h1

La sopa de plástico

12/10/2008

Ecodoc [Icon By Buuf]  Ecología y cambio climático.

Imaginen una sopa de basura: bolsas de plástico, cepillos de dientes, jeringas, juguetes, empaques. Ahora imaginen esta sopa tóxica arremolinándose justo debajo de la superficie del océano. ¿Tienen esa imagen en su cabeza? Bien. Ahora imaginen que esta sopa es del tamaño de dos – si, DOS – áreas del tamaño de los Estados Unidos.

Sólo que, esta sopa no existe sólo en su imaginación; es muy real. De hecho, la sopa de plástico del Pacífico se extiende de este a oeste desde California hasta Japón y de norte a sur desde Hawaii hasta las Islas Aleutianas.

Durante una carrera de yates de California a Hawaii realizada en 1997, el capitán Charles Moore – heredero de un billete por la industria del petróleo pero oceanógrafo de profesión – decidió tomar un atajo por el Giro Subtropical del Pacífico Norte, un área entre el ecuador y los 50 grados de latitud norte donde se genera un vórtice debido a las corrientes marinas y que es normalmente evitado por las embarcaciones comerciales debido a que es una zona propensa a tormentas. Pues bien, el capitán Moore hizo un descubrimiento que puede quitarle el sueño a más de uno:

rubbish soup ©independent.co.uk
©independent.co.uk
[Click en imagen para ver la fuente]

Aunque ya tenía conocimiento de que nuestra civilización utilizaba el océano como tiradero de basura, jamás me hubiese imaginado la gravedad del problema: Moore descubrió un basurero flotante de unos 100 millones de toneladas de desechos de plástico, que abarca un área de alrededor de 15 millones de kilómetros cuadrados y una profundidad de 10 metros (!) que se encuentra revoloteando a lo largo y ancho del Pacífico Norte. Incluso ya le pusieron nombre: el Vórtice de Basura del Pacífico.

Como referencia, en este sitio se encuentran varios documentales donde se crea conciencia sobre este tiradero y sus efectos. Nota: si son muy aprensivos o con tendencia a deprimirse, recomiendo mejor no verlos.

ocean pollution animation @ greenpeace

Cómo migra la basura de las costas de los países en la cuenca del pacífico al Vórtice de Basura en el Pacífico Norte.
[Click en imagen para ver la animación]

De acuerdo a la los estudios realizados sobre el tiradero desde su descubrimiento, el 20% de la basura contenida en su interior se origina del tráfico marítimo, y el resto proviene de todos los países alrededor del Pacífico Norte, incluyendo lamentablemente, México. Por otro lado, la mayoría de estos desechos es traslúcido, y flota un poco por debajo de la superficie, por lo que no es posible verla mediante fotografías satelitales. Sin embargo, está bastante bien documentada su extensión (especialmente por Greenpeace y otras organizaciones ecologistas) y que además de la espantosa imagen que representan kilómetros y kilómetros de basura flotante, es la causa de problemas que poco a poco destruyen la habitabilidad de nuestro planeta, siendo los puntos más importantes:

• Las virutas con las que generan todos los demás artículos de plástico atraen otros químicos tóxicos – como PCB y DDT – y los concentran en cantidades mucho mayores que las del agua que las rodea.

• Los animales confunden las partículas de plástico por comida, llenando sus estómagos con basura indigerible (y que muchas veces provoca su muerte por obstrucción intestinal o envenenamiento).

• Cientos de miles de criaturas marinas mueren por asfixia debido a estrangulación con bolsas, redes de plástico, e incluso materiales que parecen inofensivos a simple vista como los separadores de los six-packs.

• La descomposición de estos materiales es extraordinariamente lenta, y las fuerzas de erosión sólo reducen la basura a componentes cada vez más diminutos que cuando llegan al nivel molecular, siguen siendo polímeros. Por ello, efectivamente, los plásticos son para siempre.

Un ejemplo de la sopa de plastico

Nada agradable visión de en lo que se están convirtiendo nuestros océanos, ¿verdad?
[Click en imagen para ver la fuente]

Un rayo de luz en la oscuridad

El primer paso para resolver este problema es crear conciencia. La fundación de investigación marina Algalita (fundada por Charles Moore) tiene en su sitio web información relacionada a la contaminación marina por plásticos, e incluye material educativo con el objetivo de eliminar nuestra dependencia de ellos. Adicionalmente existe un blog relacionado al Alguita, un barco de investigación oceanográfica a bordo del cual el capitán Moore descubrió este desastre ambiental.

Aunque para deshacerse de 100 millones de toneladas de plástico se requeriría un esfuerzo impresionante – actualmente los expertos lo consideran un problema sin solución – podremos evitar que siga creciendo al reducir la compra de productos que lo contienen, reutilizándolo (por ejemplo en el caso de las bolsas y botellas de plástico) y reciclar en la medida de lo posible. Por desgracia, nuestras únicas opciones actualmente son reciclar o desperdiciar.

Finalmente, aunque es muy probable que los problemas ambientales relacionados al plástico no puedan corregirse durante los próximos diez, veinte o cincuenta años, al menos ya existen los primeros pininos de tecnología ambiental con el objetivo específico de eliminar este tipo de desechos: En mayo de este año Daniel Burd, un estudiante Canadiense de 16 años, logró aislar un par de bacterias de las familias Sphingomonas y Pseudomonas que se alimentan justamente… de plástico (aquí esta el reporte de su proyecto, por si alguien está interesado en reproducirlo o al menos checarlo en detalle). Dicho estudiante ganó un premio en la Feria Nacional de Ciencias celebrada en Ottawa por US$10,000 y una beca por US$20,000 por su descubrimiento, y ya abrió las puertas a la investigación relacionada a este tipo de microorganismos y su uso en limpieza ecológica.

Oil-eating bacteria

Tal vez en la naturaleza encontremos la solución a nuestras propias pendejadas contra la naturaleza.
[Click en imagen para ver la fuente]

Por lo pronto, si el joven Burd continúa con su nada despreciable trayectoria, tal vez cuando llegue a la universidad él u otros que piensan como él le den al mundo una manera efectiva y poco costosa de deshacerse de esta sopa de plástico que estamos heredándole a las futuras generaciones. Ya me imagino a los nietos reclamándome: Oye abuelito, ¿pero en qué diablos estaban pensando? :S

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: