaya con la piña y no se dé cuenta que la película es… de romance, con algunos extraterrestres que incidentalmente aparecen en ella.

Espera, ¿Cómo?

Así es, aquellos que esperan la acción y heroísmo de Aliens (1986) o ya de menos el horror y humor negro encontrados en Slither (2006) se llevarán tremenda decepción. Ésta es una película de amor entre los dos protagonistas, con algunos efectos especiales aquí y allá. Es como si estuviéramos viendo la serie Friends y atestiguáramos cómo Rachel vuelve a caer por Ross, pero esta vez con Godzilla o Cloverfield en el fondo. ¡Diantres!

Sin embargo, de todas formas recomiendo la película por un par de razones. Primero, porque un aspecto interesante son los personajes secundarios – los Mexicanos – que desde mi punto de vista, reflejan un poco nuestra idiosincrasia: nosotros sabemos que el país está hecho un desmadre y que el Apocalipsis, ya sea debido a extraterrestres de mentiritas, o en la vida real por narcos y políticos corruptos, se nos está dejando venir encima, pero de todas formas hay que buscar la papa. Por otro lado, dicen por ahí que el director realizó los efectos especiales él mismo, usando su propia laptop. No me lo creo del todo, pues algunos tienen calidad profesional; sin embargo, otros sí se ven bastante toscos, dejando esta opción como una posibilidad.

Conclusiones y un reproche

Veo con buenos ojos que temas de ciencia ficción se estén desarrollando en películas menos para "chicos y pubertos" y empiecen a verse más en situaciones para "jóvenes adultos". Esperemos que esta tendencia permita publicar un mayor número de cintas donde el "elemento humano" es lo principal y la parte fantástica o de ciencia ficción sea secundaria. Esto ya ha existido desde hace mucho tiempo en el mundo de los cómics, manga y anime donde manejan temas muy serios dentro de un contexto fantástico para no herir susceptibilidades. Un ejemplo es el cortometraje Stink Bomb (Bomba Fétida) de Katsuhiro Otomo, donde se presentan los peligros de la investigación científica de una manera bastante divertida.

Por otro lado, lo que sí me parece muy lamentable es el hecho de que los productores de una película se apoyen en tretas como la desinformación para lograr un público que pagará de 50 a 100 pesos por llevarse una no tan grata sorpresa. Señores productores y miembros de organizaciones anti-piratería: el motivo por el que uno ve películas pirata no es el precio, la corrupción o la flojera: es el hecho de que si uno va al cine y paga hasta 200 pesos por ver una película que no los vale, ustedes le están robando dinero y hasta dos horas de su vida a la gente. Y sólo si realmente les gustó, deberían pagar el a veces exorbitante precio. Desde hace 15 años, cuando apareció Internet, existe un modelo de negocio donde pagas si te gusta el producto, llamado "Shareware". Así que, ¿qué tal si se cobrara por el tiempo que uno permanece en la sala o se devuelve el dinero si la película no gustó? Bueno, eso ya será tema de otro post, pero de momento, creo que las incursiones de la policía en puestos de películas pirata o cobrar más por CDs y DVDs sólo friegan al consumidor final y al contribuyente, pero no son efectivas en absoluto.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: