h1

Sobre las películas de horror

10/31/2009

Wizdoc [Icon By Buuf]  Reflexiones.

Heeere’s Johnny!

En estas fechas que nos estamos acercando al Día de Muertos, países como Portugal y España ponen ofrendas y celebran el día de manera tradicional, mientras los Mexicanos ya hicimos nuestra celebración de chile, mole y pozole con el Halloween gringo. Sin embargo, desde hace un par de semanas he visto aquí en Portugal cada vez más jóvenes vestidos de negro, al estilo darketo, como si estuvieran preparándose para asistir a una de esas fiestas sombrías con Dead Can Dance, Lacrimosa o mínimamente The Cure como sonido de fondo. Ya me daré una vuelta por el centro de Lisboa durante el fin de semana para ver qué hacen el 1 y 2 de Noviembre por estas tierras.

Entretanto, con motivo de esta misma fecha, se están reestrenando en algunos cines películas de horror como The Final Destination (2009) o Grace (2009) y se habla mucho de las cintas post-apocalípticas que están próximas a estrenarse, como The Road o Zombieland.

De películas de horror

Con temas tan lúgubres a mi alrededor, no pude evitar hacerme la pregunta: ¿Por qué nos fascinan tanto las películas de horror? Aparentemente los humanos somos muy dados a pagar por entrar a un cine y pasar dos horas de angustia, asco y terror. Existen un par de teorías al respecto, pero la más aceptada es que en realidad uno no siente miedo, sino excitación ante la película. Esto significa que nos gusta experimentar sorpresas o "riesgos" en un ambiente controlado, incrementando nuestros niveles de adrenalina y otras potentes "drogas" generadas naturalmente por nuestro cuerpo, explicando de paso que ver películas de horror es equivalente a montarse en aparatos como la montaña rusa, lanzarse en paracaídas o practicar algún otro deporte extremo.

Meditando esto, podríamos considerar al género de horror como falso o inexistente, pues más bien está compuesto por películas de acción o misterio donde poco a poco van incrementando la tensión del público hasta que ¡BAM! sorprenden y provocan shock entre los asistentes. Los primeros minutos de la versión norteamericana de La Maldición (2004), la clásica escena del desayuno en Alien (1979) o la primera vez que nos topamos con Pennywise, el payaso saltarín en Eso (1990), son los mejores ejemplos de esta técnica.

Adicionalmente, el manejo de un "ambiente controlado" explica ciertas actitudes de la gente en cuanto a qué es terror y qué es "inapropiado". Por ejemplo, en 1984 se estrenó Pesadilla en la Calle del Infierno, con escenas como la vomitiva muerte de un joven Johnny Depp. Casi al final del mismo año, durante la temporada navideña, se estrenó un filme bastante mediocre, pero que presentaba a un asesino serial vestido de Santa Claus. Por exagerado que parezca, la gente reaccionó de manera tan negativa al tachar dicho film de "enfermizo", que provocó su salida de cartelera prematuramente. Parafraseando a Leonard Maltin, un conocido crítico de cine gringo: "¿Que sigue? ¿Un conejo de pascua como abusador de menores?"

Y su verdadero significado

Esto me lleva al siguiente punto: las obras maestras de horror no se tratan de brincos y sustos, sino de reflexión acerca de nuestros miedos más profundos y nuestra propia condición como seres humanos. Algunas de las películas de horror más notables de nuestros tiempos lo demuestran:

• El Resplandor (1980). Dirigida por Stanley Kubrick, relata la historia de cómo el malogrado escritor Jack "Johnny" Torrance va descendiendo poco a poco en la locura, debido a la fiebre de la cabaña, que en términos simples, se trata de aburrimiento crónico y falta de relaciones sexuales.

• The Mist (2007). Película basada en una novela de Stephen King, donde somos testigos de la dinámica de grupo en tiempos de supervivencia y cómo sacamos lo peor de nosotros una vez que hemos enfrentado fuerzas que salen de nuestra comprensión y no tenemos esperanza de ser rescatados.

• Alien (1979). Y hablando del temor a lo desconocido, esta cinta de ciencia ficción dirigida por Ridley Scott representa el miedo que le tenemos a un bicho que no comprendemos, cuya biología es completamente diferente a la nuestra y que nos puede violar de manera oral, preñándonos y haciéndonos morir durante el parto.

• John Carpenter’s The Thing (1982). Otra de ciencia ficción, donde el monstruo simboliza el pavor que le tenemos a criaturas con facha de insecto y a aquellos seres o situaciones que literalmente no tienen pies ni cabeza. Ejemplo en mano: La escena de la "cabeza con patas", que es la más fuerte de la película.

• Dawn of the Dead (1978 y 2004). Las películas de zombies explotan uno de nuestros miedos más mostrados en los últimos tiempos: la incomodidad que sentimos cuando hay muchas personas alrededor nuestro y el miedo a contagiarnos de "algo" debido a ellas. Sólo pregúntenle a cualquier Mexicano que haya salido al exterior entre Abril y Agosto de 2009. Como jocosamente explican en el sitio Cracked.com:

Cualquier científico te dirá que el mayor problema no es la Gripe Aviar [o nuestra Mexicanísima AH1N1]: es la sobrepoblación. Los humanos – especialmente los humanos estúpidos – están teniendo demasiados bebés y ya estamos muy apretujados. En vez de una tierra baldía y desolada, el Apocalipsis se verá como el día después de Acción de Gracias en el centro comercial [atascado de gente por todos lados].

— Eliza Skinner. The Real World Fears Behind 8 Popular Movie Monsters. Cracked.com, August 23, 2008.

Y así podemos irnos con multitud de cintas que atacan la parte de nuestro cerebro donde todavía le tememos a aquello que está "en lo obscurito" y que por ignorancia, xenofobia o simple estupidez no logramos entender.

Finalmente, tenemos esas películas que se apartan del horror convencional y entran más en la categoría de "drama", pues nos muestran abominaciones, monstruos y terribles perversiones… de la vida real. Me refiero a aquellas películas donde abordan temas muy difíciles que nos provocan mariposas en el estomago y se nos haga un nudo en la garganta. Por ejemplo The War Zone (1999), que explora el problema del incesto y abuso infantil, El Pianista (2002) con la locura mostrada por los Nazis contra la población Judía en Polonia o Funny Games (1997) con escenas de tortura y asesinato. Todas estas películas tienen algo en común: han provocado que la gente se desmaye o reaccione de manera muy violenta durante su exhibición. Un ejemplo se dio durante la presentación pública de The War Zone en el Festival Internacional de Cine de Toronto en 1999, cuando un espectador estaba tan indignado que se puso de pie y gritó que no podía más, dirigiéndose a la salida con la intención de activar la alarma contra incendios. Tim Roth, el director de la película, estaba presente durante la función, logrando interceptar a aquél hombre y tomándole 20 minutos para poder calmarlo. ¿Qué mejor recomendación para ver la película que una reacción así?

Conclusiones

¿Que deberíamos buscar en una película de horror? Si sólo queremos echarnos unas palomitas y un pretexto para abrazar a la novia en el cine, las películas de tipo teen slasher como el remake de Pesadilla en la Calle del Infierno (2010) pueden bastar. Si buscamos entretenimiento ligero con mezcla de horror, sexo barato y comicidad, podemos aplicarnos con alguna cinta como Zombie Strippers! (2008), con los inmortales Jenna Jameson y Robert Englund. Para los que quieren acción y violencia con mucho gore, las series surgidas de Saw (2004) y Hostel (2006) son las más recomendables. Y bueno, ya dejé mis reseñas más arriba para los que quieran ver clásicos de horror y películas angustiantes, de esas que se quedan "grabadas en tu cerebro". Finalmente para aquellos que sólo buscan el shock value y desahogar el morbo, existen infinidad de sitios con videos y feeds de accidentes, ejecuciones y actos de violencia como el difunto Ogrish.com.

One comment

  1. Wow!! nada más satisfactorio q encontrar una breve reseña del mitico cine de terror, digo mitico ya que la realidad supera la fantasía, me incluyo en el tipo de personas que adoraba sacar una buena pelicula undergraund del buen Grajales en el Chopo, ya sabes, gore, cine fantastico, asesinos seriales, tooodas las de George Romero y sus living dead, las famosas japonesas de los hermanos Pang o de Takashi Mike, etc. Solo que ahora, (bajo mi nueva condición maternante) evado mirar y escuchar como "la humanidad" poco a poco se evapora dando lugar a toda clase de ser despiadado, insensible, INNOMBRABLE, NO CLASIFICABLE… solo un vistazo al noticiero basta, o una leidita al Universal o ya de plano el Alarma! Es un verdadero horror ver la impunidad, la facilidad con la que se priva de vida a otro ser, NARCOejecuciones, las muertas de Juarez, MATANZAS EN ESCUELAS, la guarderia en llamas, las recientes redadas a los hoteles dedicados al abuso infantil, caray! y pagamos por ver sangre en SAW o REC 2. En fin, creo que el termino "cine fantastico" ahora tendra un nuevo significado. De cualquier manera espero con ansia Halloween 2 de Rob Zombie, nos dejo muy buen sabor de boca con House of 1000 Corpses y The Devil’s Rejects. Mitico o no sin lugar a duda se disfruta más en este mes con estas celebraciones.



Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: