h1

The Coming China Wars

05/24/2007

Moneybook [Icon By Buuf]  Libros
El Dow está cayendo, el dólar se está hundiendo, nuestra dependencia en petróleo importado está creciendo, nuestro país aumenta su deuda por billones cada día, y las fuerzas estadounidenses están extendidas hasta el límite tratando de contener una insurgencia de tamaño mediano en un país Árabe de tamaño mediano.

¿Un imperio Americano? ¿A quién estamos engañando?

— Pat Buchanan, Goodbye, Dollar – and Empire, 22/11/2004
Uncle Sam
I want you… oh, never mind.

Hace poco terminé de leer el libro The Coming China Wars: Where They Will Be Fought and How They Can Be Won por Peter Navarro. Este libro "trata" de informar al lector acerca de por qué China y la rápida industrialización que está llevando la está "… colocando en un curso de colisión contra el resto del mundo." Y digo "trata" porque a grandes rasgos todo el libro trata acerca de un nosotros [los Estados Unidos], paladines de la Democracia, tendremos tarde o temprano que ponerle un alto a los Chinos y sus ambiciones imperialistas, antes de que destruyan al mundo con sus guerras por recursos y su basura pirata.

Bueno, siendo objetivos, en el mejor de los casos el señor está mal informado y se cree que Gringolandia no es un imperio y que los Chinos son la nueva amenaza a vencer. En el peor de los casos es un agent provocateur dedicado a desinformar a la audiencia con basura neo-conservadora. Voy de acuerdo con algunas de sus observaciones (como que el gobierno Chino protege y encubre redes de piratería organizada) pero ¿a poco los Estados Unidos juegan limpio alguna vez?

Lo que más me encrespó fueron acusaciones tales como que China es la culpable de que hayan tantos regimenes dictatoriales, que el precio del petróleo sea tan alto y que se den genocidios como el de Darfur en Sudán. Tendré que explicar esto con el razonamiento de alguien que me parece un poco más inteligente: el autor William Engdahl.

De acuerdo a Engdahl, el conflicto de Darfur (y yo creo que en opinión de todo el mundo, también la Guerra de Irak) tiene que ver más con las patadas de ahogado de los Estados Unidos contra China por asegurar recursos petroleros que cualquier "lucha por la Democracia" o "problema étnico".

Esto es, porque mientras los gringos han amedrentado a los países subdesarrollados mediante "instituciones" como el Fondo Monetario Internacional (un arma económica para imponer su voluntad – signo de un imperio), China se dedica a realizar préstamos sin fecha de cobro (que yo más bien llamaría sobornos) para ganárselos a la buena.

Así entonces Engdahl realiza un análisis de cómo pensaba ganar Estados Unidos esta batalla por el petróleo Sudanés: Vendiendo armas a sus aliados a través de Chad (vecino de Sudán), armó un borlote y acusa al gobierno Sudanés de genocidio y presionando por la entrada de "fuerzas de paz" de la OTAN (jeje si fueran realmente de paz, ¿por qué no de la ONU, me pregunto yo?) y de paso dándole caballazo al gobierno establecido mediante uno de sus ya conocidos cambios de régimen. Claro que Darfur es una tragedia, pero más causada por la inhabilidad de imponer orden por parte de un gobierno corrupto de cuarto mundo que por una "limpieza étnica" brillantemente ejecutada.

Ahora bien, China sí hizo su tarea: además de apoyar al gobierno actual de Sudán mediante "préstamos", también le está empezando a hacer cocowash al "presidente" de Chad, un Fidelito Velázquez que se ha declarado presidente vitalicio. Eso sí, reconozco que los Chinos son buenos para los negocios: les vale un comino quién esté a cargo mientras suelte el petróleo; tampoco son hipócritas con eso de "queremos una Democracia"; como dicen por ahí: "si no suelta, aflójalo con un varo o unos mandrakes". En resumen: a Estados Unidos le está saliendo el tiro por la culata pues no sólo no están consiguiendo un territorio y sus recursos, sino que pueden perder dos más (Chad y Camerún).

Regresando a mi percepción del libro de Navarro, creo que es una pérdida de tiempo a menos que uno esté bien ardilla con los chinos y quiera sentirse bien con la montaña de BS que escupe el autor. Ja, en realidad suena mucho al razonamiento de un romano explicando por qué cayó Roma: "… ehh, pues los bárbaros tuvieron la culpa: son malos, se expanden como plaga y no saben lo que es nuestra idea de la Democracia…" (a sabiendas que la corrupción, las orgifiestas y el fanatismo religioso tenían más que ver con eso). Mi recomendación: este libro sirve mejor para calentar el boiler o recoger la kk del perro.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: