h1

El Trastorno de Colapso de la Colmena

06/18/2008

Ecodoc [Icon By Buuf]  Ecología

Bee ~ Korialstrasza

En 2006, apicultores comerciales a lo largo de la Costa Este de los Estados Unidos comenzaron a reportar fuertes caídas en la población de sus colmenas de abejas melíferas. Debido a la severidad y circunstancias inusuales de estos descensos, los científicos han denominado este fenómeno como Trastorno de Colapso de la Colmena (Colony Collapse Disorder – CCD). Informes actuales indican que apicultores de 35 estados [adicionalmente a cinco provincias Canadienses, así como varios países de Europa, Sudamérica y Asia] han sido afectados. Recientes encuestas indican que cerca de la mitad de estos apicultores han experimentado pérdidas "anormales" o "severas" en sus colmenas.

— Renée Johnson, Recent Honey Bee Colony Declines, CRS Report for Congress, Aug. 14 2007

El fin de semana pasado fui al cine a ver el estreno de The Happening – traducido en México como "El fin de los tiempos" – de M. Night Shyamalan. Sin revelar mucho acerca del argumento de la película, baste decir que es un thriller que incluye elementos de producciones tales como Señales, la versión de 2004 de El Despertar de los Muertos y otras películas del género zombi. Aunque no es un clásico, la recomiendo para una tarde de ocio con ganas de ponerse tensos. De hecho, la escena que realmente me frikeó tiene que ver con un cuidador y sus leones.

El evento

Pues bien, durante el inicio de esta película, el "muchacho chicho" – un maestro de secundaria – les explica a sus alumnos que durante los últimos años las abejas han estado desapareciendo y se desconoce el porqué de dichas desapariciones. Aunque él y sus alumnos razonan un poco acerca de las posibles causas, llegan a la conclusión de que "es un acto de la naturaleza, y jamás lo entenderemos por completo". Je, aunque para la película esto forma parte del argumento, eso a mí no me convence, por lo que buscando información al respecto me topé con un descubrimiento algo macabro:

• Durante los últimos tres meses del 2006 comenzó un fenómeno relativamente nuevo, que consiste en la desaparición de abejas – ahora denominado Trastorno de Colapso de la Colmena (Colony Collapse Disorder – CCD), inicialmente reportado en Florida. Debido a este trastorno han desaparecido casi todas las colmenas de abejas silvestres y entre el 30 y 50 por ciento de las colmenas comerciales en las regiones y países afectados. Tan sólo en Estados Unidos se ha estimado la desaparición de 875,000 colmenas (de 2.4 millones reportadas en 2007 ante el Departamento de Agricultura estadounidense).

• Una colmena afectada por CCD tiene por principal característica que sólo quedan la reina y las larvas que no han madurado; no hay adultos o sólo queda un grupo muy reducido de éstos y no hay abejas muertas en las cercanías.

• Adicionalmente, en la colmena suelen encontrarse buenas reservas de comida (miel y polen) e inicialmente éstas no son robadas por otras abejas, por lo que se descarta la deficiencia alimenticia o ataques de otras colonias. Por otro lado, la desaparición de las abejas es de golpe y puede ocurrir en cualquier época del año por lo que se ha determinado que el clima no juega un papel importante.

• Finalmente, este problema se ha presentado de manera oficial en los Estados Unidos, Canadá, Brasil, Bélgica, Francia, Holanda, Grecia, Italia, Portugal, España y la India y actualmente existen reportes que indican que "el contagio" se está esparciendo a Suiza, Alemania, Australia y Taiwán.

Lo extraño de la situación es que la abeja es un insecto social, genéticamente determinado para "servir a la colmena" por lo que no regresar a ésta es muy inusual. Esto, en los seres humanos, es el equivalente a la "zombificación" de una sociedad, donde de repente todos dejan lo que están haciendo y… desaparecen sin llevarse pertenencias o alimentos.

Los efectos

Un punto importante: en caso de extinguirse las abejas, NO desaparece la Humanidad. A los catastrofistas y seguidores de la teoría de la conspiración les encanta citar a Einstein, quien dijo que "Si la abeja desapareciera de la superficie del globo, al hombre sólo le quedarían cuatro años de vida: sin abejas, no hay polinización, ni hierba, ni animales, ni hombres."; sin embargo Einstein era un físico, no un biólogo; y más importante aún: la abeja sólo poliniza un 19% de los cultivos humanos y no incluye ninguno de los cereales básicos (arroz, maíz, trigo).

Aunque la disminución de abejas está muy lejos de representar una amenaza para la existencia del ser humano si implica un duro golpe a la agricultura comercial: la polinización por abejas está relacionada a cultivos tales como almendras, duraznos, frijol de soya, manzanas, peras, cerezas, frambuesas, moras, arándanos, sandía, melón, pepino o fresa, amenazando su producción y en algunos casos (como es el caso de la almendra, zanahoria o el girasol que dependen en 90 a 100 por ciento de su reproducción vía la polinización por abejas) puede desembocar en una fuerte pérdida en la diversidad alimenticia.

Las posibles causas

Aunque hasta el momento no se tiene una respuesta concreta, se tienen tres teorías principales para explicar las causas del CCD y que actualmente están siendo comprobadas por científicos alrededor del mundo:

• Agentes patógenos e inmunodeficiencia. Se ha detectado que la propagación del CCD sigue el patrón de una enfermedad contagiosa y que el agente patógeno está relacionado a un mecanismo de inmunosupresión (equivalente al SIDA en los seres humanos). Hasta ahora se han identificado dos posibles sospechosos:

• El ácaro Varroa Destructor, que transmite el Virus de Parálisis Aguda Israelí (Israeli Acute Paralysis Virus – IAPV), un virus cuyos efectos son muy parecidos a los del VIH.

• El hongo Nosema Ceranae que es parecido en sintomatología a los efectos del cólera en los humanos.

• Pesticidas y agentes químicos. Recientemente se ha publicado un reporte indicando que los pesticidas basados en la nicotina pueden ser la causa este mal, siendo especialmente dañino el Imidacloprid – también conocido como "Gaucho" y manufacturado por Bayer – al grado que al menos en Francia ha sido prohibido. Adicionalmente, existe una controversia respecto a este insecticida: Aunque en Francia y Canadá se le ha culpado por la caída en las poblaciones de abejas, en países de Latinoamérica donde se ha comercializado extensamente dicho producto, no se ha dado este fenómeno. Por ejemplo, México es el quinto productor mundial de miel con 1.9 millones de colmenas registradas y hasta el momento no se ha presentado este problema, aunque ya generó alertas de este lado de la frontera.

• Cultivos Transgénicos. Se han investigado los efectos del polen y néctar recogidos de plantas transgénicas a las que se les han incluido genes de la bacteria Bacillus Thuringiensis o Bt, cuyo efecto en los insectos es parecido al del Nosema Ceranae descrito más arriba. Dichos estudios parecen demostrar que estos cultivos al menos disminuyen las defensas inmunológicas de las abejas. El detalle es que existen tres especies altamente comerciales que contienen la variedad Bt: El maíz, la soya y el algodón. Aunque en México no se ha dado el CCD, al parecer el 30% del maíz y una buena parte de sus cultivos de algodón y soya se están mezclando (o mejor dicho, contaminando) por este tipo de "Organismos Genéticamente Modificados" mientras que en los Estates esta cifra alcanza el 45, 85 y 76 por ciento, respectivamente.

Existen otras teorías que explican la desaparición de las abejas, pero la mayoría de ellas son difíciles de comprobar (como por ejemplo, el Calentamiento Global) o que después de una minuciosa examinación científica ya han sido descartadas (como es el caso de la radiación electromagnética de los celulares) por lo que no creo conveniente incluirlas en este post.

Conclusiones

En fin, desde el año pasado el Departamento de Agricultura estadounidense trazó un plan para encontrar el origen y una posible solución a este problema, siendo que hasta el día de hoy la búsqueda continúa. Sin embargo, hay altas probabilidades de que en el corto plazo se logre el objetivo: Primero, porque cuando el Big Business está en riesgo, los gobiernos y centros de investigación "se mueven con el tronar de un dedo"; y segundo, porque dudo mucho que las abejas se extingan: después de todo son animales muy resistentes, y se ha comprobado que estos insectos tienen al menos 100 millones de años de edad como especie – nosotros tan sólo dos y medio como Homo y menos de 12,000 años como Sapiens – y han sobrevivido, entre otras catástrofes, a la que extinguió a los dinosaurios, las eras glaciales o la reversión de los polos magnéticos de la Tierra, por lo que estadísticamente hablando, es más probable que ellas nos sobrevivan a nosotros.

Actualización 26/05/2009

De acuerdo a un estudio realizado por investigadores españoles y publicado en febrero pasado en un diario especializado, se ha identificado al Nosema ceranae como el principal sospechoso de este problema, y usando el antibiótico fumagilina se ha encontrado lo que parece ser una cura para evitar la pérdida de las demás colonias:

Este reporte describe las características clínicas de dos apicultores afectados por este síndrome. La anamnesis, examinación clínica y análisis apoyan la teoría de que la despoblación en ambos casos fue debida a la infección por Nosema ceranae (Microsporidia), un patógeno emergente de la Apis mellifera. No se detectaron cantidades significativas de otros patógenos o pesticidas (neonicotinoides) y las abejas no estuvieron expuestas a cultivos de maíz o girasol. El tratamiento con fumagilina evitó la pérdida de las colonias restantes.

— Higes, et al. Honeybee colony collapse due to Nosema ceranae in professional apiaries. Environmental Microbiology Reports, 16 Feb 2009

También parece que de momento se están descartando los pesticidas basados en nicotina así como los cultivos transgénicos como los causantes de la enfermedad. Aunque el problema persiste y hasta la fecha se ha perdido más del 60% de las colmenas comerciales, es probable que en poco tiempo se encuentre la cura a este mal y se vea la luz al final del túnel.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: