h1

Una visión del futuro

11/12/2007

Scibook [Icon By Buuf]

 Libros y artículos: Ciencia y Tecnología

May the dreams of your past be the reality of your future.

Anónimo
Nano Probe

Siendo un ávido lector de la ciencia ficción y los relatos de anticipación, así como de las tendencias en ciencia y tecnología que se han venido dando en los últimos años, me encontré el otro día con un interesante reporte generado por la RAND Corporation (Organización no gubernamental o think-tank dedicada a investigación de temas relacionados a políticas de desarrollo, educación, infraestructura, etc.). Dicho reporte, titulado The Global Technology Revolution 2020, In-Depth Analyses (cuya versión en PDF se encuentra aquí) realiza un análisis acerca de la factibilidad de obtener ciertas tecnologías de aquí al 2020 (que van desde la modificación genética de insectos para control de pestes, pasando por producción en masa de celdas solares y automóviles propulsados por hidrógeno hasta implantes cerebrales o "Supersoldados") y con qué capacidad de adopción de dichas tecnologías cuentan varios países alrededor del mundo, incluyendo los países desarrollados, los BRICs y algunas economías emergentes o en desarrollo como México o Sudáfrica.

Habiéndome chutado las más de 300 páginas del reporte, me perece muy bueno lo que viene. Sólo para muestra, ahí van las tecnologías que prácticamente ya son un hecho y que para el 2020 ya serán altamente difundidas en todo el mundo:

  • Recolección, conversión y almacenamiento barato de energía solar
  • Conectividad rural a telefonía e Internet mediante comunicaciones inalámbricas.
  • Dispositivos de comunicación para acceso a información anywhere, anytime.
  • Cultivos genéticamente mejorados.
  • Estudios biológicos rápidos (por ejemplo, un test de Antrax de 1 minuto)
  • Filtros y catalizadores que permitan purificación y descontaminación de agua. Por ejemplo, una planta que purifique toda el agua contaminada de la Ciudad de México sin necesidad de tanques de digestión o un Río de la Piedad.
  • Manufactura ecológica (procesos sin desperdicios ni productos tóxicos)
  • Etiquetado e identificación de productos comerciales e individuos por radiofrecuencia (RFID).
  • Vehículos híbridos
  • Ingeniería de tejidos (diseño e ingeniería de tejido viviente para implantación y reemplazo)

Claro que donde se pone interesante el análisis es cuando definen aquellas tecnologías que aunque son posibles, pueden no estar disponibles para el 2020 más que a nivel investigación y desarrollo o que tengan poca aceptación (ya sea por el rechazo del público o cuestiones éticas). Algunos ejemplos son:

  • Textiles inteligentes
  • Interfaz hombre-máquina hands-free
  • Inmunoterapia
  • Insectos modificados genéticamente
  • Terapia genética
  • Vehículos impulsados por hidrógeno
  • Músculos y tejidos artificiales
  • Implantes artificiales para el cerebro (chips)
  • Selección genética de la descendencia.
  • Soldados con capacidades aumentadas (Supersoldados)

Sin embargo, de acuerdo a la experiencia, casi todas estas tecnologías ya las deben tener cuando menos a nivel prototipo en las fuerzas armadas de los Estados Unidos.

Por otro lado, viene la parte triste: quiénes podrán tener qué para esas fechas. Obviamente de acuerdo a un análisis país-por-país, los industrializados o con "desarrollo medio-alto" (como Corea, Polonia y los BRICs) tendrán casi todas las tecnologías y beneficios que éstas implican; para países como México, Chile o Turquía tendremos que contentarnos con las primeras tecnologías que listé (y alguna que otra de las más hi-tech, pero sólo como importador, no como desarrollador de tecnología). Ya ni hablemos de países como Afganistán o Chad que de plano sólo podrán verlas desde un "Discovery Channel" (claro que, sólo si para entonces tienen electricidad, televisión y cable, que ya es pedir mucho).

Finalmente vienen las conclusiones del reporte: el continuo progreso en ciencia y tecnología es imparable; se detalla de acuerdo a regiones más o menos quiénes tendrán qué (por ejemplo, México, Brasil y Chile están alcanzando la capacidad científica y técnica de Rusia y que pronto la superarán) y que a final de cuentas, para poder conservar o mejorar el nivel tecnológico de una nación, es necesario mantener esfuerzos continuos para asegurar que las leyes, opinión pública, inversión en I+D, y mínimamente la educación y alfabetización sean conductores – no barreras – para la implementación tecnológica. No es revelador, pero sí bastante profundo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: