h1

Como prepararnos para un ID4 (Dia de la Independencia) y sobrevivir para contarlo…

07/20/2007

Space [Icon By Buuf]  SETI
… aunque sólo sea una chaqueta mental. Hace poco terminé de leer el libro Una introducción a la defensa planetaria: un estudio de técnicas de guerra modernas aplicadas a una invasión extraterrestre de Travis S. Taylor y Bob Boan.

Invasion by bc-17

Considerando que los escritores son gente culta que ha trabajado para la NASA, es fácil pensar que ellos podrían aplicar de manera seria sus conocimientos en ingeniería y ciencia para describir cómo "América" puede defender el planeta ante una invasión extraterrestre. En resumidas cuentas, el libro expone los siguientes puntos:

• Hacen sus propios cálculos y de acuerdo a éstos, existe una alta probabilidad de que la Tierra haya sido visitada al menos una o dos veces por civilizaciones extraterrestres cada cien años.

• Desechan la teoría del honorable Carl Sagan, que argumenta cómo civilizaciones avanzadas necesariamente deben haber evolucionado más allá de la necesidad de la guerra.

• Describen los diversos motivos por los que nos podrían invadir: desde destructores tipo los Berserkers de Fred Saberhagen (máquinas replicadoras parecidas a los monolitos de 2001 cuyo único fin es destruir la vida orgánica), hasta conquistadores como los Españoles del siglo XV.

• Finalmente el resto del libro se compone de mitad propaganda post 11 de septiembre, mitad elucubraciones a la Día de la Independencia, donde comparan la partida de hocico de las tropas Estadounidenses en Irak y Afganistán con lo que podríamos lograr contra tropas extraterrestres: mediante combate asimétrico y guerra de guerrillas seríamos capaces de defendernos ante una eventualidad como estas. Will Smith estaría orgulloso.

Ahora bien… dejando de lado la maquinaria propagandística estadounidense (que para el caso me gusta más la que tiran a cada ratito en 24), pongámonos a pensar un poco en los siguientes puntos:

El por qué de la invasión

Aplicando la lógica de "venimos por sus recursos", de inmediato surge la respuesta: ¿no sería más barato venir, minar los asteroides o la Luna sin nuestro permiso y largarse sin necesidad de entrar en conflicto? Después de todo, la Tierra no es especialmente rica en recursos minerales (a menos que los extraterrestres estén cortos de hierro y silicio, algo que dudo bastante).

La colonización es un tema recurrente: eso de "la Tierra tiene agua, aire y vida…y a nosotros nos falta"…¡Futa! ¿Pelear por un planeta súper-madreado, infestado de primates y con sus recursos a punto de agotarse? Volvemos al punto anterior: por el mismo costo de una invasión es más fácil recuperar recursos en otros lados o "corregir tu batidillo".

Otro tema en la literatura de ciencia ficción es la de "¡somos comida!" o "¡nos crearon para cosecharnos!"… bueno tal vez sí si la civilización que nos encuentra tiene exactamente la misma biología que la nuestra (que ya de por sí sería algo extraño), aunque ¿no es mayor el gasto de venir hasta acá a cosechar un montón de primates a medio evolucionar que usar los mismos Joules de energía para cultivar un planeta mediano?

La conquista, la eliminación "porque los Humanos son una plaga", y demás motivos diabólicos son bastante triviales si consideramos esto: si los extraterrestres se deshacen de civilizaciones "sólo porque sí", ¿no es más probable que ya hubiesen tenido una guerra civil hasta la extinción "sólo porque si"? Recordemos que nosotros mismos estuvimos al borde de la aniquilación nuclear por la razón más pedestre de todas: "¿quién maneja el dinero: el estado o las grandes corporaciones?".

El cómo nos invadirán

En la misma literatura de ciencia ficción están las 1001 formas de acabar con la Humanidad. Desde luego, ni siquiera sabríamos qué nos golpeó: Robótica avanzada (los T1000 de Terminator o las máquinas de Matrix), nanotecnología (los replicadores de Stargate SG-1 o La Bestia de Homeworld: Cataclysm), armas de antimateria, neuralizadores (como los de Hombres de Negro o la frecuencia auditiva de Threshold) y un largo etcétera.

Eso si, jamás nos aplicarían la de V (¿Para qué perder el tiempo con una "tribu" a la que le llevas cuando menos unos mil años de ventaja tecnológica?), La Guerra de los Mundos (¿Trípodes? ¡Con una plataforma espacial bastaba! ¿Acaso nunca escucharon la frase "Armas de Destrucción Masiva"?) o Día de la Independencia, que va un poco más acorde con el "rayo de la muerte", pero eso de "un virus informático" para defendernos es como que un caballero medieval trate de hackear una Cray… ¡y lo logre!. ¡Ja!

Conclusión

Si una civilización tecnológicamente avanzada llegara a la Tierra con malas intenciones, difícilmente podríamos oponer resistencia: todo acabaría antes de pudiéramos decir Klaatu barada nikto. Simplemente, como denominan los expertos en el tema, tal evento significaría el fin de nuestra evolución.

7 comentarios

  1. Ah, me ha gustado esta entrada. Entonces, en tu opinión, la mentada guerra de guerrillas sólo aplicaría contra una civilización que nos llevará menos de mil años de avances y que por X o Y razón dominarán el viaje espacial (agujero de gusano o impulso warp), pero, pues, el ejemplo de los españoles no me ha dado mucha esperanza. Es decir, con todo y guerra de guerrillas, los indígenas salieron perdiendo.

    Por cierto, ¿qué es la frecuencia auditiva de Threshold? ¿y eso de los “neuralizadores”? Jajajaja, o sea que nos podrían dominar flasehandonos como sucede en “Skyline”. Saludos, un gusto leer tu blog.


    • Eso de los neuralizadores mas bien significa que podrian dominarnos con armas de energia que no necesariamente son rayos laser o plasma como el que se vio en Dia de la Independencia. En la serie de TV Threshold (2005), la invasion inicia mediante una sonda automatica llegando a la Tierra, la cual se aproxima a un barco en medio del oceano, para lanzar una “frecuencia auditiva” que mata a la mitad de la tripulacion, mientras a los demas los hace “cambiar”, convirtiendolos en hibridos de extraterrestre y humanos con superpoderes. Muy buena la serie, pero duro muy poco. Asi que efectivamente, con el metodo Skyline no podriamos decir ni pio cuando ya seriamos parte del algun misterioso imperio galactico, o seriamos un nuevo plato del menu de alguna civilizacion extraterrestre.


      • Entonces, creo, la película que mejor refleja un enfrentamiento entre la Tierra y una civilización extraterrestre sería “El Día que la Tierra se detuvo”, de la cual comentaste.

        Te confieso que esa película y la de Skyline son las únicas en las que si he sentido verdaderamente la impotencia como ser humano de que no hay nada que hacer. Es decir, cuando ves como nuestras “maravillosas armas” no son más que molestias (la escena del remake en la que “Gort” manipula los predators y los hace estrellarse o cuando la nube de nanobots arrasa con el US Army son muy elocuentes), ya no piensas en otra cosa que no sea excavar un agujero y esconderte ahí.

        ¿Crees posible que alguna vez alguna civilización nos contacte con el objeto de ayudarnos o de plano crees que tal encuentro acarrearía más problemas que soluciones?

        A menudo pienso que me gustaría que algún día nos visitaran seres más inteligentes y conociéramos más del universo.


      • Si existen, lo más probable es que ya sepan que estamos aquí, pues desde los 1960’s nuestras transmisiones de radio han estado viajando por el espacio y en tan sólo esta esfera de 50 años luz de radio, hay alrededor de 2000 estrellas y unos 1400 sistemas planetarios como el nuestro. Más bien el tema es que no tenemos nada que ofrecer y no son en absoluto comprensivos de nuestros problemas. Por ejemplo, han aparecido estudios determinando que las abejas tienen ideas propias y sentimientos como ansiedad, alegría o la atracción por la novedad. Cualquiera de nosotros diría “que bien” pero no estaría dispuesto a seriamente tratar de comunicarse con ellas. Digo, ¿qué podríamos lograr más allá de un “hola abeja, como te va”?

        Otra posibilidad es que están a la espera de que nosotros mismos limpiemos nuestro cuchitril: de llegar como “patrocinadores” y darnos todas las tecnologías que necesitamos para salir adelante y acabar con el hambre o la pobreza mundial, no habríamos aprendido nada y seguiríamos siendo una especie depredadora y hasta peligrosa para el resto del universo, pues tendríamos los medios para expandirnos ilimitadamente, convirtiéndonos precisamente, en los aliens de Día de la Independencia. Por ahí leí alguna vez que lo importante de ir “al infinito y más allá” es el proceso mismo, pues ningún país tiene los medios para alcanzar solo este objetivo; sólo trabajando juntos de manera sostenible podremos salir de aquí. Y en ese momento, en que la humanidad trabaje en conjunto sin guerra, hambre o destrucción ambiental, ni siquiera necesitaremos de un extraterrestre benefactor que nos preste su nave espacial. Y si los llegamos a encontrar, será como iguales.


  2. Pero, ¿no es un tanto mercantilista suponer que una civilización tendría que forzosamente ganar algo material para entonces venir y contactarnos? En la novela “Contact” de Carl Saga, los extraterrestres nos consideran bastante primitivos, pero se dignan a contactarnos luego de estudiar nuestras artes, filosofías y ciertos comportamientos compasivos para con especies animales.

    Es decir, retomando el ejemplo de las abejas, tal vez no tienen nada que ofrecerme si lo que busco es oro, petróleo o alguna ganancia, pero quizá podría interesarme en saber cómo percibe el mundo, sí tiene consciencia de sí misma o alguna otra cosa.

    ¿Razón? Ansía de saber nada más o mero aspecto compasivo. No tengo idea de lo que podría suceder de darse un contacto, pero lo que si puedo augurar es que sería el Fin de las religiones como las conocemos y eso, creo, en cierta forma, sí sería un paso en la dirección correcta.


    • Sin embargo, también sería muy presuntuoso asumir que deberían contactarnos porque somos interesantes. La realidad es que la posibilidad de contacto es bastante remota; ya sea porque la inteligencia es muy común y sólo somos “uno más del montón” o somos tan especiales, que no quieren arriesgarse a interferir en nuestra evolución. Sé que suena trillado, pero imaginémonos: si nos dieran la tecnología necesaria para convertir el agua de mar en energía ilimitada, ¿cuánto tiempo no pasaría antes de que alguien busque una aplicación militar de la misma? Y en ese momento, ¡boom! desaparecemos debido a las buenas intenciones de un ET. Por otro lado, si lo que quieren es estudiarnos, pueden hacerlo sin necesidad de un contacto físico. Para bien o para mal, con tan sólo escuchar nuestras transmisiones de radio y TV sabrían todo acerca de nosotros. Incluso podrían aplicar la del remake de El día en que la tierra se detuvo: poner algunos infiltrados para saber cuáles son nuestras intenciones.

      Y todo esto ¿por qué? Porque de enterarnos que existen, sería una noticia que a mediano plazo cambiaría por completo nuestra sociedad: cualquier suposición que hemos tenido en términos biológicos, religiosos, políticos o históricos sería confirmada o desmentida. Pero bueno, en el ínter, me has dado una buena idea sobre algún próximo post: de forma realista y científicamente válida, ¿qué pasaría si hubiese un contacto pacífico? Digo, porque en el caso de un contacto bélico es un hecho de que estaríamos perdidos. Sólo para tu consideración: todos creen que Battleship (2012) es otra historia de invasión típica. Sin embargo, vela desde otro punto de vista: ¿no más bien los extraterrestres parecieran una expedición pacífica? de forma repetitiva evitan atacar a los “no combatientes”, sólo defendiéndose ante un ataque; las “armas” más bien parecen herramientas y a la hora de paralizar a Hawaii, se enfocaron en “volar los puentes” en vez de arrasar con los enclenques humanos (por ejemplo, el niño en el juego de béisbol). Aunque la película es mala, me hace reflexionar: ¿no será un intento de comunicación pacífico que al final acabó malogrado gracias a un “vaquero gatillo-fácil”?


      • Un post que hable de manera realista y científicamente válida sobre un contacto pacifico extraterrestres es algo que no pienso perderme por ninguna razón. De verdad, creo que sería algo muy interesante y ojalá que lo escribas pronto.

        Hace poco tuve la oportunidad de leer un artículo en el portal Rusia Today que hablaba sobre lo mismo que has comentado en este blog: Cada vez la idea de que la vida sobre la Tierra puede ser más común de lo que pensamos va cobrando mayor fuerza.

        Ante este argumento, no faltan los cristianos evangélicos que vienen a denostar la idea y al mismo tiempo invitando a todos a olvidarnos de los extraterrestres y a leer la Biblia.

        Por lo general, suelo ser respetuoso de las creencias de otras personas, pero no dudo que si hubiera un contacto pacifico (incluso uno simple donde nada más llegaran a decirnos: “Hola, humano, ¿cómo te va?), los religiosos serían un grave problema social.

        De hecho, a mi ver, los fundamentalistas religiosos son el segundo grupo potencialmente peligroso luego de los “vaqueros gatillos-fácil” en el caso de que hubiera un contacto, y creo que Carl Sagan pensaba igual.

        Como dices en otra entrada, cualquier civilización extraterrestre que decidiera contactarnos no sería Católica o Cristiana, menos Judía o Mulsulmana. ¿Te imaginas el shock que representaría para todas estas religiones saber que su cosmovisión ha estado errada? ¿cómo asimilarán la idea de que la Tierra no es el centro de la “Historia de la Salvación”?

        Creo que los que menos problema darían serían los budistas, puesto que estos no se rompen la cabeza tratando de meter la idea de Dios en el universo, sino que se enfocan en un estilo de vida más espiritual, hubiera o no Dioses.

        La verdad, entiendo lo que dices acerca de que la tecnología que nos dieran los aliens terminaría siendo un problema. La película “Distrito 9” lo aborda bastante bien. Quizá sea que a veces me desespera un tanto el ver como la humanidad desperdicia tiempo y recursos en dilemas que no valen la pena.

        Tú lo expusiste bien. Estuvimos a punto de matarnos (y al planeta de paso) por una razón estúpida: “¿quién maneja el dinero: el estado o las grandes corporaciones?”.

        De hecho, ni siquiera esperaría que los extraterrestres nos dieran adelantos tecnología, sino conocimientos de otro tipo: Filosóficos, éticos o hasta psicológicos. ¿De dónde venimos? ¿La muerte es realmente el fin de todo? ¿Existen universos paralelos? ¿Es real el libre albedrío? ¿Hacia donde va la vida? ¿Nuestra consciencia es una sinapsis cuántica que salta a otro punto del universo cuando muere la persona? ¿Qué artes han desarrollado?

        Creo que en este punto ya te habrás dado cuenta que no me gustaría ver un contacto por el hecho de ver naves espaciales y recibir espadas láser o patinetas voladoras de parte de una civilización extraterrestre, sino por la esperanza de evolucionar como especie en un plano más humanista.



Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: