Haz de tu vida un sueño, y de tu sueño una realidad.

Antoine de Saint-Exupéry (1900 – 1944). Escritor y aviador francés, autor de la famosa obra El principito.

Hace tiempo publiqué en el blog algunas observaciones acerca de la creación de la Agencia Espacial Mexicana (AEXA) y cómo debemos tomar esto con escepticismo, pues “por mandato” no se puede emprender una tarea tan difícil y costosa como generar tecnologías derivadas de la ingeniería aeroespacial si no tienes una buena base de investigación y desarrollo.

Sin embargo, no estamos tan jodidos, pues aunque las universidades públicas y el sistema de becas y apoyos a la investigación en México siguen luchando por generar proyectos que beneficien a la sociedad en general y sean comercialmente viables, usando el mantra Si se quiere, se puede es posible obtener agradables resultados:

Pic: Hydra Technologies' S4 Ehecatl

El S4 Ehécatl: Una aeronave no tripulada que compite en costo/beneficio con dispositivos como el Predator de General Atomics Aeronautical Systems. (Fuente: World Military and Police Forces Blog)

El S4 Ehécatl, nombrado así en honor al dios Azteca del Viento, es una aeronave de reconocimiento no tripulada (o Unmanned Aerial Vehicle – UAV) producto de la colaboración entre instituciones académicas y gubernamentales, así como de varias empresas Mexicanas de alta tecnología (de especial importancia es Hydra Technologies, empresa localizada en Jalisco y que está realizando la construcción y comercialización del avión).

De hecho, el Ehécatl ha tenido algunos puntos durante su evolución que son muy interesantes:

• El financiamiento, diseño y construcción de todos los componentes de la aeronave fue elaborado exclusivamente por instituciones y empresas Mexicanas; intencionalmente no se involucró a ninguna entidad extranjera para el proceso de investigación y desarrollo (I+D), pues de acuerdo a sus promotores “…Ehécatl nace como una decisión estratégica de proveer a México de una capacidad tecnológica de aviones no tripulados sin depender de proveedores extranjeros.”

• Entre las instituciones colaboradoras tenemos universidades públicas como el Instituto Politécnico Nacional (IPN), la Universidad Autónoma de Guadalajara (UAG) o la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) y privadas como el Instituto Tecnológico y de Estudios Superiores de Occidente (ITESO); el capital requerido para la investigación y desarrollo fue obtenido a través de Nacional Financiera, la Secretaría de Economía y el Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología (CONACyT). Esto implica que sí se pueden ejecutar proyectos a largo plazo – según esto, el Ehécatl tomó 50 meses desde su incepción hasta su comercialización – con muchas instituciones involucradas para proporcionar el capital financiero, intelectual y productivo.

• El Ehécatl no es la primera aeronave desarrollada por este consorcio; de hecho éste es la última versión de la serie S de aviones espía – es decir, es la versión refinada de dicha línea de aeronaves – siendo el modelo inmediatamente anterior el S3 Manta. En pocas palabras, esto no es algo que se sacaron de la manga sino que es un proyecto que ha venido evolucionando de manera constante.

• A diferencia de otros proveedores de equipo militar como Northrop Grumman o Lockheed Martin, la estrategia de ventas de Hydra Technologies incluye la exportación a terceros países, pues después de todo, no es una aeronave estratégica y su objetivo principal es el de reconocimiento y monitoreo. De hecho, el socio que comercializará el Ehécatl en los Estates es nada más y nada menos que General Dynamics.

• En agosto del año pasado, en el simposio y exhibición anual de la AUVSI (Association for Unmanned Vehicle Systems International – Asociación Internacional de Sistemas para Vehículos No Tripulados) se presentó el avión, sorprendiendo a todos los asistentes por el complejo nivel tecnológico y la alta calidad que mostró el aparato.

• Finalmente, en dicho simposio, Eduardo Yakin Hernández – presidente de Hydra Technologies – ganó el premio “Al Aube Outstanding Contributor Award“, que “…reconoce el desempeño de un miembro de la AUVSI , jugando un papel central en el avance de sistemas no tripulados , siendo un líder en su industria y dedicado a la promoción de tecnologías no tripuladas.” Aparentemente, es la primera vez que una institución no estadounidense gana dicho premio.

¿La conclusión a todo esto? Como canta nuestra porra en cualquier encuentro de fútbol entre la Selección Nacional y Argentina, Alemania o Brasil: ¡Sí se puede, sí se puede! Enhorabuena: esperemos que la incipiente industria aeronáutica Mexicana logre despegar – literalmente – y que en un futuro no muy lejano podamos desarrollar nuestros propios aviones civiles y militares, y… ¿por qué no? nuestro propio programa espacial.

Actualización: 19/08/2010

Hace poco me preguntaron por el Facebook acerca del “atractivo precio” que tiene el Ehécatl. Aunque las cifras no son del todo abiertas al público, existe un estudio publicado por el Jane’s Information Group, un importante think-tank Norteamericano dedicado a cuestiones de geopolítica y seguridad nacional. En dicho estudio se tiene un forecast acerca del mercado de aviones no tripulados y en el caso del avión Mexicano, detallan algunas características, incluyendo el precio:

• Autonomía: 8 Hrs
• Velocidad: 38 nudos (70.37Km/h)
• Techo Máximo (Altura): 15,000 pies (4.58 Km)
• Máxima Capacidad de Carga: 9 Kg
• Combustible: Gasolina Premium (93 octanos)
• Sensores: Cámara electro-óptica con zoom de 26X, Cámara fotográfica digital de 9.1 Megapixeles y zoom óptico de 15X, Cámara IR (infrarroja) de 640×480 px de resolución, Data link con centro de comando de 500 MHz.
• Costo: US$3.7 millones

Si consideramos que un Predator para surveillance tiene un costo de al menos 4.5 millones de dólares por unidad, un Ehécatl puede ser una ganga. De hecho, la competencia directa del Ehécatl son el AAI RQ-7 Shadow y el RQ-2A Pioneer, con precios aproximados de 9.7 y 9.744 millones de dólares, respectivamente. Por ello el gran atractivo del S4 Ehécatl:

México se ha convertido de manera discreta en el primer país en Latinoamérica con una fuerza de aviones no tripulados, diseñando y construyendo un nuevo sistema con modesto apoyo técnico Estadounidense. El objetivo principal del sistema es el de vigilancia, y la fuerza aérea y armada han sido encomendadas con la tarea de operar el sistema debido al reconocimiento de que ambas instituciones están mejor posicionadas para operar este tipo de sistemas que las agencias federales policiacas. Por el momento, no existen planes específicos para extender su uso al ejército, aunque es posible. La adquisición continua de más sistemas durante los próximos años es muy probable, pero hasta la fecha, los detalles de adquisición no han sido publicados.

World Unmanned Aerial Vehicle Systems: Market Profile and Forecast. Teal Group Corporation. 2010.

Actualización: 29/07/2011

Durante el Show Aéreo Internacional de París realizado durante el mes de Junio pasado, Hydra Technologies logró cerrar su primer contrato de venta internacional de aviones S4 a un cliente canadiense. De acuerdo a la nota original del periódico El Reforma del 21 de Junio:

En el marco de la feria internacional de Aeronáutica y del Espacio de Paris Le-Bourget, la empresa tapatía Hydra Technologies cerró su primera venta de aviones al extranjero. El contrato que se firmó es con instituciones canadienses incluyendo tres aviones no tripulados bimotor modelo S4 Ehécatl, tres aviones de entrenamiento, dos centros de mando portátiles y un esquema de servicios, garantías y refacciones, así como un programa de capacitación y entrenamiento para ocho técnicos y operadores de las aeronaves.

“Es nuestra primera venta al exterior y obviamente es muy importante porque es la primera venta al extranjero, pero también porque se destinan a uso civil. Hasta ahora el uso de estas aeronaves que se fabrican en México desde 2007 eran de seguridad” Comento a REFORMA Adrian C., del departamento de ventas de la compañía.

La empresa no reveló el nombre del comprador ni el monto de la operación, pero precisó que los aviones adquiridos por Canadá se destinarán a proyectos de investigación y desarrollo de sistemas de vuelo eficientes en el Ártico.

Fuentes de la empresa precisaron que las aeronaves mexicanas tienen un sistema de información territorial y de clima extremo en el ártico canadiense.

También se informa de otros dos contratos de empresas del sector para inversiones en los estados de Jalisco y Baja California.

Foro Extraoficial de la Fuerza Aérea Mexicana – Los fabricantes mexicanos de aviación – Fuerza Aérea Mexicana.

Aunque al principio tenía mis dudas, parece que la nota es cierta, pues existen otras dos fuentes (aquí y aquí) que corroboran la información. Pues… ¡Enhorabuena!

Anuncios